Ocho colombianos y 11 entidades de Latinoamérica entran en la lista de narcos en EEUU

El Departamento del Tesoro incluyó en su lista de narcotraficantes internacionales a ocho ciudadanos colombianos y a 11 entidades de Colombia, Panamá, Guatemala y Argentina por sus vínculos con el grupo criminal “Oficina de Envigado”.

Este martes, el Departamento del Tesoro incluyó en su lista de narcotraficantes internacionales a ocho ciudadanos colombianos y a 11 entidades de Colombia, Panamá, Guatemala y Argentina por sus vínculos con el grupo criminal “Oficina de Envigado”.

Entre los ocho ciudadanos colombianos sancionados destaca José Bayron Piedrahíta Ceballos, al que Estados Unidos identifica como un “patrón” de los narcotraficantes de Colombia que ha proporcionado apoyo a la “Oficina de Envigado”, una banda armada impulsada en los años ochenta del siglo pasado por el fallecido Pablo Escobar.

En un comunicado, el director interino de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), John E. Smith, considera a Piedrahíta Ceballos un “ferviente seguidor” de las bandas de narcotráfico, incluidos la “Oficina de Envigado” y los extintos carteles de Cali y del Norte del Valle.

Con su decisión, el Tesoro congela todos los activos que puedan tener bajo jurisdicción estadounidense los sancionados.

Además, el Departamento del Tesoro prohíbe realizar cualquier tipo de transacciones financieras a estadounidenses con los individuos y entidades sancionados, táctica que utiliza EEUU para acabar con las actividades ilícitas de las organizaciones criminales que pueden poner en peligro la seguridad del país.

Según el Departamento del Tesoro, Piedrahíta Ceballos se mantiene prófugo pese a que, desde 1997, tiene pendiente responder en la corte del distrito Oeste de Virginia a unas acusaciones que le vinculan con un esquema para lavar dinero procedente de la droga y que implica al cártel de Cali.

Desde 1990, Piedrahíta Ceballos ha construido una red de lucrativos negocios, basados en su mayoría en Colombia y que ha desarrollado de forma paralela a negocios de narcotráfico.

Los otros siete colombianos sancionados y las once entidades mantenían vínculos con Piedrahíta Ceballos o con individuos y compañías ligados a él, según el Departamento del Tesoro.

Entre las empresas sancionadas, destacan las compañías colombianas ganaderas Frigorífico del Cauca S.A.S. y Subasta Ganadera de Caucasia S.A.

Entre los individuos sancionados, sobresale la esposa de Piedrahíta Ceballos, Claudia Jannet Castillo Londoño; sus dos hijos, Jose Piedrahíta Castillo y Andres Piedrahita Castillo; así como dos de sus socios, Nelson Albeiro Palacio Montoya y Nelson Fernando Jaramillo Estrada.

La “Oficina de Envigado”, llamada así por un municipio vecino a Medellín, es una banda de narcotráfico que tiene sus raíces en del cártel de Medellín y que, debido a su crecimiento y relación con integrantes del Cartel de Sinaloa, se ha internacionalizado.

Esta banda narcotraficante y paramilitar tuvo entre sus jefes a Diego Fernando Murillo, alias “Don Berna”, extraditado a Estados Unidos en mayo de 2008 junto a otros 13 exdirigentes de la disuelta organización ultraderechista Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

El Tesoro explicó que las sanciones han sido impuestas en virtud de la Ley Kingpin, promulgada en diciembre de 1999 con el objetivo de bloquear las actividades de individuos o de organizaciones extranjeras sospechosas de estar vinculados con el narcotráfico y que sean una amenaza para Estados Unidos.

Llamado de Kerry contra la corrupción

En tanto, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, pidió este mismo martes a Latinoamérica y el Caribe hacer más contra la corrupción, mientras que el presidente panameño, Juan Carlos Varela, defendió su “compromiso” con la transparencia financiera y subrayó que el escándalo de los papeles de Panamá es “un problema global”.

Varela y Kerry intervinieron en la 46 Conferencia de las Américas, que se celebra anualmente en Washington y en la que también participaron el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, y la secretaria de Comercio de EEUU, Penny Pritzker.

“La corrupción en su conjunto roba el futuro de un país. No solo roba dinero a sus ciudadanos, sino que roba su fe en el Gobierno”, dijo Kerry en un discurso de cierre de la conferencia, que se celebró en el Departamento de Estado.

“La buena noticia es que cada vez más ciudadanos de todo el mundo están diciendo ‘no más’ a eso. Y todos podemos ayudar al crear un estándar más alto de rendición de cuentas, algo que incluye al sector privado”, agregó el titular de Exteriores.

Latinoamérica y el Caribe son “más pacíficos y prósperos” que la mayoría de regiones del mundo, pero “nada de eso ha ocurrido por accidente” y requiere una cooperación constante, indicó.

“Si no nos comprometemos a trabajar juntos y acelerar lo que hemos hecho hasta ahora, los próximos cinco a diez años podrían ser muy diferentes, tanto en las áreas de democracia y derechos humanos como en la economía”, advirtió Kerry.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like