50°F
weather icon Clear

Ordenan a 7 millones de personas en el área de San Francisco que se resguarden en sus hogares

Los Estados Unidos aplicaron nuevas y dramáticas restricciones a los civiles que salen en público y siete millones de personas en el área de San Francisco fueron puestas en cuarentena casi total para controlar el brote de coronavirus que ha impactado a la economía global.

Sin embargo, no todos se adhirieron a las restricciones.

El mismo día que la administración de Trump pidió a los estadounidenses que no se reunieran en grupos de más de 10 personas e instó a las personas mayores a quedarse en casa, Arizona, Florida e Illinois siguieron adelante con los planes para celebrar las elecciones primarias presidenciales el martes. Ohio canceló sus elecciones primarias solo horas antes de que se abrieran las urnas.

En el icónico cartel de “Bienvenidos a Las Vegas”, había todavía una fila de 20 o 30 personas el lunes por la tarde esperando para posar para una foto, y las playas de la costa del Golfo de Florida, cerca de Tampa, permanecieron abiertas, incluyendo una que estaba inundada de vacacionistas. El gobernador Ron Desantis dijo que dejaría a las comunidades la decisión de restringir el acceso a las playas.

“Probablemente no es aconsejable tener reuniones de vacaciones de primavera”, pero que haya gente en pequeños grupos en la playa está probablemente bien, comentó. “Creo que las comunidades pueden resolver eso”.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, un republicano, elogió la respuesta del gobierno federal ya que solo tomó medidas limitadas en medio del brote. A diferencia de otros gobernadores de estados muy poblados, Abbott no ha hecho ordenamientos explícitos para limitar las reuniones masivas.

“Este no es un momento para el pánico”, enunció. “No es como si nunca hubiéramos pasado por esto antes, lo hemos hecho muchas veces”.

4,500 infectados, 81 muertes en EU

Los comentarios llegaron el mismo día en que el número de infecciones en Estados Unidos se elevó a casi cuatro mil 500, con al menos 81 muertes, dos tercios de ellas en el muy afectado estado de Washington. En todo el mundo, más de siete mil 100 han muerto.

Con la economía de Estados Unidos temblando hasta casi detenerse, el Promedio Industrial Dow Jones cayó en picada casi tres mil puntos, o 13 por ciento, su mayor pérdida porcentual en un día desde la caída del Lunes Negro en 1987.

El rápido paro laboral hizo que los estadounidenses se preocuparan por sus trabajos y ahorros, amenazó con abrumar los programas de beneficios de desempleo y aumentó los temores de que el país pudiera caer en una recesión.

La decisión de seguir adelante con las elecciones primarias fue contraria a las severas nuevas directrices establecidas por la administración de Trump.

Durante el próximo medio mes, los estadounidenses no deberían reunirse en grupos de más de 10 personas, la escolaridad debería ser en casa y deberían evitarse los viajes discrecionales y las visitas sociales.

El presidente reconoció por primera vez que la pandemia puede enviar a la economía a una recesión y sugirió que la nación puede estar lidiando con el virus hasta “julio o agosto”.

Precauciones electorales

Funcionarios electorales de Arizona, Florida e Illinois afirmaron que estaban tomando precauciones para asegurarse de que los votantes pudieran emitir sus votos con seguridad, pese a las crecientes órdenes para que la gente evitara acudir al público. Un puñado de otros estados ya han pospuesto sus elecciones.

El creciente malestar público por la propagación del coronavirus estaba causando perturbaciones en los centros de votación de algunos estados incluso antes de que abrieran.

En el Condado Pasco, Florida, el número de trabajadores electorales que abandonaron las urnas aumentó de 20 la semana pasada a más de 150 el lunes después de que se confirmara un caso de coronavirus en el condado.

“Es un equipo esquelético en muchos lugares”, describió el Supervisor de Elecciones del Condado Okaloosa, Paul Lux. “Estamos en el extremo de la cuerda en términos de a quién puedo agarrar y a quién puedo entrenar y desplegar”.

En Illinois, los condados trasladaron los centros de votación de los asilos, ofrecieron opciones de entrega de boletas a los votantes nerviosos y se esforzaron por encontrar reemplazos para los trabajadores electorales que cancelaron al último minuto.

Los funcionarios electorales de Chicago trabajaron hasta el lunes para encontrar reemplazos para 168 centros de votación.

Y la comisión electoral de la ciudad estaba rogando a gente sana que se ofreciera a trabajar en las urnas en medio de un “tsumani” de renuncias.

“Por favor, atiendan nuestra llamada y sean voluntarios”, solicitó Marisel Hernández, la presidenta de la comisión. “¡Ayúdenos!”.

Millones en casa

Mientras tanto, millones de estadounidenses se refugiaron en sus casas, y muchos de ellos fueron puestos bajo ausencia laboral hasta nuevo aviso a medida que la lista de negocios obligados a cerrar en todo Estados Unidos se extendía a restaurantes, bares, gimnasios y casinos.

Las autoridades de seis condados del área de la bahía de San Francisco emitieron una orden de “refugio en el lugar” que afectó a casi siete millones de personas, exigiendo a la mayoría de los residentes que se quedaran dentro y se aventuraran a salir solo para comer, tomar medicinas o hacer ejercicio durante tres semanas, la medida más drástica que se ha tomado hasta ahora en Estados Unidos para frenar la propagación de un virus.

“Sé que la orden de hoy es un paso radical, debe serlo. Tenemos que actuar ahora, todos nosotros”, apuntó el doctor Grant Colfax, director del Departamento de Salud de San Francisco.

Los funcionarios de salud, los políticos y los líderes empresariales están hablando de “distanciamiento social” y de “aplanar la curva”, o de animar a la gente a evitar a otros para frenar la propagación del virus y evitar que los hospitales de Estados Unidos se vean abrumados por un súbito diluvio de pacientes.

La mayoría de las personas que contraen la enfermedad tienen síntomas relativamente leves, pero puede ser mortal para algunos, especialmente para los ancianos y los que tienen problemas de salud subyacentes. La mayoría de las personas infectadas con el virus se recuperan en cuestión de semanas.

Los cierres afectaron a todos los rincones del país: distribuidores de blackjack en Las Vegas, trabajadores de parques temáticos en Orlando, Florida, empleados de restaurantes y bares de todo el país, y trabajadores de bodegas en California. Al menos ocho estados pidieron a todos los bares y restaurantes que cerraran al menos parte del día.

Mayor declive que que en 2008

La economía parece estar desacelerándose a un ritmo mucho más rápido que durante el colapso financiero de 2008.

“Esto es como una avalancha, todo está sucediendo a la vez”, comparó Heidi Shierholz, economista principal del Instituto de Política Económica. “Y nadie sabe cuánto tiempo va a durar”.

Al otro lado del libro de cuentas, Amazon anunció que quiere añadir 100 mil trabajadores para entregar paquetes en medio de un aumento de los pedidos en línea de personas que no pueden o no quieren poner un pie en las tiendas, y las ventas de armas se dispararon en muchos lugares a medida que el miedo se apoderaba de ellas.

“Nunca lo había visto así”, expresó Ed Turner, propietario de Ed’s Public Safety en Stockbridge, Georgia. “Esto es auto preservación, esto es pánico, esto es ‘no podré proteger a mi familia de las hordas y los muertos vivientes’”.

Con las escuelas cerradas para millones de niños en todo el país, los padres comenzaron a utilizar planes de lecciones que incluían tarjetas de memoria, aprendizaje en línea, paseos de perros y sesiones de creatividad. Muchos lo hicieron mientras hacían malabares con conferencias telefónicas de trabajo, correos electrónicos y memorandos. Otros se esforzaron por encontrar una guardería.

En todo el país, muchos restaurantes estaban restringidos a la comida para llevar o a la entrega a domicilio solamente.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Cámara de Representantes aprueba proyecto de ley para crear 1 millón de aprendices

WASHINGTON – La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley para crear 1 millón de aprendices (carreras técnicas u oficios) para conectar a los trabajadores con buenas carreras e incluye una enmienda presentada por la representante Dina Titus para requerir que el Departamento de Trabajo genere algunos de esos empleos en la industria de la hospitalidad y el turismo.

Dificultades en inspecciones a negocios por COVID

Funcionarios de Las Vegas han sido consistentemente incapaces de cumplir con las cuotas semanales auto-impuestas en la realización de inspecciones para asegurar que los negocios cumplan con las directrices de salud pública, según los datos.

 
Nevada entra en una “pausa estatal” por pandemia

El gobernador Steve Sisolak ordenó una “pausa estatal” de tres semanas que comienza el martes para combatir la propagación del coronavirus en Nevada.

Arcos de acceso iluminan el cielo del Downtown

Después de más de ocho meses de construcción, los arcos de entrada al Centro, cuyo costo ascendió a $ 6.5 millones se iluminaron el miércoles 19 de noviembre de 2020, cuando el sol se ocultaba en el cielo de Las Vegas.

Cortez Masto pide incluir extensión del TPS en paquete legislativo de adjudicaciones

Senadores federales del Partido Demócrata recientemente enviaron una carta al líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, para externarle preocupación por la actualidad del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés). La senadora por Nevada, Catherine Cortez Masto, fue una de las legisladoras que lideró esta iniciativa.