Nuevo sindicato acusa a rival de intimidar a maestros del Condado Clark

El nuevo afiliado del Condado de Clark de la Asociación de Educación del Estado de Nevada está acusando a su sindicato rival de intimidar y molestar a los maestros para evitar que abandonen su membresía.

La Asociación Nacional de Educación del Sur de Nevada (NEA-SN), que lucha para representar a los educadores del Distrito Escolar del Condado de Clark, afirma en un volante publicado en su sitio web esta semana que la “fallida” Asociación de Educación del Condado de Clark (CCEA) está recurriendo a “tácticas ilegales “para mantener a sus miembros. Aconseja a los educadores que no se dejen engañar por el “intento desesperado de difundir desinformación y falsedades”.

El afiliado estatal se formó después de que la Asociación de Educación del Condado de Clark votara por separarse de su asociación de educación estatal Nevada, y al mismo tiempo la Asociación Nacional de Educación federal, por la preocupación de que esos grupos no representen adecuadamente a los educadores del Condado de Clark.

La batalla entre los dos sindicatos se está calentando durante el llamado período de abandono del 1 al 15 de julio, cuando los docentes pueden optar por finalizar su membresía en el CCEA.

NEA-SN afirma que la CCEA ha intentado imponer requisitos adicionales, como la necesidad de direcciones, números de seguro social e información de licencia de conducir, para que los docentes puedan cancelar su membresía.

Brian Lee, director ejecutivo de la Asociación de Educación del Estado de Nevada, argumentó que ninguno de esos requisitos está incluido en el contrato de CCEA.

“Estamos recibiendo numerosos informes sobre la CCEA que intenta restringir los derechos de los miembros de elegir el sindicato para ellos, o para elegir no ser miembro de un sindicato”, señaló. “Al recibir esos informes, decidimos aconsejar a los miembros sobre sus derechos de retirarse de un sindicato si así lo desean”.

Declaró que no sabía el número exacto de quejas recibidas, pero que estaba en docenas.

El director ejecutivo de la CCEA, John Vellardita, expresó que las acusaciones no son ciertas.

“Te digo que no hemos hecho nada diferente a lo que hemos hecho en los últimos 20 años”, aseguró. “No voy a alimentar una historia que está fabricada; es una historia manufacturada de su parte”.

Cada empleado del gobierno local tiene derecho a unirse o abstenerse de unirse a un sindicato, de acuerdo con la ley estatal. Dicha ley también prohíbe a las organizaciones de empleados restringir o coaccionar a cualquier empleado en el uso de ese derecho.

Si bien CCEA es el agente de negociación reconocido con el distrito, un nuevo sindicato puede robar ese título si la membresía cae por debajo del 50 por ciento de su grupo de empleados.

El Tribunal Supremo, sin embargo, aún está decidiendo si un sindicato nuevo debe ganar representación mediante un voto de la mayoría calificada, la mayoría de todos los empleados del grupo, o la mayoría de los que votan.

Los datos del distrito muestran que 10 mil 823 educadores tuvieron cuotas deducidas de su cheque de pago al 25 de junio. Eso es aproximadamente el 58 por ciento de los 18 mil 674 empleados certificados al 19 de junio.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like