Oficial hispano convicto en caso de violencia doméstica

Jesús Arévalo, el oficial de policía de Las Vegas que fue despedido por asesinar a tiros a Stanley Gibson en el año 2011, fue declarado culpable el lunes 4 de agosto por cargos menores derivados de un incidente doméstico el año pasado.

Arévalo fue condenado por el acoso y la alteración del orden público y condenado en la Corte Municipal de Las Vegas a 90 días de arresto domiciliario, según los registros. Debe mantenerse fuera de problemas durante dos años o arriesgarse a una sentencia de cárcel de seis meses.

Arévalo fue citado por la policía después de un incidente de febrero de 2013 en Canyon Ridge Church que involucra a su ex esposa, Catherine, y su novio Steve Delao. Arévalo y Catherine se divorciaron en 2012 después de una batalla de dos años. Las autoridades dijeron que Arévalo se quitó la camisa y amenazó a Delao, acusándolo de atentar contra su hijo. Las acusaciones de Arévalo contra Delao nunca fueron comprobadas a pesar de sus quejas a la policía y el Departamento de Servicios Familiares del Condado Clark. Delao solicitó una orden de restricción temporal contra Arévalo.

El martes 5 de agosto, Arévalo dijo al periódico propietario de El Tiempo, Las Review-Journal que los ejecutivos de Metro estaban enojados con él por haber presentado una queja por discriminación federal contra la agencia. Según Arévalo los ejecutivos de Metro conspiraron con los fiscales de la ciudad de Las Vegas para asegurarse que él recibiera un duro castigo, dijo.

Según Arévalo, la Juez Heidi Almase “se avalanzó contrá mí” en su sentencia, a pesar de su falta de antecedentes penales. “Yo sabía que todo estaba arreglado”, dijo Arévalo. “Fue injusto.” Arévalo dijo que nunca puso sus manos en Delao, aunque admitió que le advirtió de no tocar a su hijo. Pero su amenaza no fue grave. “No fue una amenaza válida. Fue más una condición, como “si haces esto de nuevo”, dijo Arévalo

Igualmente el acusado, también ha negado que se arrancó la camisa en el patio de la iglesia al norste del valle en Canyon Ridge, a que su ex esposa, su novio y Arévalo asisten. Delao llamó al 911 después que Arévalo se enfrentó a él, lo que agravó el incidente. Arévalo dijo que se enojó después que Delao le dijera al despachador de la policía que estaba “con el policía que asesinó a Stanley Gibson. Él estaba tratando de incitar”, dijo Arévalo.

Gibson fue asesinado el 12 de diciembre de 2011, después que Arévalo confundiera el ataque de Gibson. Arévalo disparó su rifle AR-15, impactando a Gibson cuatro veces. La esposa de Gibson recibió más adelante un acuerdo de $ 1,5 millones de dólares de Metro. Arévalo dijo que apelará la sentencia, pero no es seguro que prevalezca.

“Yo pensé que todo iba a estar bien. Eso me pasa por tener moral, valores y fe en nuestro sistema”, dijo Arévalo.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like