Nuevos videos policiales muestran más caos del tiroteo en Las Vegas

Con sus pequeños dedos estirados y brazos alzados tan alto como pudieron alcanzar, niños corrieron tan rápido como pudieron.

Brazos arriba, adultos caminando detrás.

“Gracias, muchachos”, dice un oficial que sostiene un rifle en una entrada del New York-New York cuando las familias pasan a lado de él el 1 de octubre. “Gracias, sigan adelante”.

La escena fue capturada en uno de los 16 nuevos videos de cámaras corporales que la policía de Las Vegas entregó el miércoles del tiroteo del festival Route 91 Harvest. Marcó el 14° lanzamiento ordenado por la corte desde principios de mayo del Departamento de la Policía Metropolitana (LVMPD) de audio, video o documentos del ataque el cual dejó a 58 asistentes al concierto muertos y más de 800 heridos.

La mayoría de las imágenes publicadas el miércoles se grabaron cerca del recinto del festival o dentro del Mandalay Bay. Todo esto nuevamente ilustró el caos y el terror que muchos experimentaron durante el ataque y la posterior respuesta policial.

En otro video, se puede ver a los primeros auxilios atravesando una sección de vallas peatonales en el Strip. La nueva apertura permitió a los oficiales sacar a un hombre herido del área protegida de la acera hacia la carretera que había sido cerrada para que los paramédicos y los bomberos pudieran establecer un área de triage.

Esa sección cercada ya fue reparada, informó un portavoz del Condado de Clark.

Más tarde en el mismo video, los oficiales ven a una silueta parada en una escalera en el cercano Hotel Tropicana Las Vegas, sosteniendo un rifle. Por precaución, los oficiales rápidamente se pusieron a cubierto y ordenaron a otros que hicieran lo mismo, hasta que se enteraron de que la silueta era un compañero oficial.

“¡Es uno de nosotros allá arriba!”, grita un agente.

Preparándose para lo peor

En otro clip, un oficial dentro de un lobby en el New York-New York, toma un momento para llamar a un sargento y transmitir una solicitud personal.

“Nos dispararon”, le dice el oficial. “Entonces, si algo me sucede, simplemente guíen a mi esposa a través de cómo … manejar esto”.

En la calle del Luxor, otro video muestra a un equipo de oficiales que formulan un plan para asegurar el área del valet del complejo en medio de informes de un dispositivo explosivo en un Audi negro.

Antes de que se movieran, un oficial de la Policía Metropolitana se inclina sobre un automóvil estacionado con las manos cruzadas en aparente oración. El Audi terminó siendo un auto sin conductor, reportado como sospechoso debido a protuberantes “equipos electrónicos” que los técnicos de bombas descubrieron que eran parte del sistema de navegación del vehículo autónomo, de acuerdo con los documentos policiales correspondientes, no se localizó ningún explosivo.

Otro clip muestra a una oficial que parece dirigir el tráfico cerca del Centro Médico Universitario (UMC), donde muchos pacientes fueron llevados esa noche. Ella le indica a varios conductores que el hospital está “lleno” y que solo pueden entrar los heridos de gravedad. El tráfico de radio erróneo esa noche había anunciado que el hospital estaba en capacidad.

En un momento, un hombre en un taxi protesta.

“¡Mi novia está en el UMC!”, dice.

“No puede ir”, le responde la oficial. “Está demasiado lleno y está cerrado; hay mucho tráfico ahora, esto es loco”.

“¿Puedo caminar hacia allá?”, pregunta el hombre, saltando del vehículo.

“Puedes caminar allá”, decide ella. “Ve allá, usa la banqueta”.

La batalla del tribunal por los registros

El Las Vegas Review-Journal y otras organizaciones de medios demandaron por registros relacionados con el tiroteo masivo en los días posteriores a la tragedia. LVMPD luchó contra su lanzamiento durante meses.

Cuando se vieron obligados a cumplir, la policía comenzó a entregar los registros en lotes semanales de diferentes tamaños y tipos.

Vienen sin ningún orden en particular, y durante tres meses el departamento se ha negado a identificar a los oficiales detrás de las imágenes de la cámara corporal que ha lanzado. El departamento también se ha negado a especificar las horas de captura de los videos.

La policía publicó anteriormente más de 3 mil páginas de declaraciones de testigos e informes de oficiales, llamadas al 911 y otras imágenes de cámaras corporales. Un análisis del Review-Journal de dichos registros encontró que muchos oficiales experimentaron problemas de comunicación durante la respuesta al tiroteo.

El departamento ha dicho que entregará más registros la próxima semana.

LVMPD lanzó su propio informe final sobre la investigación del 1 de octubre el viernes. Un informe separado del FBI no estará listo hasta algún momento después del primer aniversario, según The Associated Press.

Add Event

You May Like