Propone impuesto local el informe del sindicato de maestros del Condado Clark

Un nuevo informe del sindicato de maestros del Condado de Clark aboga por que los legisladores estatales permitan a los distritos escolares locales recaudar dinero extra por su cuenta para apoyar la educación.

El documento de 22 páginas fue publicado la semana pasada por la Asociación de Educación del Condado de Clark, antes de la sesión legislativa de 2019. El documento reconoce el progreso realizado en la financiación de la educación en los últimos cinco años, pero dice que los estudiantes no pueden esperar a una revisión del sistema de financiación estatal y que se deben tomar medidas ahora para permitir oportunidades de financiación local.

“Creemos que el financiamiento local debe venir con fuertes medidas de responsabilidad para garantizar que se gasten nuevos ingresos en estrategias de intervención probadas para avanzar en el rendimiento estudiantil”, describe el documento. “Y creemos que los estudiantes de Nevada no pueden esperar una revisión larga y costosa del Plan de Nevada”.

Una nueva dirección

En este momento, los distritos escolares locales no tienen el poder de aumentar los impuestos por sí mismos para complementar la educación.

Todo el dinero de impuestos programado para fondos de educación se recolecta y se incluye en una cuenta a nivel estatal, llamada Cuenta escolar distributiva. Esa cuenta se distribuye en los 17 distritos escolares del estado según una fórmula que data de hace décadas y que la mayoría de los defensores de la educación acuerdan que está desactualizada y que ya no atiende a los estudiantes de Nevada.

Pero cambiar la fórmula es visto como un largo camino para los legisladores, y no se puede modificar en una sesión de 120 días. Es por eso que el sindicato quiere permitir que los ingresos locales entren en juego mientras que la fórmula estatal cambia con el tiempo.

Algunos otros estados, incluyendo Florida, permiten que las juntas escolares pongan una medida en la boleta, solicitando aumentar los impuestos para la educación. Ese no es el caso en Nevada.

Pero el informe del sindicato determina que los legisladores podrían aprobar un proyecto de ley que autorice a los condados a reunir una combinación de fuentes de ingresos con un límite determinado según la autorización de la Comisión del Condado de Clark, los votantes o ambos. El estado ha hecho esto dos veces en su historia reciente, ambas veces beneficiando proyectos de construcción en las escuelas del condado de Washoe.

John Vellardita, director ejecutivo del sindicato de maestros del Condado de Clark, dijo que deliberadamente evitó abogar por un solo tipo de impuesto, porque luego se convierte en una discusión política, no en una discusión de política. Pero se mantuvo firme en que cualquier aumento en los impuestos debería aprobarse mediante un voto de la comunidad.

“Los votantes, el público, la comunidad deberían ser los únicos que decidan”, anunció.

Una cuestión de equidad

Pero la propuesta no viene sin precaución. Michelle Booth, portavoz de Fund Our Future, dijo que le preocupa que permitir que las entidades locales aumenten sus propios impuestos provoque desigualdades en todo el estado. La coalición Fund Our Future se formó a principios de este año en un esfuerzo por educar y crear conciencia sobre los fondos de Nevada.

“Se crean inequidades entre los distritos, no todos tienen el mismo potencial para recaudar la misma cantidad de ingresos”, detalló sobre la propuesta. “Hemos visto varios otros estados que han cambiado su fórmula de financiación, derivada de ese problema específico. Ese es el desafío de eso; no hay dos distritos que tengan el mismo potencial para aumentar los impuestos”.

La fórmula de financiación actual de Nevada se basa en un factor de riqueza, lo que significa que los distritos más pobres obtienen más dinero por alumno de la fórmula que los distritos más ricos, a fin de proporcionar una educación equitativa.

Booth dijo que la idea de recaudar dinero a nivel local podría tener cierto potencial, pero debe hacerse con cautela para evitar crear desigualdades.

Vellardita mencionó que entendía por qué algunas personas afirman que la propuesta crearía inequidades, pero dijo que no es justo castigar a los estudiantes del Condado de Clark porque White Pine no puede recaudar la misma cantidad de dinero.

Robert Fellner, director de política del Nevada Policy Research Institute, criticó la propuesta y mencionó que el distrito escolar ya recibe dinero de fuentes locales, principalmente impuestos a la propiedad. Dijo que la reforma educativa, no más impuestos, debería ser la prioridad.

“Su objetivo número uno es aumentar los ingresos para sí mismos”, destacó Fellner sobre el sindicato de maestros y el distrito escolar. “Es difícil justificar su deseo de aumentar los impuestos cuando el sindicato de maestros está tratando de matar esfuerzos educativos como programas de elección de escuelas que funcionan y cuestan menos de lo que se destina al sistema de escuelas públicas”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like