Procurador: Dos de los fragmentos hallados en río San Juan serían identificables.

Cuerpos totalmente desintegrados que fueron expuestos a una temperatura que alcanzó los 1,600 grados. En esas condiciones están los restos hallados en varias bolsas de basura, de color negro, en la zona de Loma de Coyote, Guerrero y los que según los detenidos que declararon ante la Procuraduría General de la República (PGR), pertenecerían a los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa.

Pese a su estado de deterioro por su exposición al intenso calor, dos de estas partes podrían ser identificables. Entre ellas se encuentra una rótula, reconoció el procurador de México, Jesús Murillo Karam.

Murillo Karam dijo que un laboratorio especializado en Austria que analizó los restos a través de una videoconferencia e indicó que sólo una rótula y el pedazo de un cuerpo son las únicas piezas con posibilidades de ser identificadas. Sin embargo no lo pueden asegurar, debido al grado de calcinamiento de los restos.

“Irán a ese laboratorio que nos dio una posibilidad”, dijo en entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola.

En caso de que el laboratorio, perteneciente a la Universidad de Innsbruck, logre rescatar el ADN de las piezas, éstas tendrían que ser enviadas a otro laboratorio en España.

Además el Procurador de México indicó que tiene plena seguridad que en la zona, cerca de Cocula, fueron asesinadas muchas personas. Aunque se niega a confirmar que se trata de los 43 estudiantes desaparecidos hace más de un mes.

“Yo no puedo especular, hay indicios muy fuertes que tengo que identificar. De lo que no tengo duda es que ahí mataron a un muy amplio grupo de personas. Lo que tengo que confirmar es quiénes son”, dijo el titular de la PGR.

El viernes pasado Murillo Karam ofreció los detalles de las confesiones de tres detenidos, de los cuales dos se presentan como autores materiales de haber matado a más de 40 personas que se identificaron como estudiantes. El otro detenido se describe como un vigilante. Todos son integrantes del grupo criminal de Guerreros Unidos.

Pero Murillo Karam dejó claro que falta la detención de alrededor de 10 personas más y que por lo menos tres serían también autores materiales de este brutal crimen.

Todo basado en las declaraciones de los tres detenidos confesos.

El rechazo a estos indicios de la policía mexicana no se hicieron esperar no sólo por parte de los familiares de las víctimas, sino por el país completo, envuelto en una crisis social por el problema de las desapariciones forzadas.

Ante las críticas por la investigación liderada por Murillo Karam, el funcionario destacó que no tienen nada que ocultar y que está enfocado en la búsqueda de los normalistas de Ayotzinapa y de los responsables.

“Es difícil que alguien haya vito el resplandor de la hoguera con cuerpos”, apuntó Murillo.

Cuestionado por Loret de Mola ante la frase de “Ya me cansé”, que se hizo viral en redes sociales, el Procurador respondió que no se arrepiente de haberla dicho y que es normal que se canse: “Pues soy humano y además de lo que estoy cansado es de la violencia brutal”.

“Cuando dije estoy cansado, estoy cansado de una violencia brutal, lo vivido lo tengo todos los días desde ese entonces, sí me cimbra. Además de que tenía yo 40 horas sin dormir”, señaló en entrevista para Primero Noticias.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like