63°F
weather icon Clear

Pelosi anuncia una investigación de juicio político; Horsford y Lee expresan su apoyo

WASHINGTON — La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció el martes una investigación formal de juicio político sobre el presidente Donald Trump luego de los informes de que retuvo la ayuda a Ucrania para presionar al líder de ese país a investigar a un rival presidencial demócrata, el ex vicepresidente Joe Biden.

La Cámara también votará el miércoles una resolución de desaprobación sobre el intento del gobierno de Trump de bloquear la divulgación de la denuncia presentada por el denunciante.

“Las acusaciones de que el presidente de los Estados Unidos buscó adjuntar a un gobierno extranjero para interferir en nuestro proceso democrático investigando a uno de sus rivales políticos, y además de que pudo haber utilizado la retención de asistencia extranjera apropiada para el Congreso días antes como intimidación, son profundamente alarmantes”, detalló Pelosi, demócrata por California.

“Este no es un asunto partidista, se trata de la integridad de nuestra democracia, el respeto al estado de derecho y la defensa de nuestra Constitución”, continuó Pelosi.

“Miren, es solo una continuación de la cacería de brujas”, respondió Trump a los periodistas en las Naciones Unidas. “Es la peor cacería de brujas en la historia política”.

Pelosi revirtió meses de inacción después de que los demócratas de la Cámara de Representantes, en primer lugar reacios a acusar a Trump (incluidos dos de Nevada) se unieron el martes después de las acusaciones de que el presidente de Ucrania fue presionado para investigar a un adversario político de Trump.

Los representantes Steven Horsford y Susie Lee, ambos demócratas en distritos del Congreso competitivos, mencionaron el martes que ahora respaldan una investigación de juicio político al presidente tras los informes.

En una declaración conjunta, Horsford y Lee declararon “fuimos elegidos para luchar contra la corrupción”.

“Ahora, nuestro compromiso de erradicar la corrupción nos ha obligado a considerar la herramienta más poderosa para la rendición de cuentas”, mencionaron, “la de la acusación”.

“No se equivoquen, estas recientes acusaciones son ciertamente terribles. Señalan un abuso directo del poder a expensas de nuestra seguridad nacional”, explicaron Horsford y Lee en el comunicado.

La admisión de Trump en Ucrania

Las revelaciones han sido un punto de inflexión para algunos demócratas de la Cámara de Representantes reacios a buscar aplicar un juicio político al presidente sobre las acusaciones de obstrucción de la justicia descritas en un informe de un abogado especial sobre la intromisión rusa en las elecciones presidenciales de 2016 en nombre de Trump.

Esa renuencia se atenuó después de que Trump admitió que presionó al presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, para investigar a Biden, un candidato demócrata de 2020, y a su hijo, Hunter, quien se desempeña dentro de la junta directiva de una compañía de gas de Ucrania.

Varios periódicos nacionales informaron el martes que la discusión de Trump se produjo poco después de que Estados Unidos había suspendido millones en ayuda militar para Ucrania. El presidente negó una conexión entre retener la ayuda y la posible investigación.

La charla de juicio político de los demócratas de la Cámara se produjo mientras el presidente se reunía con líderes mundiales en las Naciones Unidas. Se espera que se siente con Zelensky el miércoles.

Trump ha negado haber actuado mal, pero admitió haber buscado la ayuda del gobierno de Ucrania con una investigación sobre Biden.

Biden, hablando en Delaware, destacó que el presidente cree que “está por encima de la ley” y alentó a la Cámara a que inicie una investigación de juicio político por una llamada telefónica a Ucrania.

La representante Dina Titus, demócrata por Nevada, se pronunció a favor de los procedimientos de juicio político y es parte de los líderes del comité demócrata de la Cámara de Representantes que están llevando a cabo investigaciones sobre los bienes, impuestos y asuntos personales del presidente.

Titus lidera una investigación del subcomité de preguntas sobre el Trump International Hotel, su arrendamiento federal y las ganancias continuas de la compañía y su hotel el cual atiende a partidos extranjeros y corporativos.

Pelosi mide el apoyo

Pelosi ha estado midiendo el apoyo a la destitución y el movimiento potencialmente políticamente divisivo para tratar de destituir al presidente de su cargo.

Pelosi habló con el comité demócrata antes de hacer su declaración de que la Cámara comenzaría la investigación de juicio político.

Aunque solo un republicano ha pedido la destitución: el representante Justin Amash, republicano por Michigan; varios miembros del Partido Republicano han expresado su preocupación por los recientes reconocimientos del presidente. Más tarde, Amash anunció que dejaría el Partido Republicano para servir como independiente.

Los legisladores republicanos que expresaron preocupación incluyen al senador Mitt Romney, republicano por Utah, el candidato presidencial republicano de 2012.

Pero los procedimientos de juicio político comienzan en la Cámara, y hasta el momento decisivo en que los demócratas tengan suficientes votos en la sala para destituir al presidente, Pelosi ha sido cautelosa de colocar a los moderados con batallas competitivas de reelección en las primeras líneas.

Congreso exige informe

Los presidentes demócratas de tres comités, Asuntos Exteriores, Inteligencia y Supervisión, han ordenado al director interino de inteligencia nacional, Joseph Maguire, que entregue al Congreso una queja de denunciante sobre la conversación entre los presidentes de Estados Unidos y Ucrania.

La carta fue enviada por los presidentes a la Casa Blanca el martes con una fecha límite del jueves para cumplir.

El Departamento de Justicia ha argumentado en contra de entregar el documento al Congreso.

A pesar de la prisa de los demócratas para comenzar los procedimientos de juicio político, y con la mayoría del comité a favor de él, Pelosi aún carece de la aprobación del público en las encuestas de opinión nacional, o el apoyo republicano, para llevar a cabo una investigación y votación.

La senadora Jacky Rosen, demócrata por Nevada, indicó que la denuncia era muy preocupante. “Necesitamos sacar eso adelante”, dijo.

El líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, incluyó que esperaba que el denunciante informara esta semana al Congreso sobre su queja, pero agregó que cualquier decisión pasada de esa reunión sería pura conjetura hasta que los legisladores sepan lo que se dijo y en qué contexto.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.