86°F
weather icon Clear

Premian esfuerzo de “pequeños guerreros”

El 29 de abril se celebró el Día Mundial de los Deseos, y para conmemorarlo, la organización no lucrativa Make-A-Wish se asoció con la empresa deportiva Ultimate Fighting Championship (UFC) para revelar los deseos de 11 niños locales que han tenido la fortaleza de superar complicadas enfermedades.

El objetivo del evento fue informarles a estos niños y a sus familias que dichos deseos muy pronto se convertirán en realidad. Con este esfuerzo, Make-A-Wish está en camino de otorgar 175 deseos -en el último año- a infantes del Sur de Nevada.

Entre los 11 menores seleccionados se encontraban dos adolescentes de origen hispano. Una de ellas fue Camila Lausso, de 17 años de edad, quien compartió su historia con El Tiempo tras recibir la noticia de que su sueño de viajar a Europa será posible.

“Todo empezó cuando estuve en el séptimo grado, mis riñones comenzaron a no funcionar correctamente. Estuve en el hospital por cuatro meses y después de eso estuve en tratamiento. Al siguiente año me diagnosticaron con cáncer de linfoma, terminé el tratamiento pero un año después me regresó el cáncer. Estuve en tratamiento por un año más, tenía quimioterapias, tuve un trasplante de célula meiosis y radiación”, relató Lausso.

La buena noticia es que esta joven de ascendencia ecuatoriana ha podido salir delante de esta enfermedad, ahora tendrá la oportunidad de conocer países como Francia, Italia y posiblemente España al lado de su familia.

“Me siento tan feliz, no sé cómo describir esta emoción que me han dado. Mis padres y yo siempre hemos querido ir a Europa, hemos ido a Ecuador unas cuantas veces pero no a otro lado. Nos encanta viajar, entonces ir a Europa será un sueño realizado. Cuento los días”, dijo Lausso.

Antes de terminar la plática con este medio de comunicación, Camila dedicó unas palabras de agradecimiento para UFC y Make-A-Wish: “Muchísimas gracias por todo lo que hacen, no solo por mí, sino por muchos niños que tienen estos deseos que les dan esperanza y luz después de la oscuridad, que es la enfermedad. Gracias por el amor y la esperanza”.

Durante el evento realizado en las oficinas de UFC, los niños pudieron convivir con deportistas de Artes Marciales Mixtas pertenecientes a esta compañía, además de compartir su felicidad con familiares y medios de comunicación.

Ayleen Say Sánchez, de 15 años de edad y de ascendencia mexicana, acudió en compañía de su madre Norma Sánchez. Al igual que Camila, el deseo de Ayleen es viajar a Europa, específicamente a París, Francia. La señora Norma reconoció que el apoyo de organizaciones benéficas es un aliciente para que los padres de familia puedan incentivar a sus hijos a superar sus respectivas enfermedades.

“No sabíamos de este tipo de fundaciones, en el hospital nos dijeron de esto y éramos incrédulos. Es muy difícil pasar por las enfermedades que han tenido estos niños… Mi hija tuvo osteosarcoma, que es cáncer en el hueso –en la tibia de la pierna derecha-. Tuvo una cirugía, le pusieron una prótesis. Estuvo un poco difícil ese proceso”, comentó la señora Sánchez.

Por su parte, Ayleen enfatizó su deseo de conocer la torre Eiffel, ya que desde chica escuchaba las anécdotas de su padre respecto a la ciudad de París.

“Me siento muy contenta, quería gritar pero no podía porque había muchas personas y me da pena. Esto es algo muy bonito porque enseña cómo nosotros peleamos por algo, somos unos guerreros y merecíamos algo así”, declaró Ayleen.

Contacte a Anthony Avellaneda en: aavellaneda@eltiempolv.com, o siga la cuenta de Twitter de El Tiempo: @eltiempolv.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.