Presidente Donald Trump visitó a sobrevivientes de Route 91

Tras el ataque armado efectuado en Las Vegas durante el concierto Route 91, donde al menos 59 personas murieron, el presidente Donald Trump visitó la ciudad para reunirse con autoridades y sobrevivientes del atentado más mortífero que se haya registrado en la nación.

El Tiempo y Las Vegas Review-Journal estuvieron presentes en las actividades del mandatario desde su llegada al aeropuerto internacional McCarran, donde lo esperaban el senador Dean Heller, el procurador general Adam Laxalt, la alcaldesa Carolyn Goodman y el jefe de LVMPD Joseph Lombardo.

El presidente Trump visitó a los sobrevivientes del ataque que se encuentran hospitalizados en el Centro Médico Universitario (UMC), donde se limitó a hablar sobre la violencia con armas y prefirió reconocer la labor del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD) y del personal médico. La primera dama, Melania Trump, acompañó al mandatario durante la visita.

“Quiero destacar el trabajo de los profesionales que han tratado a las víctimas. Han hecho una labor indescriptible. He estado con víctimas terriblemente heridas. Lo que he visto aquí es un tributo increíble a la profesionalidad de todo el personal. Es increíble la valentía de la Policía y de toda la gente que ayudó a los heridos. Me hace sentir orgulloso”, dijo el presidente.

Después del hospital, el mandatario se dirigió a las instalaciones de LVMPD, donde volvió a reconocer la rápida intervención de las autoridades, quienes evitaron que la tragedia fuese aún mayor. También dio un discurso de unidad en el que aseguró que “la nación está de luto”. Durante esta sesión el presidente fue acompañado por los senadores Dean Heller y Catherine Cortéz Masto, la alcaldesa Carolyn Goodman, el congresista Rubén Kihuen, autoridades de la policía, entre otros.

Ante la visita del presidente Trump, la organización Battle Born Progress realizó una conferencia de prensa para exhortar a los funcionarios públicos a trabajar en una legislación que regule la posesión de armas de fuego, ya que estas en las manos equivocadas han causado muertes en los últimos años.

“Queremos decirle al presidente, senadores, congresistas y a todos los que nos representan que estamos tristes pero también estamos llegando al momento en que estamos enojados, la peor matanza en la historia de Estados Unidos ha pasado en nuestra casa, Las Vegas. Tenemos que hacer algo sobre esta violencia que pasa en nuestro país, casi diariamente hay una situación donde más de cuatro personas son víctimas de esta violencia con armas”, mencionó la subdirectora de Battle Born Progress, María Teresa Liebermann.

Las organizaciones presentes durante la conferencia aseguraron que es momento de tratar el tema de las armas a nivel gubernamental, ya que consideran que restringir su venta podría prevenir homicidios masivos como el ocurrido recientemente en Las Vega o el año pasado en Orlando.

“Es triste que el presidente no quiso hablar sobre la violencia con las armas, sigue diciendo que ahora no es el tiempo, pero nosotros pensamos que ¿cuándo va a ser el tiempo correcto?, ¿cuándo mueran más personas?, no es justo decir eso porque tenemos que hacer algo y esta violencia tiene que parar.

Le pedimos a republicanos y demócratas, todos los partidos, que por favor hagan algo y que trabajen para pasar legislaciones, piensen en lo que pasó y hagan algo para proteger a la gente que representan”, concretó Liebermann.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like