Paneles de G2E en Las Vegas discuten #MeToo

El movimiento #MeToo hace que empresas de todo el mundo re-evalúen sus políticas y procedimientos de acoso sexual, incluidos los de la industria del juego.

Los paneles sobre la mejor manera de prevenir y responder a las reclamaciones de acoso sexual se llevaron a cabo el lunes y el martes en la 18ª edición anual de Global Gaming Expo en el Sands Expo & Convention Center.

El moderador Matt Krystofiak, vicepresidente senior de recursos humanos de Caesars Entertainment Corp., mencionó que hay cinco elementos que toda empresa debe tener para preparar y prevenir las reclamaciones por acoso sexual: una declaración de política que define claramente el hostigamiento, la capacitación contra el acoso, múltiples canales para reportar el acoso, capacitar a quienes investigan reclamos y un buen abogado.

Las compañías no pueden “esperar a ser un titular”, dijo la oradora Phyllis Gilland, vicepresidenta ejecutiva y asesora general de Golden Entertainment, Inc.

Escándalo en el Strip

“Contratamos a un abogado externo para que viniera y hablara con todos los altos directivos después de que Steve Wynn fuera acusado públicamente”, afirmó. Se le informó a la gerencia “si tiene algo que necesiten decirme, díganme ahora, es otra verificación de cumplimiento”.

El ex presidente y director general de Wynn Resorts Ltd., Steve Wynn, fue acusado de múltiples incidentes de acoso sexual, pero los ha negado todos.

El acoso no es solo de altos ejecutivos, destacó Gilland.

“He tenido tantas mujeres acosando a mujeres como a hombres”, reveló. “La gente dice contratar más mujeres (como solución)…eso es genial, pero puedo contarles al menos 25 historias de mujeres que acosan a mujeres”.

Thomas Auriemma, un consultor de juegos de Penn National Gaming de Wyomissing, Pensilvania, que también forma parte de los comités de cumplimiento de otras compañías, incluido MGM Resorts International desde 2014, mencionó que cada compañía necesita un plan de cumplimiento, un código de conducta, políticas escritas para todos tipos de acoso y una línea de denuncia de ética.

“Cada uno de ellos debe contener declaraciones sobre el acoso sexual de que no hay tolerancia y un camino para denunciar el delito e investigar tales asuntos”, indicó Auriemma. “Si alguna empresa no los tiene, en mi opinión, las cuatro son deficientes”.

Pero Auriemma recalcó que reaccionar de forma exagerada puede ser igual de importante.

“A veces me sorprende cómo los abogados y los políticos pueden juzgar sin a veces entender cuáles son los hechos”, señaló.

Regulaciones en Nevada

Otra panelista, la presidenta estatal de la Junta de Control de Juegos, Becky Harris, explicó cómo su consejo se encuentra en medio de la redacción de reglamentos que abordan específicamente el problema del acoso sexual.

“Nuestro próximo paso será tomar en consideración algunos de los testimonios que se escucharon”, afirmó. “Quiero dejar muy en claro que no todo el testimonio fue en apoyo de los registros, escuchamos a algunos abogados de la ciudad, así como a algunos licenciatarios, que quizás estas regulaciones no sean necesarias en este momento”.

Harris hizo referencia a los comentarios de que las regulaciones existentes otorgan a los reguladores de Nevada una amplia discreción para castigar a los licenciatarios que violan las leyes federales, o cuyas acciones dañan la reputación de la industria de juegos del estado.

En las audiencias en Las Vegas y Carson City en septiembre y octubre, los licenciatarios han asegurado que una propuesta para responder anualmente a una lista de verificación de cumplimiento de 16 objetivos es onerosa y que las empresas ya deben cumplir con las reglas establecidas por la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los EE.UU.

Toni Repetti, profesor en el Harrah College of Hospitality de la UNLV, asistió a la sesión y comentó que la necesidad de nuevas regulaciones es desafortunada, pero necesaria. Repetti agregó que, en general, cuanto más diversa es una empresa, mejor se desempeña financieramente.

“Creo firmemente que deberíamos hacer un buen negocio y para mí, esta es una decisión lógica de un buen negocio”, determinó. “Es lamentable que necesitemos políticas para hacer esto, pero no solo juegos, sino que todas las industrias se han metido en problemas, por lo que ahora estamos en el punto de que tenemos que implementar políticas y, a menudo, la implementación de políticas es reactiva, en lugar de proactiva”.

Shekinah Hoffman, investigadora en la industria del juego en la UNLV, destacó que es importante ser proactivos como compañía y tomarse el tiempo para capacitar a los empleados sobre el comportamiento apropiado.

“El entrenamiento de la cultura es muy importante”, afirmó. “Lo importante es tener una conversación con los empleados definiendo lo que significa (acoso sexual) y lo que alguien podría pensar que es apropiado es lo que alguien podría pensar que no lo es”.

Difundiendo el mensaje

Ron Steinmetz, un chef ejecutivo de Arizona, argumentó que planea consultar con el departamento de recursos humanos una vez que regrese al trabajo para asegurarse de que haya una política vigente y que el personal esté siguiendo los procedimientos, algo que creía que ya estaban haciendo.

Pero, “aunque sea comida y bebida”, expresó. “…hay problemas”.

Sharon Harris, editora asociada de Casino International para América del Norte, asistió a la sesión y puntualizó que los empleados no deberían poder usar la ignorancia como excusa.

“Nadie debería poder decir, ‘Caramba, no lo sabía’”, dijo. “Necesita darle a alguien todas las herramientas para protegerse, proteger a su empresa, proteger a sus empleados”.

Si alguna industria liderara un cambio cultural en este movimiento #MeToo, Hoffman mencionó que la industria del juego es un fuerte contendiente.

“La industria tiene una imagen muy sexy … (pero) los juegos son una industria donde las personas pueden crecer de todo tipo de orígenes”, explicó. “Creo que los juegos tienen la oportunidad de liderar en temas como este … la industria está altamente regulada y funciona muy bien con la comunidad y la legislación”.

Con esas tres áreas trabajando juntas, Hoffman concluyó que “ahí es dónde ocurre la magia”.

El Review-Journal es propiedad de la familia del Presidente y CEO de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson. Las Vegas Sands opera el Sands Expo & Convention Center.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like