Pide el obispo Joseph Pepe orar por inmigrantes y refugiados

Las Vegas se unió a la campaña mundial del Papa Francisco “Comparte la jornada del migrante”, con una misa especial dedicada a los migrantes y refugiados encabezada por el obispo Joseph Pepe, acompañado de líderes de diversas iglesias, y con la asistencia de cientos de trabajadores de la Unión Culinaria.

El Mensaje de este evento especial fue abrir el corazón a los dirigentes del país y de la comunidad en general sobre la situación migratoria de jóvenes, refugiados y de gente amparada por el TPS. “Esto fue una bendición. Ojalá que los políticos escuchen” dijeron al final las trabajadoras de culinaria Elizabeth Peña y Sally Reyes.

El obispo de la Diocesis de la iglesia Católica de LV estuvo acompañado de líderes de fe de otras iglesias como All Saints Episcopal Church; Reformation Lutheran Church; Masjid-as-Sabur; New Life Seven-Day Adventist Church, y United Church of Christ.

Lo último que muere es la esperanza

La activista y dreamer Astrid Silva fue invitada a hablar al microfono. Mencionó la condición de ella y su familia indocumentadas, como millones en el país. “Estamos luchando para que se nos reconozca como parte de la comunidad. Cada día se separan a familias; hay mucho miedo entre la gente, y ahora no solo las personas indocumentadas sino también las que tienen DACA y TPS.

Yo y la gente que estamos hoy aquí luchamos, estamos poniendo nuestro grano de arena para salir adelante. Le damos las gracias al obispo Pepe y a los líderes de otras iglesias porque en estos momentos necesitamos su ayuda, para pedir a los líderes políticos que hagan su trabajo en resolver nuestra problemática, expresó Silva.

El Tiempo conversó con el diácono Tim O’Callaghan, quien afirmó que la misa fue para vincular a Las Vegas al llamado mundial del Papa Francisco a apoyar a los migrantes y refugiados. Desde Roma el Papa lanzó la campaña “Comparte la jornada del migrante”.

Los trabajadores de la Unión Culinaria estuvieron aquí porque más del 80% de sus miembros y comunidad son inmigrantes. Por todo esto es muy importante que el obispo Pepe guíe esta campaña en la Diocesis de LV, dijo O’Callaghan.

Agregó que la segunda semana de octubre las parroquias católicas de LV dedicarán misas al mismo propósito, para que los inmigrantes cuenten sus historias a la gente de la comunidad, entonces así podemos compartir su jornada, dijo el diácono.

Antes de pedir orar por los inmigrantes y refugiados, y dar la bendición final, el obispo Pepe mencionó que todos tenemos herencia de inmigrantes, icluido él. Hizo referencia a la estatua de la libertad y luego resaltó el esfuerzo del Papa Francisco por promover la cultura del encuentro, con humanidad.

La misa tuvo lugar el miércoles 27 de septiembre, en el Santuario The Most Holy Redeemer, ubicado muy cerca de los hoteles Tropicana y Mandalay Bay en el Strip. Estuvo lleno, en su mayoría con trabajadores de la Unión Culinaria, incluidos sus pripios dirigentes Geoconda Arguello-Kline y Ted Pappageorge.

Entre los asistentes estuvo el cónsul de El Salvador Tirso Sermeño quien dijo: “Vine porque fui invitado, porque la Culinaria tiene muchos miembros salvadoreños y centroamericanos que padecen por la incertidumbre del TPS. Ahora también las iglesias piden por el TPS y eso es muy bueno”.

“Todos pedimos a Dios por los migrantes y refugiados”, dijo una mujer luego de ser bendecida por el obispo Pepe a la salida del santuario.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like