Organizaciones civiles suman esfuerzos contra el cáncer

En uno de los estacionamientos del Hospital Juárez de México, un pequeño camión pintado de rojo y verde es uno de los centros de operaciones de la Fundación México Sonríe, que palía las necesidades oncológicas de niños que acuden a tratamiento médico para el cáncer.

En México, seis mil niños son diagnosticados con este padecimiento al año; 60 por ciento de ellos con leucemia, por lo que sus necesidades de atención son bien diversas, explicó la directora general de la organización, Gabriela de la Torre.

En entrevista, explicó que cuentan con diversos programas en específico para cuidar la salud de niños del Hospital Juárez de México; en la actualidad gestiona la rehabilitación de una sala de quimioterapia ambulatoria en ese mismo nosocomio.

Abundó que uno los programas de la iniciativa es el Pasaporte a la Aventura, en el que se ofrecen visitas al cine y a otros espacios recreativos, así como un viaje a Cancún al acumular puntos por acudir a tiempo a sus terapias, asistir a quimioterapias o dejarse inyectar; ello, con la idea de motivarlos para que no abandonen su tratamiento médico.

Además, la organización gestiona medicamentos para mitigar los efectos secundarios por enfrentar quimioterapias y radiaciones, los cuales pueden ir desde ulceraciones en la boca, problemas de gastritis, colitis, baja de defensas y de plaquetas, por lo que se ofrecen medicamentos necesarios de apoyo con esas consecuencias para el tratamiento.

Ello aunado a que debido a que el cáncer impacta en las personas de manera diferente son necesarios otros tipos de quimioterapia que no está en el esquema de salud pública, por lo que se consiguen padrinos o donantes para la cobertura de algunos tratamientos.

“Poquito a poquito, vamos seguir salvando vidas, se trata de salvar una vida a la vez, de darle ese apoyo a los niños y a sus familias para que puedan salir adelante con esta enfermedad”, añadió.

Además, la organización que nació en 2012 provee de pelucas oncológicas a personas que han atravesado por esos procesos médicos con un Trenzatón, en el que personas voluntarias donan sus cabellos para volverlos pelucas especiales y el próximo 18 de octubre se entregarán 100 piezas a mujeres que enfrentaron este padecimiento en el Hospital General de México.

Este beneficio, explicó, es para hombres, mujeres y niños y solo basta con cumplir una serie de requisitos, hacer un registro y acudir por la peluca.

La directiva añadió que, del total de los niños diagnosticados con cáncer, alrededor de 60 por ciento es por leucemia, que de manera general se trata de manera ambulatoria, y aún, cuando el hospital cuenta con un espacio designado para este propósito se busca rehabilitarlo.

Al respecto, detalló que los tratamientos por cáncer pueden durar unos tres años en promedio, tiempo en el que los niños tienen que acudir cada cierto tiempo al hospital a recibir sus tratamientos en un área designada en la que llegan a pasar hasta ocho horas en el hospital.

Por lo anterior, dijo, se busca la remodelación de este espacio y convertirlo en un lugar agradable y recreativo, con lo que mejoraría el estado de ánimo de los niños y con ello su evolución médica.

De la Torre, expuso que el tratamiento contra el cáncer es un camino difícil porque se trata de al menos unos dos o tres años en el que los padres de familia deben atender la salud de sus niños, incluso, muchos de ellos tienen que dejar de trabajar para poder estar cerca de sus hijos.

Así, dijo, aumentan los gastos y disminuyen sus ingresos debido a que es común que uno de los padres tenga que dejar de trabajar; ello, se suma a que es un padecimiento que afecta a todos los miembros de la familia.

Por ello, resaltó la importancia del trabajo conjunto entre autoridades de salud, organizaciones civiles y la iniciativa privada, para que de esta manera se atiendan los diferentes aspectos que giran en torno al tratamiento del cáncer.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like