41°F
weather icon Clear

Para Pat Spearman, la lucha por la igualdad es la lucha de su vida

Pat Spearman sabe todo sobre superar la discriminación.

Es una mujer afroamericana gay que sirvió en el ejército cuando las mujeres no eran deseadas y los gays estaban prohibidos de entrar. Es una ministra ordenada que sirvió en las iglesias y que aún lucha por el trato a los gays.

“No hay ninguna parte de mí que pueda aportar a la conversación que no haya experimentado la discriminación”, comenta Spearman, senadora de Nevada desde 2012. “Como mujer, he experimentado la discriminación: discriminación en la vida, discriminación en el ejército, discriminación, incluso en la iglesia”.

“Igualdad”, dice, “podría ser mi segundo nombre”.

De hecho, la palabra igualdad siempre se asociará con el nombre de Spearman, después de que ella llevó con éxito el proyecto de ley que en 2017 vio a Nevada ratificar la Enmienda de Igualdad de Derechos (Equal Rights Amendment, o ERA). En ese momento, algunos se burlaron de la medida como puramente simbólica, una distracción de los asuntos legislativos más importantes.

La senadora de Nevada, Pat Spearman, demócrata por North Las Vegas, presionó para que la Legi ...
La senadora de Nevada, Pat Spearman, demócrata por North Las Vegas, presionó para que la Legislatura de Nevada ratificara la Enmienda de Igualdad de Derechos en Nevada en 2017. (Elizabeth Page Brumley/Las Vegas Review-Journal) @EliPagePhoto

Pero ahora, con la ratificación de Illinois y Virginia de la enmienda que prohibiría la discriminación por motivos sexuales en todo el país, la cuestión tiene una nueva vida, pese a los importantes obstáculos legales que quedan antes de que se consagre oficialmente en la Constitución.

Esos obstáculos no detuvieron a Spearman, de 64 años.

De hecho, comenzó a presionar para ratificar la ERA en 2015, después de que una elección de “ola roja” pusiera a los republicanos a cargo de ambas cámaras de la Legislatura y de todos los cargos constitucionales del estado por primera vez en décadas. El proyecto de ley nunca salió del comité.

The fight for equality is something that is deep in her bones

Nevada Attorney General Aaron Ford

Pero, después de que los demócratas recuperaron el control en 2016, el proyecto de ley aceleró y justo un mes después de la sesión de 2017, Spearman se presentó ante el Senado, vistiendo de blanco sufragista, para defenderlo.

Después de descartar con calma una serie de argumentos ridículos (que permitiría a una persona casarse con la Torre Eiffel, o prohibir a los hombres abrir las puertas a las mujeres, por ejemplo), la mujer a la que sus colegas llaman Pastor Pat logró un ardiente cierre.

“Gálatas 6:9 dice: ‘No os canséis de hacer bien, recogeréis la cosecha si no os desmayáis’”, dijo. “Nos cansamos, pero no nos desmayamos, fuimos vilipendiados, condenados a la exclusión y criticados, pero no desistimos. Animo a mis colegas a que apoyen y aprueben esta legislación. Persistimos, en nombre de todo lo que es bueno”.

Para cuando los discursos terminaron y los votos fueron emitidos, había 13 sí y ocho no. Nevada había ratificado la ERA.

“Creo que es probablemente la más tenaz y elocuente oradora sobre este tema que he escuchado”, describió su compañera de estado, la senadora Joyce Woodhouse. “Ella vio que esto podía suceder”.

La senadora del estado de Nevada, Pat Spearman, demócrata de North Las Vegas, habla mientras l ...
La senadora del estado de Nevada, Pat Spearman, demócrata de North Las Vegas, habla mientras los partidarios de los derechos de la mujer se reúnen frente al tribunal de Lloyd George en el centro de Las Vegas el 21 de enero de 2017. (Chase Stevens/Las Vegas Review-Journal) @csstevensphoto

Una vida de vagabundeo

Spearman nació en Indiana, su madre era una viajera evangelista que se mudaba frecuentemente, a veces sin tener un lugar donde quedarse. Recuerda haber dormido en la parte trasera de un Pontiac Bonneville de 1962 y haberse lavado en el baño de una gasolinera.

Ella y sus hermanos acordaron: Cuando cumplieran 18 años, iban a elegir un lugar y quedarse allí, sin volver a mudarse nunca más. “No me gustaba mucho mudarme”, confesó.

Así que se mudó para asistir a la Universidad en Texas con una beca de música. Cuando la colegiatura subió pero el dinero de la beca no, se mudó de nuevo, a Virginia, donde obtuvo otra beca.

Pero se unió al Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva (ROTC, por su sigla en inglés) durante la universidad en Texas y encontró uno de sus llamados en la vida: el Ejército.

“Era buena en eso”, recuerda Spearman. “Me ayudaba con mi propia confianza”.

Equality might as well be my middle name

Pat Spearman

Cuando un instructor que entrenaba a los nuevos candidatos a oficiales advirtió que algunos no negociarían con éxito el entrenamiento, se detuvo en el escritorio de Spearman y la miró directamente. Pero Spearman rápidamente se dirigió a una de sus compañeras de clase para asegurarle: “No está hablando de mí”.

Irónicamente, Spearman construyó una carrera en una institución en la que debía mudarse cada tres años a lugares tan diversos como Texas y Corea, Panamá y Colorado. Spearman era oficial de la policía militar, y finalmente ascendió al rango de teniente coronel del Ejército.

De todos sus lugares de destino, Spearman indica que recordará más su paso por el Pentágono, pero no por la proximidad al poder. En cambio, recuerda haber preparado informes para los soldados muertos en acción durante los primeros años de la guerra de Irak.

Spearman hace una pausa al hablar de ello, con las manos cubriéndose la cara, recordando los números y nombres que dice que todavía puede ver incluso después de todos estos años. Esto, dice, es lo que anima su pasión por trabajar en temas importantes para los veteranos y su desprecio por cualquiera que se atreva a politizar el servicio militar.

“La senadora Spearman es profundamente apasionada por todo lo que hace”, describe Jason Frierson, el presidente de la Asamblea de Nevada. “Ella realmente pone su emoción en ello”.

La senadora del estado de Nevada, Pat Spearman, demócrata por North Las Vegas, hace una pregun ...
La senadora del estado de Nevada, Pat Spearman, demócrata por North Las Vegas, hace una pregunta durante una reunión del Comité de Salud y Servicios Humanos en Carson City, el 1º de abril de 2019. (K.M. Cannon/Las Vegas Review-Journal) @KMCannonPhoto

Frierson dice que Spearman ha sido conocida por cantar en ocasiones, y que tiene una buena voz para cantar. Pero, sobre todo, Spearman es auténtica, afirma. “Obtienes de ella lo que ves, es una persona real con o sin cámaras alrededor”.

Una mujer de Dios

Spearman comenta que dejó el servicio activo (un oficial superior le reveló que era improbable que fuera ascendida a coronel de pleno derecho) para asistir al seminario en Austin, Texas.

“Quería aprender lo que la Biblia realmente decía, en lugar de lo que la gente decía que decía”, recuerda.

Estudió hebreo y griego, entre otras disciplinas pastorales, y fue ordenada, primero en la iglesia pentecostal, luego en la iglesia metodista episcopal africana y finalmente como metodista unida.

Pero, incluso en la iglesia afirma que se enfrentó a la discriminación. La invitaban a predicar en las iglesias bautistas o pentecostales, pero sería presentada como “la oradora”, en lugar de “la reverenda”, un título que viene con la ordenación. Se le pedía que se pusiera de pie en otros lugares que no fueran el púlpito, señales sutiles pero inconfundibles de que una mujer predicadora no era tan aceptada como sus homólogos masculinos.

“La única cosa que esas cosas realmente hacen, es que te hacen más fuerte”, asegura Spearman.

La senadora del estado de Nevada, Pat Spearman, demócrata por North Las Vegas, apunta a los gr ...
La senadora del estado de Nevada, Pat Spearman, demócrata por North Las Vegas, apunta a los grilletes de los esclavos que se exhiben durante una presentación de proclamación en la 9ª Celebración Anual de Jazz, Artes y Palabra Hablada del Juneteenth en la Biblioteca del Oeste de Las Vegas el 15 de junio de 2019, en Las Vegas. (L.E. Baskow/Las Vegas Review-Journal) @Left_Eye_Images

Sin embargo, seguía en el clóset, sabiendo que salir de él mientras estaba en el Ejército pudo haberle costado su comisión, y salir de él en su fe, pudo haberle costado su ministerio. Ella describe sentirse como el personaje de una película de espías que siente todo el tiempo que su cubierta ha sido descubierta.

“No podía seguir fingiendo”, dice. “Cada vez que me subo al púlpito, digo la verdad, pero siento que estoy viviendo una mentira”.

Eventualmente, comenta, se cansó de vivir bajo esa cubierta. Mientras la nación debatía la sabiduría de la política de “no preguntes, no digas”, Spearman tomó una decisión: Ya no se escondió más. Dejó el ministerio antes de salir del clóset finalmente en 2010.

Un recuerdo que permanece fuerte es el de su madre predicadora, sufriendo de un fallo renal terminal, llamándola al lado de su cama.

“No hay nada malo en ti, te amo”, le dijo su madre. Eso, y su experiencia de vida, la llevaron a concluir que la igualdad (para las mujeres, para los afroamericanos, para los gays y transexuales, para los pobres) era una causa por la cual estaba dispuesta a avanzar para luchar.

“Para mí, todo lo que tenga que ver con la igualdad merece la pena luchar por ello”, recalca. “Nunca ha habido un momento en el que no haya luchado por la igualdad”.

El lado religioso de Spearman es algo que muchos miembros del público no ven, pero es algo que sus colegas aprecian de ella.

“Ella era mi roca”, dice Woodhouse, recordando la ayuda de Spearman en un momento de tragedia familiar personal. “Ella realmente levantó a todo el mundo, y la amaré hasta la muerte para siempre por eso”.

Un largo tiempo de espera

Spearman no sabía que lideraría la lucha contra la ERA cuando se presentó a las elecciones de 2012, una apuesta a largo plazo para el Senado estatal contra un demócrata conservador arraigado llamado John Lee que había ocupado el puesto durante casi una década. (Aparte de una temporada en un consejo escolar en Texas, fue el primer cargo electo de Spearman). Spearman no solo ganó, ganó con facilidad, derrotando a Lee casi dos a uno en las elecciones primarias demócratas.

No conforme con su licenciatura en ciencias políticas, o su maestría en divinidad, Spearman regresó a la escuela mientras estaba en el cargo, obteniendo un doctorado de la Universidad Walden en administración de empresas, un título que la ha ayudado mientras ha presidido el importante Comité de Comercio y Trabajo. Se especializó en facturas de energía.

Pero es más famosa por su lucha para promulgar la ERA.

La derrota de la ERA en 2015 fue un golpe duro, pero Spearman tiene un don para ver lo que es posible, en lugar de los obstáculos a lo que es posible. Cuando la gente le dijo que la medida era puramente simbólica, se refirió al Juramento de Lealtad, un símbolo del país, o un anillo de bodas, un símbolo de un matrimonio.

Así que si la ERA es un símbolo, ella dice, “es un símbolo muy poderoso”.

La senadora de Nevada, Pat Spearman, demócrata por North Las Vegas, posa para un retrato en La ...
La senadora de Nevada, Pat Spearman, demócrata por North Las Vegas, posa para un retrato en Las Vegas Review-Journal el viernes, 14 de febrero de 2020. (Elizabeth Page Brumley/Las Vegas Review-Journal) @EliPagePhoto

Cuando la gente le advirtió que las legalidades se interpondrían, Spearman no se inmutó.

En las elecciones de 2016, la ERA era su mandato. “En realidad, me postulé para eso”, reveló.

Aaron Ford, entonces líder de la mayoría del Senado, dice que le prometió a Spearman que el proyecto de ley regresaría si los demócratas tomaban el Senado estatal, y cumplió esa promesa, incluso mencionándolo en su discurso para iniciar la sesión de 2017.

“La lucha por la igualdad es algo que está en lo profundo de sus huesos”, dice Ford. “Estaba dispuesto a pararme en los principios de la igualdad pero también en el simbolismo”.

Como abogado, Ford consideró los argumentos de ambos lados para ratificar la ERA, pero también vio lo mucho que significaba para Spearman, una amiga cercana a la que llama “hermana” en los textos.

“Creo que Pat Spearman no tiene miedo de luchar por las cosas en las que cree”, describió Ford. “No va a ser ignorada”.

Pero Ford indica que tampoco es una loba solitaria.

“Es una jugadora de equipo, 100 por ciento”, describe. “Es absolutamente una jugadora de equipo”.

I think she is probably the most tenacious, articulate speaker on this issue that I have ever heard

State Sen. Joyce Woodhouse

Y en un juego como la política, los jugadores que acaparan la atención no tienden a generar el tipo de afecto que los colegas de Spearman parecen tener por ella. Ford comenta que Spearman le envía mensajes de texto regularmente con palabras de aliento, incluso ahora que ha sido elegido fiscal general del estado.

Una vez que Nevada ratificó la ERA, otros estados la contactaron, Spearman habló con legisladores en Illinois y Virginia, dando consejos y ayudando con argumentos. Se dirigió a la convención anual de la Organización Nacional de Mujeres, donde su filosofía fue clara: Intenta cambiar la mente de la gente en los cargos electos, pero si no puedes hacerlo, entonces cambia al titular del cargo en su lugar.

“Una vez que lo hicimos (en Nevada), se incendió”, afirma. “Eso va a suceder. Lo que tienes que decidir es: ¿Vas a estar en el lado correcto de la historia, o vas a estar observando desde el lateral cuando se haga?”

Para Spearman, sin embargo, la lucha por la igualdad continúa.

“Aún no hemos terminado”, asegura Spearman con confianza. “La igualdad está surgiendo en todo el mundo. Puedes frenarla, pero no puedes detenerla”.

Spearman enfatiza que cree en la “teología de la liberación”, la idea de que Jesús vino a la tierra para liberar a los desposeídos de la opresión y la aflicción del sistema y de aquellos que los explotarían.

“Tengo poder, porque creo que el espíritu del Señor está sobre mí para hacer lo mismo”, concluyó.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
La NBA considera jugar las finales en Las Vegas, indica informe

Ejecutivos y agentes de la liga hablaron con la CNBC en condición de anonimato, informándole al medio que el Thomas Mack Center en Las Vegas ha surgido entre las opciones del personal de la liga como un lugar privilegiado para la conclusión del torneo.

 
Sisolak indica que es demasiado pronto para saber cuándo terminarán las medidas contra el coronavirus

El Gobernador Steve Sisolak anunció el jueves que era demasiado pronto para predecir cuando los casos de COVID-19 en Nevada podrían llegar a su punto máximo, y sugirió que el estado podría todavía promulgar medidas más estrictas para hacer cumplir las directrices de distanciamiento social.

 
Las retribuciones resultan en bendiciones para los donantes de Las Vegas que enviaron equipo médico a China

La comunidad chino-estadounidense del Valle de Las Vegas, que se movilizó a principios de este año para proporcionar equipo de protección a los médicos y enfermeros de China cuando ese país era la zona cero en la lucha contra el nuevo coronavirus, ha invertido el flujo de la cadena de suministro que desarrolló y ahora la utiliza para ayudar a los hospitales del sur de Nevada.

Los Representantes de Nevada se preparan para votar SÍ al paquete contra el coronavirus de 2 bdd

La Cámara de Representantes se preparó para retomar el paquete de ayuda de dos billones de dólares para el coronavirus el viernes, cuando se plantearon preguntas sobre si la cantidad de ayuda para los estados, ciudades y hospitales era suficiente para mantener el ritmo de los casos de infecciones y muertes que se disparan.

El número de casos de COVID-19 en Nevada aumenta bruscamente

El número de casos confirmados de COVID-19 en el Condado Clark y el estado de Nevada, ambos registraron sus aumentos más agudos de un día desde que los dos primeros casos fueron reportados en el estado el 5 de marzo.