70°F
weather icon Clear

Planta solar de Tonopah podría terminar en bancarrota, dice desarrollador

La planta de energía solar Crescent Dunes podría quedar en bancarrota, según una demanda presentada por el desarrollador del proyecto.

El miércoles, SolarReserve presentó una demanda contra el Departamento de Energía de EU y Tonopah Solar Energy. SolarReserve alega que el Departamento de Energía interfirió con su “derecho a participar en la gestión” de Tonopah Solar Energy, el operador de la planta.

La demanda se presentó dos días antes de que NV Energy proporcionara un aviso de terminación de su acuerdo de compra de energía renovable con el proyecto solar, citando “apagones frecuentes y prolongados”.

En 2008, un afiliado de SolarReserve formó Tonopah Solar Energy como una Compañía de Responsabilidad Limitada (LLC, por su sigla en inglés) para desarrollar, poseer y operar la planta termosolar de 110 megavatios con almacenamiento de sales fundidas en el centro de Nevada. Tres años después, el Departamento de Energía acordó prestar a Tonopah Solar Energy 700 millones de dólares para financiar el proyecto, el primero de su tipo en el mundo.

Gerentes “seleccionados cuidadosamente”

SolarReserve sostiene que el acuerdo de LLC le otorga el derecho de nombrar a uno de los gerentes de Tonopah Solar Energy. Pero de acuerdo con la demanda, el Departamento de Energía envió un aviso de carta predeterminada solo días después de que SolarReserve impusiera a Troy Taylor como nuevo gerente.

Según la demanda, el Departamento de Energía está buscando nombrar dos nuevos miembros para la junta directiva de Tonopah Solar Energy a través de esta notificación, “que da la apariencia de que el (Departamento de Energía) tiene el control total de Tonopah a través de sus directores ‘independientes’ cuidadosamente seleccionados que comprenden la totalidad de la Junta de Directores de Tonopah”.

Y debido a que las decisiones importantes, como los procedimientos de quiebra, requieren un voto unánime de los gerentes, la demanda alega que el Departamento de Energía puede determinar el destino de Tonopah Solar Energy sin ninguna representación de SolarReserve en la junta.

“Las acciones (del departamento) interfieren con el derecho de SolarReserve a participar en la gestión de Tonopah; y dan como resultado la pérdida de los derechos de propiedad de SolarReserve en un proyecto de mil millones de dólares que SolarReserve comenzó en 2008, sin la oportunidad de impugnar esa pérdida”, según la demanda.

El Departamento de Energía declinó hacer comentarios sobre litigios pendientes. No se pudo contactar a un representante de SolarReserve a tiempo para su publicación.

‘Apagones frecuentes y prolongados’

El 4 de octubre, NV Energy proporcionó un aviso de finalización del proyecto Crescent Dunes. El acuerdo de compra de energía debía finalizar el 31 de diciembre de 2040.

La vocera de NV Energy, Jennifer Schuricht, mencionó que el desempeño del proyecto no cumplía con los estándares establecidos en su contrato.

“Tenemos la responsabilidad con nuestros clientes de garantizar que los proyectos para los que tenemos la aprobación de la Comisión de Servicios Públicos de Nevada se entreguen según lo requerido contractualmente”, explicó Schuricht en un correo electrónico. “Aplicaremos sus disposiciones diligentemente para proteger a nuestros clientes de cualquier impacto negativo en la confiabilidad y el costo como resultado”.

El proyecto solar fue aprobado por la Comisión de Servicios Públicos de Nevada en 2010, pero tardó mucho más en construirse de lo que predijeron los funcionarios de la compañía. No entró en operaciones comerciales hasta noviembre de 2015.

Menos de un año después, se cerró durante ocho meses para reparaciones después de una pequeña fuga en un tanque de sal fundida. Según una solicitud de junio de NV Energy, los apagones frecuentes y prolongados de la planta redujeron la cantidad esperada de energía y créditos en un 50 por ciento este año y un 25 por ciento en 2020 y más allá.

El informe apunta que NV Energy está posicionada para cumplir con sus compromisos de crédito futuros, pero “dado el tamaño del proyecto, Nevada Power simplemente no tiene suficientes reservas de crédito ni suficiente capacidad renovable para superar déficits de crédito duraderos y de varios años”.

Según la demanda, NV Energy argumentó que el proyecto no logró cumplir con sus niveles de energía contratados debido a “varios problemas” con un tanque de sal caliente y “problemas relacionados con la construcción”.

Tonopah Solar Energy concluyó que los problemas con el tanque eran inevitables, pero SolarReserve señaló con el dedo las plantas termosolares Cobra, que ayudaron a diseñar y construir el proyecto, y sus entidades relacionadas.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.