Programa 287 G sin cambios en Nevada

Representantes de la agencia federal de Servicios de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), visitaron a cuatro policías del sistema penitenciario de las cárceles de Las Vegas, que son parte del Condado Clark, a solicitud de estos últimos para entrenar y poder sustituir a los agentes del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD) que están por retirarse y mantener su plantilla actualizada.

Son 11 policías del sistema penitenciario de LVMPD, quienes tienen las funciones y acceso que ICE les provee, se debe de subrayar que no son policías a pie, es decir que la comunidad convive con ellos en las calles y brindan seguridad, los elementos que colaboran con ICE son exclusivamente dentro de las cárceles.

La información fue proporcionada por el gerente del Programa 287 G, el oficial de ICE Henry Yates, quien aclaró tanto las dudas de los cuatro policías de LVMPD que asistieron a la reunión de trabajo, así como de los miembros de la comunidad que atendieron, ya que fue una junta abierta al público en general y a medios de comunicación.

“Ha habido cambios en la prioridad de deportación que ha solicitado el presidente Trump, en Nevada sigue trabajando la 287 G de la misma forma, solamente en las cárceles que es donde tenemos a nuestros agentes ICE y los colaboradores de Metro, cada día este programa evita que criminales sigan en el país”, explicó de parte de ICE, Yates.

De LVMPD, los cuatro policías explicaron a los presentes por que recurrieron a ICE e hicieron una junta pública, “varios elementos están por retirarse, y somos solo 11 los que tenemos acceso a las bases de ICE, por eso mismo solicitamos el entrenamiento, no se va ampliar la 287 G a las calles, ni vamos a tener más policías con esas funciones de migración”.

Si bien al ambiente en el salón de trabajo, en la comandancia general de LVMPD en la calle Martin Luther King, se tornó tensó por el miedo de la comunidad que asistió, en su mayoría hispanos, a lo que pudiera suceder si se aplicará al 100% este programa en Nevada, el respeto imperó en las tres partes: público, ICE y Metro.

Toda persona que sea llevada a una cárcel del sistema penitenciario puede ser sujeto a deportación a su país. Se hace el protocolo como con cualquier otro preso, que van desde un DUI (conducir bajo la influencia de alguna sustancia nociva) hasta criminales de mayor peligrosidad, “a todos se les hace captura de huellas digitales, es el mismo trato para todos”, explicaron los policías.

Las deportaciones ocurren a personas que en ese momento se descubre que: entraron de forma ilegal al país, se quedaron más tiempo que sus permisos de visa, han cometido fraudes con documentos falsos, robaron identidad, tienen beneficios exclusivos de residentes legales o ciudadanos como Welfare.

Si un criminal se presenta ante un juez de leyes penales y recibe una condena, en caso de ser alguien sujeto a deportación, cumple su condena y luego será llevado ante un juez de migración, que estudiará su caso y se le puede retirar la “green card” (residencia) en caso de tenerla o ser removido del país, en caso de ser indocumentado. Con información de Yates.

LO MÁS RECIENTE

You May Like