Padres “abrumados” de amor en el velorio de su hijo fallecido en accidente

Durante su última conversación, Levi Echenique, de 8 años, preguntó cómo llegar al cielo.

La pregunta surgió minutos después de que habló con sus padres sobre un perro llamado Dax que la familia dejó hace un par de años, dijo su padre, José Echenique, la noche del domingo.

“Miré por el espejo retrovisor para responderle, y todo lo que sentí fue como un martillo sobre mi cabeza”, señaló José. “Eso fue todo.”

Levi murió el 31 de agosto después de que un Chevrolet Camaro atravesó una luz roja y se estrelló contra el Dodge Avenger de su familia en las avenidas Eastern y Harmon, lo que provocó que el automóvil de la familia chocara contra otro vehículo.

Más de 100 personas se reunieron el domingo por la noche en Paradise Park para recordar al estudiante de la Escuela Primaria Rowe. Las velas iluminaban las caras de los deudos que se encontraban cerca de un patio de recreo en el parque.

“Mi esposa y yo estamos muy abrumados con el amor que estamos recibiendo”, afirmó Echenique en el parque.

El accidente ocurrió justo antes de las 8:30 a.m. mientras la familia de Levi lo llevaba a la escuela, según una página de GoFundMe creada para la familia del niño. La familia acababa de dejar al hermano de 12 años de Levi, Joey, en la escuela, un amigo de la familia le relató al Las Vegas Review-Journal.

Levi murió en el Sunrise Hospital and Medical Center.

El niño de tercer grado hacía cualquier cosa para hacer reír a la gente, dijo su tía, Amanda Echenique. Le gustaban las cosas normales de 8 años, como Minecraft, Angry Birds y Bob Esponja, informó. Era creativo y carismático y estaba emocionado por aprender más.

“Él realmente era tan brillante”, describió.

Los padres de Levi también fueron hospitalizados después del accidente. Su madre, Briejet, sufrió de pulmones colapsados y perforados, una pelvis rota, costillas rotas y pérdida de movimiento en la pierna derecha, según la página. Briejet aún estaba hospitalizada el domingo, pero su estado está mejorando, informó Amanda Echenique.

La mujer que, según la policía, conducía el Camaro, Aylin Alderette, de 25 años, fue arrestada bajo sospecha de manejar bajo influencias químicas y conducción imprudente, según los documentos. Los registros de la cárcel y la policía también identificaron a la mujer como Aylin Álvarez-Pérez.

Los investigadores determinaron que conducía a más de 100 mph en una zona de 45 mph antes del accidente, de acuerdo con el informe de su arresto. Los datos que la policía sacó de su automóvil mostraron que redujo la velocidad a 81 mph para un semáforo que había estado en rojo durante tres segundos, según documentos judiciales.

Alderette le comentó a la policía que estaba acelerando porque llegaba tarde al trabajo, según los registros. Una audiencia judicial para Alderette está programada para el lunes por la mañana.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like