Primer año de una era

En julio del año 2017 comenzó la venta de cannabis para su uso recreativo en tiendas especializadas de estos productos, que incluyen la planta para ser fumada, repostería, caramelos, concentrados en aceite o pasta y prácticamente toda la presentación que se le ocurra. En las primeras semanas ya se habían vendido $5 millones de dólares.

Las expectativas fueron ampliamente rebasadas, ya que el último reporte de ventas, que es de los 10 primeros meses, indican $340 millones de dólares en ventas, más de $50 millones de dólares se han recaudado en impuestos y la creación de por lo menos 3,500 nuevos empleos. Lo anterior de acuerdo a información del senador estatal Tick Segerblom, el principal impulsor de la legalización de esta planta para su consumo, “pero fue el pueblo quien ejerció su derecho al voto y apoyaron esta propuesta que incluía que el dinero en impuestos se destinaria directamente a las escuelas públicas y educación del estado de Nevada, situación que esta sin resolverse hasta el momento”.

“El padrino de marihuana”, como es conocido el senador Segerblom, ha mantenido su apoyo a que el dinero de impuestos sea usado en educación, “ese dinero hay que dárselo en cuanto antes al Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, en inglés)”, declaró en conferencia para la prensa.

Otras propuestas de Segerblom es la creación de un fondo económico para los afectados en “la guerra contra las drogas”, y que Las Vegas se convierta en la ciudad líder para turismo relacionado a la marihuana, con educación pública sobre el tema y seguridad para el consumo. “se vende 1 millón de dólares diarios en marihuana”.

A un año de la venta de marihuana, El Tiempo consultó con la enfermera egresada de UNLV, Juhlzie Monteiro, quien también es editora de la revista Cannabis Nurses, “todavía no hay una ley que haga cumplir que el dinero en impuestos se vaya a la educación, en la próxima sesión legislativa es uno de los temas a resolver”.

Monteiro se refirió a que los más de $50 millones de dólares en impuestos “están en un frasco de galletas, que cualquiera puede tomar para lo que sea, y no como se propuso en su momento a los residentes”, a pesar de esta situación no se puede ocultar el éxito que ha obtenido en el sentido económico.

La enfermera recordó que el 45 por ciento de los empleos en esta novedosa industria son ocupados por mujeres, y de acuerdo a su perspectiva es una nueva era en la que el consumo de cannabis será socialmente aceptado, “el siguiente paso es el consumo en público en bares exclusivos para este propósito, como fumar un cigarrillo de tabaco”.

Uno de los cambios más significativos en la eventual aceptación del consumo de la planta, es el ejemplo que ha puesto Caesars Palace, ya que en sus propiedades han eliminado la marihuana en su prueba de drogas en las contrataciones de nuevos empleados y exámenes rutinarios de los trabajadores.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like