Protestan contra el ingreso de nuevo vicejefe de policía de Henderson

Una organización sin fines de lucro con sede en Dallas protesta contra la contratación del nuevo jefe adjunto del Departamento de Policía de Henderson.

“Madres en contra de la brutalidad policial” condenaron el martes la contratación de Thedrick Andres, quien comenzó su trabajo en el departamento de Henderson el lunes pasado.

“Queríamos hacer sonar la alarma sobre este oficial de policía porque la gente de Henderson tiene derecho a saber sobre su pasado y conocer a fondo su récord completo”, dijo John Fullinwider, cofundador del grupo. “Si alguien resulta golpeado o, Dios no lo quiera, muerto, entonces al menos el problema se habrá planteado antes de tiempo”.

Andres mató a tiros a Juan May, de 45 años al momento de su muerte, un veterano de la Infantería de Marina, el 30 de junio de 2014, mientras estaba fuera de servicio en una fiesta de cumpleaños en Texas.

“Seguimos afirmando firmemente que los reclamos carecen de mérito”, dijo el abogado de Andres, James T. Jeffrey Jr., en un correo electrónico.

Andres, de 48 años, fue investigado pero no acusado por un gran jurado en mayo de 2015 y fue absuelto luego de una investigación de asuntos internos. En octubre se celebró una audiencia sobre la desestimación de la demanda, pero el juez federal que preside el caso no ha fallado, según los registros judiciales.

“Esta organización tiene derecho a su opinión, pero también deben respetar el hecho de que el Subdirector Andres fue absuelto de cualquier irregularidad tanto por la Oficina del Fiscal del Condado de Dallas como por el Departamento de Policía de Arlington”, dijo el vocero de Henderson, David Cherry. “Ambas investigaciones descubrieron que actuó en defensa propia porque sintió que su vida estaba en peligro y, en el momento en que descargó su arma, continuó siendo golpeado por el individuo que comenzó este cruel asalto”.

“El subjefe Andres sigue contando con el apoyo total de la jefa de policía de Henderson, LaTesha Watson, y debe ser juzgado no solo por las conclusiones de hecho en este caso, que borraron su nombre, sino también por su historial completo de 28 años como agente del orden público oficial que se ha desempeñado sin ningún registro de mala conducta en varias organizaciones policiales”, dijo Cherry.

Collette Flanagan fundó “Madres contra la brutalidad policial” en 2013 después de que su hijo, Clinton Allen, de 25 años, recibiera un disparo mortal de un oficial de policía de Dallas. El grupo une a las madres y otros familiares que han perdido a sus hijos con la violencia policial.

Fullinwider llamó a la hermana de May, Jindia Blount, “un miembro fuerte del grupo”.

Póngase en contacto con Sandy Lopez en slopez@reviewjournal.com o 702-383-4686. Siga a @JournalismSandy en Twitter.

LO MÁS RECIENTE

You May Like