Poner arreglos navideños requiere precauciones

En la temporada de fin de año las decoraciones y las fiestas aumentan el riesgo de siniestros, por eso hacerlas bien es indispensable. Si usted tomó precauciones felicidades, pero si no, todavía puede revisar y corregir, eso recomienda el Departamento de Bomberos.

Con el invierno y las fiestas, se incrementan las posibilidades de incendios si la gente no toma precauciones, afirmó Timothy Szymansky, oficial de Información Pública del Departamento de Bomberos de Las Vegas, y agregó “todos queremos tener unas fiestas felices y seguras por eso conviene tomar precauciones extras. Que todo luzca bonito… pero también seguro”.

Entrevistado en los cuarteles generales del Cuerpo de Bomberos y Rescate de Las Vegas, el oficial Szymansky respondió preguntas de El Tiempo. Primero insistió en que la seguridad es el punto número uno que la gente debe tener en cuenta cuando pone decoraciones, no solo tratar de que se vea bien; igual para cocinar y para calentar la casa con aparatos móviles.

Es la temporada cuando se usan más adornos, velas, calefacción y se cocina mucho. Eso significa más demanda de potencia eléctrica y quema de combustibles como gas y eventualmente carbón. Todo requiere un uso responsable, afirmó Szymansky y ofreció recomendaciones que la gente debe atender para conservar su hogar y familia seguros.

Las precauciones deben empezar por puntos tan comunes como tener alarmas de humo. En muchos hogares hispanos a veces les gusta cocinar en lugares no bien ventilados. O para calentar cuartos usan aparatos portátiles que consumen carbón o gas,. Todo eso sumado a las estufas, calentadores de agua y chimeneas emite monóxido de carbón que es inoloro e invisible pero mortal.

Nunca se debe concinar ni usar asadores o calentadores en lugares sin ventilación.

Adornos, arbolitos y velas

Enseguida Szymansky puso énfasis en los puntos más comunes que requieren cuidado: adornos eléctricos, árboles navideños naturales y velas.

Elija usar decoraciones resistentes a las flamas o retardantes al fuego. Use foquitos de adorno apropiados para exterior o interior, y siga las instrucciones del fabricante para las conexiones. Tenga cuidado de no sobrecargar los enchufes ni las extensiones.

Los árboles de Navidad naturales deben estar frescos, mantenerse con agua todo el tiempo, no colgarles nada que sea inflamable, ubicarlos lejos de chimeneas, de velas y calentadores.

Igual que las otras decoraciones hay que desconectar las luces del arbolito antes salir de casa y antes de ir a la cama. Al final de la temporada los árboles secos son de alto riesgo y deben llevarse a un centro de reciclaje.

Las velas son muy bonitas pero son la primera causa de incendios en una casa, y en diciembre es cuando más siniestros ocurren por esto. Tome especiales cuidados sobre todo cuando hay niños alrededor. Ponga las velas en algo resistente al fuego y alejadas unos 30 centímetros de cualquier material inflamable. Apáguelas antes de salir de casa o irse a dormir. De preferencia use velas artificiales.

Para finalizar Timothy Szymansky afirmó que los niños nunca deben manipular cerillos ni encendedores. Jugar con cerillos o encendedores es parecido a jugar con una arma de fuego y puede ser peor. Ahora se considera un delito, como dejar a niños sin atender en las albercas o en autos. “Los cerillos y encendedores pueden representar un monstruo”, remarcó.

Para información sobre tips de seguridad y sobre el Departamento de Bomberos: www.lasvegasfire.org

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like