Provoca incremento de precios de tierras aledañas el estadio de los Raiders

El pequeño sitio industrial no es muy grande, solo una colección de contenedores de almacenamiento, semi-remolques, botes y otros vehículos y artículos.

Pero con los Raiders construyendo un estadio de fútbol de 65 mil asientos justo al otro lado de la calle, la trama anodina ahora es un negocio lucrativo y, si se cumplen los planes, será un lugar de entretenimiento de uso mixto.

El fundador de Osprey Real Estate Capital, Sean Dalesandro, confirmó el martes que se asoció con Huntington Hotel Group para adquirir el sitio industrial de 2 acres en 5575 Polaris Ave., justo al oeste del sitio del estadio. La compra de 6.5 mdd se cerró el 26 de noviembre, según muestran los registros.(Las Vegas Review-Journal)

Los registros de la propiedad indican que esta es la segunda venta de una propiedad frente al estadio desde el verano de 2017, y ambas parcelas alcanzaron valores considerables que no hubieran sido posibles sin la llegada pendiente del equipo de fútbol, según algunos desarrolladores.

No se han presentado planes de proyecto para el sitio de Polaris, según el portavoz del Condado de Clark, Dan Kulin, pero Dalesandro dijo que su grupo está contemplando un hotel de 300 habitaciones y alrededor de 50 mil pies cuadrados de espacio comercial.

Él visualiza restaurantes, bares y lugares de entretenimiento que atraerán a la gente antes de los eventos en el estadio, así como a los locales, destacó. Espera comenzar la construcción a fines de 2019.

Kevin Keefer, director de Huntington, no pudo ser contactado para hacer comentarios.

El agente comercial de cotización, Al Barbagallo, propietario de Realty Investment Group, reportó que los posibles compradores eran principalmente desarrolladores de hoteles. Algunas personas querían estar en una lista de espera en caso de que el acuerdo fracasara, destacó.

La venta ascendió a 3.15 mdd por acre, aproximadamente 12 veces el precio promedio de la tierra en el valle este año, según lo informado por Colliers International, cuya cifra no incluye grandes extensiones en el Parque Industrial Apex que se vendieron a precios relativamente bajos.

Cuando se le preguntó si la propiedad Polaris se habría vendido tanto como sin los Raiders, Barbagallo dijo: “Absolutamente no, esa instalación de 2 bdd frente a nosotros es lo que vendió esta propiedad”.

Una empresa llamada Four Way Associates vendió el paquete. Jim Koerwitz, un gerente de la entidad, indicó que su grupo había discutido la venta de la propiedad “por un tiempo” y el momento “simplemente dio resultado”.

Los Raiders adquirieron el sitio de su proyecto en Russell Road e Interstate 15 en la primavera de 2017 y comenzaron la construcción del estadio de 1.8 bdd el noviembre pasado. El equipo de la NFL planea mudarse a Las Vegas desde Oakland, California en 2020.

Unos meses antes de la inauguración del estadio, Global Trust Group adquirió una parcela de 2.5 acres vacante en Hacienda Avenue, justo al norte del sitio del estadio. La propiedad, escondida en parte detrás de un paso elevado, se vendió por $7.25 millones, o $2.9 millones por acre.

Esa tierra permanece vacía. Global Trust no respondió a las solicitudes de comentarios el martes.

El agente de las Vegas, Michael Parks, especialista en hoteles y casinos del Grupo CBRE, añadió que no espera que se construyan muchos hoteles alrededor del estadio. Incluso si la instalación recibiera 40 eventos al año, eso solo llenaría las salas durante una parte del año, detalló.

Parks también dijo que las parcelas al oeste del estadio tienen solo unos cuantos acres cada una, y que si los desarrolladores quisieran hacer un gran proyecto, tendrían que reunir propiedades de diferentes vendedores.

Eso “nunca es fácil” de lograr, agregó, e idealmente, los compradores improvisarían terreno juntos antes de que se anuncie “un gran proyecto catalizador” como un estadio y aumente los precios de venta.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like