Piden Segerblom y Tarkanian que el dinero de la marihuana se destine a escuelas

Un improbable par de funcionarios electos se unieron el lunes para hacer un llamado público a fin de canalizar más impuestos sobre la marihuana a la educación en Nevada.

El senador estatal: Tick Segerblom, considerado el padrino de la marihuana en Nevada, y la concejal de Las Vegas: Lois Tarkanian, que no era fan de la propuesta de legalizar la marihuana en un inicio, afirmaron durante una conferencia de prensa el lunes que el dinero generado por las ventas de marihuana de Nevada debería retirarse del fondo del rainy day (día lluvioso) del estado y ser enviado directamente a los distritos escolares.

“Queremos asegurarnos de que vaya hacia la educación”, declaró Tarkanian. “Si esto entra en el fondo de rainy day, a veces es una bodega oscura y no sabemos a dónde va”.

Segerblom, que se postula para la Comisión del Condado de Clark, mencionó que ha recibido una pregunta más que cualquier otra en la campaña: ¿Por qué no se prometió el dinero de la marihuana en la Pregunta 2, la medida electoral aprobada por los votantes de Nevada en 2016 que legalizó las actividades recreativas con marihuana, a que vaya a la educación?

“La pregunta 2 pasó porque nos dijeron que el dinero de la marihuana iría a las escuelas”, agregó Segerblom.

El dinero del que hablaban Tarkanian y Segerblom es el impuesto especial de ventas del 10 por ciento agregado a todas las compras recreativas de marihuana hechas en los dispensarios en Nevada.

El estado proyectó que el impuesto especial a las ventas generaría $13.6 millones durante los primeros siete meses de ventas legales de marihuana recreativa y $62 millones durante los primeros dos años. (Las ventas recreativas comenzaron el 1 de julio).

Pero las cifras reales han excedido las expectativas iniciales; las ventas han generado casi $23 millones en ingresos fiscales y están en camino de recaudar $76 millones o más para el estado. Segerblom dijo que el dinero podría contribuir en gran medida a ayudar al Distrito Escolar del Condado de Clark a compensar su déficit presupuestario de $60 millones.

“Ya es suficiente, están llegando 75 millones de dólares. Permite tomar ese dinero y dárselo a las escuelas”, demandó Segerblom.

¿Dónde Está el Dinero?

La marihuana se grava en dos niveles: 15 por ciento en el nivel de cultivo (esta tarifa mayoritaria a menudo se transfiere a los consumidores en el precio de venta final) y 10 por ciento en la venta de marihuana recreativa.

Los ingresos del impuesto al por mayor primero se destinan a pagar los costos estatales y locales de regular la industria, y el resto se destina al fondo estatal de educación pública. Ese impuesto mayorista generó poco más de $13 millones en los primeros siete meses de ventas recreativas.

Pero Tarkanian dijo durante la conferencia de prensa que la ciudad de Las Vegas no ha recibido “ni un centavo” del estado para pagar sus costos regulatorios.

El impuesto minorista del 10 por ciento generó $22.8 millones. Pero todo ese dinero se destinó al fondo estatal para el “día lluvioso” (rainy day), una decisión que surgió del politiqueo tenso hacia el final de la sesión legislativa de 2017.

El presupuesto del gobernador Brian Sandoval estimó inicialmente que el impuesto generaría aproximadamente $63.5 millones en los primeros dos años de ventas, y ese dinero se destinó al fondo estatal de educación pública, llamado la Cuenta Distributiva Escolar. Pero en los últimos días de la sesión, los republicanos impidieron que se aprobara ese impuesto, lo que habría dejado un agujero en el presupuesto del estado, mientras trataban de forzar a los demócratas a financiar el programa de cuentas de ahorro para la educación. Los demócratas, en cambio, sacaron el dinero del fondo de la ESA para llenar el vacío presupuestario y enviaron el dinero de los impuestos de la marihuana al fondo del día lluvioso.

Pero Segerblom mencionó que con la industria generando mucho más de lo esperado, es hora de sacar el dinero de la marihuana del fondo para el día lluvioso. También comentó que cree que la mejor manera de hacerlo sería que el gobernador convoque una sesión especial.

Segerblom destacó las sesiones especiales que convocó Sandoval en los últimos años: en una sesión de 2014, los legisladores aprobaron $1.300 millones en exenciones tributarias para la compañía de automóviles eléctricos Tesla, y en 2016 aprobaron un aumento de impuestos para proporcionar un subsidio de $750 millones para el Estadio Raiders.

“Si puede hacer $1.3 billones para Tesla y $750 millones para los Raiders, ciertamente puede hacer $75 millones para la educación”, señaló Segerblom.

Las sesiones especiales de la Legislatura de Nevada pueden ser convocadas por el gobernador o por una petición firmada por dos tercios de los legisladores estatales (tanto de la Asamblea como del Senado).

Sandoval no está listo para convocar una sesión para el tema, anunció su oficina el lunes.

“El Gobernador cree que una sesión especial es innecesaria ya que esta es una discusión de política para la próxima sesión de la Legislatura”, dijo en un comunicado la vocera de Sandoval: Mary-Sarah Kinner.

 

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like