83°F
weather icon Clear

Padres de un niño asesinado en Las Vegas demandan al sistema de adopciones

Una demanda federal presentada esta semana en nombre de un niño que murió en el sistema de cuidado de crianza del Condado de Clark, alega que los funcionarios estatales y del condado ponen en peligro a los niños que están encargados ​​de proteger.

DaeVon Branon-Banks fue arrancado de sus padres, David Banks y Gabrielle Branon, en abril de 2017 después de que su madre fue acusada de conducir mientras estaba drogada con DaeVon en el automóvil. El Departamento de Servicios Familiares del Condado de Clark lo colocó en un refugio para adopción.

En agosto de 2017, DaeVon, de 20 meses, murió de heridas en la cabeza después de que su padre adoptivo, Craig Dickens, lo lanzó al otro lado de una habitación, notificó la policía. Dickens está cumpliendo cadena perpetua por el asesinato del niño, y él y la madre adoptiva, Diamond Ford, son acusados ​​en la demanda.

La demanda, presentada por los padres de DaeVon, alega que los jefes del sistema de cuidado de crianza del Condado de Clark son conscientes de sus deficiencias. Citó más de una década de revisiones y estudios que encontraron la falta de servicios, y afirmó que los funcionarios no han hecho suficiente trabajo para mejorarlos.

Los acusados ​​nombrados en la demanda son el Director del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nevada, Richard Whitley, el Administrador de la División de Servicios para Niños y Familias de Nevada, Ross Armstrong, la Gerente del Condado de Clark, Yolanda King y el ex Director del Departamento de Servicios Familiares del Condado de Clark, Tim Burch, así como varios trabajadores sociales y supervisores.

Los portavoces de Salud y Servicios Humanos y el Departamento de Servicios Familiares del condado, mencionaron que las agencias no hacen comentarios sobre litigios pendientes. Una portavoz de la División de Servicios para Niños y Familias de Nevada informó que las autoridades querían leer la queja antes de responder.

La demanda de 43 páginas describe varias áreas donde alega “una indiferencia en la salud y seguridad de los niños” que los acusados ​​están obligados a proteger.

DaeVon fue colocado en un hogar con “parientes ficticios” que, según la ley de Nevada, están exentos de muchos de los requisitos que deben cumplir los padres de crianza temporal con licencia, además de una verificación de antecedentes penales y la verificación de que el hogar cuenta con equipo de seguridad contra incendios y para piscinas.

Los “parientes ficticios” se refieren a personas que no están relacionadas por nacimiento, matrimonio o adopción con un niño, pero que tienen una fuerte relación emocional con el menor, como amigos cercanos a la familia.

Las regulaciones federales bajo la Ley de Seguridad Social requieren que los parientes ficticios cumplan con los mismos estándares que otros cuidadores.

La demanda incluye acusaciones de que el estado y el condado no brindan información básica sobre los cuidadores de crianza sobre la salud y el historial de comportamiento de los niños. Afirma que esto lleva a que los menores en el sistema reciban una atención médica y de salud mental deficiente o sean transferidos entre hogares, lo que causa más angustia y problemas duraderos.

También alega que los trabajadores sociales no están adecuadamente entrenados o supervisados ​​y se les asigna un número excesivo de casos, lo que contribuye a una “crisis” dentro del sistema.

“Pocos trabajadores sociales del Condado de Clark o sus supervisores directos tienen un título en trabajo social o una licencia para practicarlo en Nevada”, destaca la demanda. “A muchos trabajadores sociales se les asignan casos antes de completar incluso la capacitación más básica”.

Los padres de DaeVon buscan una cantidad no revelada de daños punitivos y compensatorios. La abogada Stacy Pérez, quien presentó la queja, declinó hacer comentarios. Ella concluyó que otro abogado se hará cargo del caso.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.