Nuevo modelo para recreos utiliza niños mayores para monitorear a los más pequeños

Es hora del receso el miércoles por la tarde en Walter Bracken STEAM Academy y los niños están lanzando aros, jugando al avión y pegándole al balón de espiro.

Trabajo como de costumbre; excepto que los niños ahora están siendo monitoreados por otros niños un poco mayores de edad vestidos con chalecos de tráfico amarillos, desempeñando el papel de entrenadores para asegurarse de que estos menores no rompan reglas.

No es restrictivo, promete Sean Keelan, un maestro entrenador con Playworks (un grupo sin fines de lucro que implementa este programa). Este modelo de juego con propósito enseña a los niños a competir sanamente y ser buenos jugadores, ganen o pierdan.

“Lo que podemos percibir ahora en el patio de recreo es que los niños cuando salen y juegan, se empujan unos a otros, no saben cómo jugar positivamente entre sí…luego hay peleas y regresan a clase y no están enfocados en el aprendizaje”, detalló Katie Decker, directora de la Academia Walter Bracken STEAM, una escuela primaria Título I, que llevó el programa a las escuelas primarias Hollingsworth y Long para una prueba piloto la pasada primavera.

El Nevada Medical Center donó más de $10 mil y Justin Micatrotto, quien es copropietario de la franquicia para la operación local de Raising Cane, junto con su esposa, Renata, dieron $7 mil 500 para traer empleados de Playworks a la escuela para capacitar a los estudiantes y maestros a usar el modelo de recreo llamado “Reinicio de Recreo”.

Decker espera que los resultados que vio en Hollingsworth y Long se repitan en Bracken: menos peleas, menos niños lastimados, más tiempo en el aula para concentrarse en el trabajo escolar en lugar de peleas en el patio de recreo.

“Esto está ayudando a mis hijos que tienen dificultades para negociar o socializar con otros”, destacó. “Esto hace que el recreo sea más seguro para ellos”.

Kristy Keller, directora de programas del Nevada Medical Center y ex superintendente asistente del Distrito Escolar del Condado de Clark, comentó que los cambios son particularmente importantes para mejorar la salud mental entre los menores.

“Con los juegos que les están enseñando esta semana, tienen que mirarse a los ojos, tienen que cooperar, tienen que compartir; las cosas que necesitan en la vida para tener éxito, las están aprendiendo en el patio de recreo”, afirmó.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like