ONG salvadoreña logra unir familias

San Salvador, 3 dic (EFE).- La organización humanitaria salvadoreña Asociación Pro-Búsqueda dijo hoy que en este año logró el reencuentro de al menos seis familias con niños que desaparecieron durante la guerra civil (1980-1992).

“Con el 2013 casi por finalizar, Pro Búsqueda da cuentas de seis reencuentros realizados durante el año, a través de muchos esfuerzos para la resolución” de los casos, indica un reporte de esa Organización No Gubernamental (ONG).

Desde su fundación en 1994 por el jesuita español Jon Cortina, la Asociación Pro-Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos ha logrado más de 200 reencuentros familiares.

El más reciente reencuentro tuvo lugar el pasado fin de semana, cuando Xiomara Patricia Osorio Flores volvió a reunirse con su madre, Josefina Osorio, y hermanos biológicos 29 años después de que ella desapareciera tras una operación del Ejército salvadoreño en una zona rural del departamento de San Vicente (centro).

Xiomara Patricia, que tenía dos años de edad, le fue arrebatada a su madre por un sargento de la Policía, según la ONG.

Hoy, a los 31 años, está casada y reside en la ciudad occidental de Santa Ana, desde donde se desplazó hasta el Museo Tecleño, de Santa Tecla (centro), para reencontrarse con su familia.

“Desde que me la quitaron, nunca perdí la esperanza de que mis súplicas fueran escuchadas. Ahora Diosito me la devuelve y además me la trae acompañada de un yerno y de mis lindos nietos”, expresó la madre de Xiomara Patricia, según el reporte de Pro-Búsqueda.

La ONG indicó que en 1984 la familia vivía en el caserío La Burrera, de donde huyó durante una operación militar; el padre, José Lorenzo Flores Amaya, dejó a su mujer, sus hijos y otros parientes en un agujero en el suelo, el que tapó con hojas, y les prometió que volvería, aunque su suerte se desconoce desde entonces.

Sin embargo, los militares encontraron a la familia y la llevaron a una comisaría policial de la ciudad de San Vicente, donde permaneció retenida durante dos semanas.

Pro-Búsqueda apuntó que la madre de Xiomara Patricia “fue intimidada por un sargento de la Policía, quien le insistía que era mejor que le entregara a la niña, que ella no podía darle un mejor futuro, que el padre de ella estaba muerto; además, le insistía en que él quería darle una hija a su esposa, quien no podía dar a luz”.

El policía logró quedarse con la niña, pero por problemas con su mujer se la regaló a una familia de apellidos Martínez Cárcamo, que la crió como suya y le puso el nombre de Carolina.

La madre de Xiomara Patricia denunció el caso ante Pro-Búsqueda en 1997 y, tras varios años sin información, una persona le notificó a la ONG que una mujer quería conocer sus raíces familiares.

Pro-Búsqueda le practicó exámenes de ADN a Xiomara Patricia y comparó los resultados con su banco de datos de familiares que buscan personas desaparecidas, lo que finalmente resolvió el caso.

La Asociación Pro-Búsqueda tiene registrado cerca de un millar de casos de menores desaparecidos durante el conflicto salvadoreño, de los que más de 200 ya se reencontraron con sus familias.

Además, la estatal Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos, que funciona desde 2011, ha investigado al menos 122 casos y resuelto 22, en ocho de los cuales ya hubo reencuentros familiares.

La guerra civil en El Salvador dejó 75.000 muertos, 8.000 desaparecidos y 12.000 lisiados.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like