Oficiales de Henderson solicitan que renuncie la jefa de policía

Los oficiales de Henderson solicitan que la jefa de la policía, LaTesha Watson, renuncie voluntariamente como la principal oficial de ley de la ciudad el 9 de mayo, según un acuerdo de separación obtenido por el Las Vegas Review-Journal.

El 14 de marzo, la jefa recibió una suspensión remunerada temporal y tres semanas para decidir si desea firmar el acuerdo, según el documento.

Watson no ha firmado el papeleo y aún no está formulado, según la ciudad. Una portavoz de Henderson declinó comentar.

Watson no pudo ser contactada para hacer comentarios el martes.

A la jefa también se le ofreció un pago de más de 24 mil 500 dólares por tiempo libre pagado a cambio de firmar el acuerdo, lo que le impide presentar cualquier reclamo contra la ciudad. El acuerdo contiene una cláusula de no separación que permite a la ciudad imponerle una multa de $5 mil por cada violación.

Dos días antes de que Watson fuera despedida, un investigador independiente recomendó que los funcionarios de la ciudad consideraran seriamente despedirla.

La recomendación se produjo después de que tres investigaciones sobre su conducta revelaron que supuestamente había ignorado órdenes de su supervisor, trató de influir en la comunicación de los empleados, generó desconfianza y división entre el personal y participó en un proceso de promoción que llevó a los empleados a cuestionar si los resultados estaban predichos, según los registros.

Watson asumió el cargo de jefa de policía de Henderson en noviembre de 2017. Anteriormente se desempeñó como jefa adjunta del Departamento de Policía de Arlington en Texas.

Dos de las investigaciones más recientes encontraron que Watson violó la política de la ciudad al ignorar las órdenes de su supervisor de hacer que el veterano de la oficina del abogado de la ciudad propusiera cambios de política en el departamento.

Más tarde, Watson cambió la política de manera unilateral y promovió a tres tenientes a capitanes, incluidos dos que habían estado en su rango durante menos de un año, violando la política existente del departamento por lo que se vieron obligado a rescindir las promociones.

Watson le dijo al investigador que no había surgido un problema cuando otras personas habían sido promovidas contra la política en el pasado.

También fue encontrada culpable por violación de la política de la ciudad cuando le dijo a los líderes del sindicato que las discusiones en las reuniones de la junta ejecutiva les serían informadas. La conducta de Watson contribuyó a tensión con la Asociación de Supervisores de Policía de Henderson (HPSA), según el investigador.

“Además, parece que ella no tiene absolutamente ninguna conciencia de que sus comentarios a la HPSA y otros sobre cualquier cosa negativa que tienen que decir sean filtrados o robados por compañeros de trabajo es inapropiado y crea un ambiente de trabajo tóxico porque el personal desconfiará unos de otros”, escribió el investigador.

El año pasado, Watson fue objeto de investigaciones internas que le costaron a la ciudad más de 50 mil dólares. En noviembre, dos sindicatos de la policía de Henderson acusaron a los líderes del departamento, incluyendo a Watson, de intentar destruir a los grupos de trabajadores.

El subjefe Thedrick Andrés, también nombrado en la queja de los sindicatos, asumió el papel de jefe interino en ausencia de Watson. Watson y Andrés trabajaron juntos en el Departamento de Policía de Arlington. Ella lo contrató específicamente para trabajar en Henderson.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like