88°F
weather icon Partly Cloudy

Panel estatal otorga permiso para minería en Mount Hope en el centro de Nevada

CARSON CITY — Un panel estatal aprobó el miércoles un permiso para un importante proyecto minero en el centro de Nevada, y concluyó que el estado no erró al analizar los riesgos y peligros involucrados.

Pero el panel de tres miembros de la Comisión Ambiental del Estado de Nevada también les solicitó a los funcionarios estatales y al grupo ambientalista que apelaban al proyecto, que continuaran trabajando juntos en asuntos no resueltos y volvieran a reunirse en seis meses.

El atractivo se centró en la mina de molibdeno Mount Hope, que se encuentra a unos 40 kilómetros al noroeste de Eureka.

Great Basin Resource Watch, un grupo de defensa ambiental sin fines de lucro, apeló la decisión del estado de renovar el permiso para Eureka Moly (una subsidiaria de General Moly) argumentando que el estado usó análisis defectuosos para aprobar el permiso y expresó su preocupación sobre si el proyecto podría degradar la calidad del agua subterránea en el área debido al riesgo de escorrentía ácida de rocas residuales.

El presidente de la Comisión, Jim Gans, declaró que si bien otros lagos han resultado “desastrosos”, cree que el estado hizo su trabajo respecto al análisis y no estaba seguro de si una mayor recopilación de datos arrojaría nuevos resultados.

“No sé qué más podemos hacer en este momento para seguir adelante cuando ya cumplimos con la ley”, afirmó Gans.

Aprobado anteriormente en 2012

En 2012, el estado aprobó originalmente el proyecto de ocho mil 100 acres para extraer molibdeno, que se utiliza para aumentar la resistencia de las aleaciones en productos como misiles, motores y hojas de sierra. La mina propuesta funcionaría durante aproximadamente 44 años, y luego se volvería a llenar con agua y se convertiría en lo que se llama un pozo de lago.

La compañía solicitó renovar su permiso en 2017 después de no avanzar en el proyecto. El estado otorgó la renovación en 2018, lo que llevó a Great Basin Resource Network a presentar la apelación.

Houston Kempton, un geólogo de Great Basin Resource Watch, enfatizó durante la audiencia del miércoles que cree que el análisis de la posible contaminación del agua subterránea en el pozo de lago que permanecería después de que se cierre la mina, no se realizó correctamente y que no hubo datos suficientes para que el estado aprobara el permiso.

En lugar de analizar la cantidad de contaminantes liberados durante un periodo prolongado, continuó Kempton, solo observaron datos para una sola semana.

Brent Johnson, un consultor que fue autor del estudio original del pozo sobre la propuesta en Mount Hope, mencionó que los estudios se realizaron de hecho durante un periodo de 57 y 72 semanas.

Los científicos del estado también argumentaron que realizaron cuatro mil pruebas en mil 800 muestras de rocas del área para observar la posible toxicidad.

Se espera que el proyecto genere aproximadamente mil 700 millones de toneladas de lo que se llama roca residual. De eso, el estado sugirió que alrededor de 450 millones de toneladas (o alrededor del 26 por ciento) se considera material potencial generador de ácido, el cual se mantendría en un sitio separado para evitar cualquier contacto con dos muelles cercanos.

Christine Olson, científica ambiental de la Oficina de Regulación y Recuperación Minera, declaró que no hay riesgo de que el agua subterránea del área se contamine de los remanentes de la mina porque llegaría a lo que se llama un lago terminal, lo que significa que el agua solo puede fluir hacia el lago, no salir de él.

¿Qué sigue?

John Hadder, director ejecutivo de Great Basin Resource Watch, notificó después de la audiencia que los grupos pueden unirse en los próximos seis meses para resolver las preocupaciones técnicas en torno a la mina.

Pese a que la comisión aprobó el permiso, Hadder subrayó que cree que la apelación “originó un poco de tensión entre el público”, y espera que conduzca a discusiones más amplias sobre esos temas especializados para permisos futuros.

“Es una gran mina y cambiará el carácter de la comunidad”, concluyó Hadder. “Es por eso que queremos asegurarnos de que sea un plan de mina tan bueno como sea posible para seguir adelante”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.