Presentan demanda por la muerte de un trabajador de construcción en Las Vegas

Una demanda por muerte injusta reclama que una compañía de construcción local y una agencia gubernamental no protegieron a un trabajador de las condiciones peligrosas en un sitio de construcción en Las Vegas donde cayó a su muerte en un pozo de más de 20 pies de profundidad en septiembre de 2017.

En la mañana del 25 de septiembre, Russell Tracy, un experimentado trabajador de hierro y pintor industrial junto con su compañero, estaban listos para inspeccionar un pozo de acceso de 22 pies que los funcionarios del estado afirmaron que no estaba debidamente asegurado en un sitio de construcción de Las Vegas Paving Corp., cerca de Las Vegas Boulevard South y Jonathan Drive. Fue su primer día en el trabajo con Olsen Precast Co.

Poco después de la inspección, Tracy fue encontrado muerto en el fondo del pozo. Tenía 46 años.

La Administración de Seguridad y Salud (OSHA, por su sigla en inglés) finalmente encontró en su investigación que Olsen Precast había “cometido una violación intencional con total indiferencia a la seguridad y salud de los empleados”, y la agencia multó a la compañía con 82 mil dólares el marzo pasado, según los informes proporcionados al Las Vegas Review-Journal.

Desde entonces, la esposa de Tracy, Meredith, se ha visto atrapada en medio de una batalla en curso con Olsen Precast por la compensación de los trabajadores, un caso que su abogado, Tom Askeroth, dijo que destaca el sistema de compensación de los trabajadores de Nevada.

Debido a las leyes de compensación para trabajadores, Olsen Precast no fue nombrado acusado en la demanda por muerte injusta, que se presentó a fines de mayo en el Tribunal de Distrito del Condado de Clark en nombre de Meredith Tracy y los cuatro hijos de la pareja: Colin, Kevin, Callie y Kannon.

“Podría decirse que el único recurso de Meredith para la recuperación contra Olsen Precast es a través de la compensación de los trabajadores”, señaló Askeroth el miércoles.

En cambio, la demanda, presentada contra Las Vegas Paving y el Distrito de Reclamación de Agua del Condado de Clark, que estuvieron presentes en el lugar de trabajo ese día, alega que ambos “tenían conocimiento previo de la obvia violación de seguridad de Olsen Precast” y eran “específicamente conscientes de que Olsen Precast no estaba “utilizando una barandilla u otros dispositivos de seguridad similares para evitar caídas en el pozo No.8 inmediatamente antes de la muerte del señor Tracy”.

Ambos también “tenían el deber de mantener el sitio de construcción seguro y libre de condiciones peligrosas, incluida la zona que rodea el pozo de acceso No.8”, según la queja.

Marty Flynn, un portavoz del distrito, se negó a comentar el martes sobre la demanda.

Ni Jim Barker, un portavoz de Las Vegas Paving, ni el abogado de la compañía, Tye Hanseen, respondieron a múltiples solicitudes de comentarios.

“La demanda es el primer paso de un largo proceso”, comentó Askeroth. “Los litigios podrían durar varios años más”.

Tracy está buscando una compensación de Las Vegas Paving y del distrito de recuperación “por los daños y las pérdidas sufridas por Meredith y el patrimonio de Russell Tracy”.

En cuanto al caso de compensación de los trabajadores, un juez en enero se puso del lado de Meredith Tracy y le otorgó todos los beneficios a las sobrevivientes.

Pero Olsen Precast presentó una apelación, y el caso, que Askeroth sospecha que podría permanecer en el limbo por un año más antes de que se resuelva, continuaba en proceso hasta el miércoles.

Mientras tanto, Askeroth declaró: “Meredith está viviendo el día a día haciendo lo mejor que puede. En este momento, ella está más preocupada por su familia y por cuidar a sus hijos”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
Add Event

You May Like