90°F
weather icon Partly Cloudy

Ralenkotter hace su aparición inicial en corte por el caso de las tarjetas de regalo de la LVCVA

El retirado director ejecutivo de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA), Rossi Ralenkotter, evitó una orden de arresto y compareció el martes ante el Tribunal de Justicia para enfrentar cargos por delitos graves en el supuesto robo de tarjetas de regalo de Southwest Airlines compradas por la agencia de turismo.

Los fiscales presentaron cargos de delito grave el lunes contra Ralenkotter, dos de sus principales ex ejecutivos y un empleado de Southwest por la malversación de 90 mil dólares en tarjetas de regalo de la aerolínea.

La queja de siete cargos se produce después de una investigación de un año de la LVCVA financiado con impuestos que, según la policía, fue provocado por los reportajes del Review-Journal que revelaron las compras secretas de las tarjetas de regalo. El periódico ha estado investigando el gasto excesivo y la poca responsabilidad de los obsequios al personal y los miembros de la junta de la LVCVA, la mayoría de los cuales ocurrieron durante el mandato de Ralenkotter.

Ralenkotter, de 72 años, una vez uno de los funcionarios públicos más influyentes del estado, compareció ante la jueza de paz de Las Vegas, Letizia Harmony con su nuevo abogado criminal, Tony Sgro. Posteriormente, ambos declinaron hacer comentarios, pero Ralenkotter ha negado previamente haber cometido un delito.

A pedido de Sgro, Harmony suspendió temporalmente la ejecución de la orden de arresto contra Ralenkotter para que pueda hacer los arreglos para ser ingresado en el Centro de Detención del Condado de Clark a través de un procedimiento de “recorrido” y luego ser liberado bajo su propio reconocimiento.

Pero Harmony mantuvo la orden de arresto contra la ex jefa de marketing de Ralenkotter, Cathy Tull, quien no se presentó en la corte. El fiscal adjunto jefe de distrito, Jay P. Raman, le informó a Letizia que no ha tenido conversaciones con el abogado de Tull.

Ralenkotter y Tull, de 52 años, fueron acusados ​​de robo y conducta inapropiada por parte de funcionarios públicos, ambos delitos graves.

Letizia programó una audiencia en dos semanas para establecer una fecha para una audiencia preliminar en función de determinar si Ralenlotter y los demás acusados deberían ser enjuiciados en el Tribunal de Distrito del Condado de Clark.

A otro acusado, Brig Lawson, ex director de asociaciones comerciales de la LVCVA, se le permitió permanecer libre sin fianza. Se enfrenta a cargos de robo, falsificación y uso ilegal de dinero público.

La policía alega que Lawson, de 49 años, instruyó a los empleados de Southwest Airlines a ocultar las compras de tarjetas de regalo en facturas promocionales entre 2012 y 2017. Durante ese tiempo, la LVCVA gastó 200 mil dólares al año en promociones para construir su relación con Southwest, la aerolínea comercial más activa de Las Vegas.

Eric Woodson, de 54 años, un ejecutivo de marketing de Southwest Airlines con sede en Dallas, también fue acusado en la denuncia de robo y falsificación. La queja alega que fue uno de los empleados de la aerolínea que ayudó a Lawson.

Esta es una historia en desarrollo.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.