84°F
weather icon Partly Cloudy

Planeaba sospechoso de ataque a una sinagoga también atacar un McDonald’s, señala jueza

Un hombre de Las Vegas acusado de conspirar para atacar una sinagoga local también había esbozado planes para atacar un restaurante McDonald’s, según un nuevo documento judicial.

“El acusado habló sobre el ataque como una misión suicida”, escribió la jueza magistrada estadounidense Nancy Koppe en una orden de detención para Conor Climo.

La orden, hecha pública esta semana, describe las razones de la jueza para mantener a Climo (de 23 años) bajo custodia federal.

“El Tribunal considera que el acusado no solo está hablando de lo que tiene la intención de hacer, sino que también está planeando y ya ha participado en acciones”, escribió Koppe.

Citó bocetos detallados y planes que los agentes del FBI encontraron en su habitación como evidencia de que representa un peligro para la comunidad.

Climo, quien trabajaba como guardia de seguridad, fue acusado el viernes en relación con materiales para fabricar bombas encontrados en su dormitorio, ubicado en la casa del valle del noroeste donde vivía con su madre.

Una denuncia penal lo acusa de conspirar para atacar una oficina local de la Liga Anti-Difamación y un bar de la calle Fremont. Él creía que el bar abastecía a la comunidad LGBTQ, según la denuncia.

“El acusado describió libremente su ideología supremacista blanca”, escribió Koppe en su orden, que describe a Climo como miembro de la División Atomwaffen. El Southern Poverty Law Center describe a Atomwaffen como un grupo terrorista neonazi.

En una conversación con agentes del FBI, “el acusado confesó que quería cometer un atentado, mantener su ideología y transmitir su mensaje”, según la orden de Koppe.

Los bocetos y diarios que se encontraron en la habitación de Climo incluyen un dibujo del bar que no nombró junto con los planes de ataque, según la orden. Los planes para el atentado a una sinagoga cerca de su casa eran más específicos.

“El acusado habló de querer encender un dispositivo incendiario y que otros se unieran a él para dispararle a las personas cuando salieran de la sinagoga”, escribió el juez.

Koppe señaló que Climo tiene una “relación extremadamente inestable” con su madre, una que una tía describió como “horrible”, lo que puede afectar su capacidad de comparecer ante el tribunal.

La madre de Climo y otros familiares no pudieron ser contactados el jueves.

Según Peter Simi, profesor asociado de la Universidad Chapman que estudia grupos extremistas y violencia, puede ser difícil procesar casos en los que alguien parece estar planeando un ataque. La ambigüedad en esos planes y la elaboración de trampas por parte de la policía pueden ser factores.

Pero Climo en este caso está acusado de discutir directamente sus planes con un agente encubierto del FBI e informante confidencial, entre otros, según su denuncia penal.

“Idealmente, esto es lo que queremos”, señaló Simi. “No queremos esperar hasta después del ataque”.

Justo una semana antes de que Climo fuera acusado, un ataque de la supremacía blanca contra mexicanos en El Paso, Texas, dejó 22 personas muertas.

En 2016, Climo apareció en un segmento local de noticias con un chaleco táctico y un rifle estilo AR-15 con cuatro cartuchos de 30 rondas mientras “patrullaba” su vecindario del valle del noroeste. Le dijo a un periodista que estaba formando su propio cuerpo de vigilancia vecindario, pero en un segmento actualizado, Climo canceló ese plan después de las objeciones de la comunidad.

El abogado de Climo declinó hacer comentarios el jueves. Se espera que el acusado aparezca en corte la próxima semana.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.