Reaccionan organizaciones ante pregunta de ciudadanía

El 28 de marzo, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, por medio de su titular Wilbur Ross, dio a conocer la adición de una controvertida pregunta sobre el estatus de ciudadanía en el cuestionario del Censo 2020.

“Este es un ataque directo a nuestras comunidades en un momento en que el clima político intimida y ataca a las familias inmigrantes”, destacó la Coalición de Inmigrantes de Nevada, una de las primeras organizaciones locales en condenar la decisión de agregar la pregunta de ciudadanía al censo 2020.

La adición de esta pregunta solo pondrá en peligro un conteo exitoso y conducirá a ramificaciones, con respecto a la asignación de recursos vitales a rubros como la educación, salud y transporte.

Aunque Wilbur Ross anunció la inclusión, el periódico Kansas City Star publicó que el secretario de ese estado, Kris Kobach, fue el artífice de la medida y destaca que él alentó al primer mandatario para que se agregara la pregunta al censo.

Reaccionan organizaciones locales

Algunas organizaciones locales manifestaron su inconformidad de inmediato, como el Instituto para una Nevada Progresista. “Esta decisión del secretario de comercio Wilbur Ross debería alarmar a los estadounidenses en todas partes. El censo es un mandato de la constitución de los Estados Unidos, y un recuento exacto de la población de nuestro país es fundamental para tomar decisiones sobre políticas y representación para el pueblo estadounidense.

Esta pregunta es un ataque a nuestras comunidades inmigrantes y un intento de socavar una piedra angular crucial de nuestra democracia. Agregar esta pregunta al censo pondrá en peligro la participación, causando recuentos de población inexactos y un aumento del miedo dentro de las comunidades”, compartió, María Teresa Lieberman, subdirectora de la organización.

“Nuestra constitución requiere un recuento completo y exacto de todas las personas que viven en los Estados Unidos, sin importar su estado de ciudadanía”, dijo Geoconda Argüello-Kline, secretaria-tesorera de la Unión Culinaria, dejando claro que “este es un ataque directo contra las poblaciones de inmigrantes y podría perjudicar económicamente a distritos con un número insuficiente de fondos en Nevada y en todo el país”.

Geoconda Argüello-Kline es una líder sindical, con raíces en Nicaragua se convirtió en la primera mujer en dirigir uno de los gremios sindicales más importantes del estado.

La organizadora de PLAN, Erika Castro, acotó: “Estas alarmantes decisiones de preguntar a cada miembro del hogar sobre su estado de ciudadanía solo causará pánico en nuestras comunidades. Llevará a cientos de miles de personas a evitar el censo por temor a ser blanco de la actual administración”.

Castro es estudiante del Colegio del Sur de Nevada y cofundadora de Dream Big Vegas, una organización para jóvenes indocumentados.

“Esta cuestión de ciudadanía, impulsada por la política de una administración que se caracteriza por impulsar una agenda anti-inmigrante, comprometerá la capacidad de la oficina del censo de llevar a cabo un recuento justo y preciso de cada persona que vive en los Estados Unidos, según lo contempla la constitución”, expresó Alicia Contreras, de la organización Mi Familia Vota.

A continuación, la declaración de Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, al respecto:

“Si de suprimir el voto, deshumanizar a los inmigrantes o violar la Constitución se trata, Kris Kobach no puede estar lejos. El rol de Kobach en agregar la pregunta sobre la ciudadanía al censo no debe sorprender a nadie porque avanza tres de sus causas favoritas: atemorizar a las familias inmigrantes; tratar a los inmigrantes como si fueran menos seres humanos; y manipular la balanza de la democracia para minar el poder político de las comunidades diversas…Dada la intensa respuesta negativa y los retos legales a la más reciente iniciativa influenciada por Kobach, esperamos que esta incursión culmine siendo otro miserable fracaso. Por el bien de nuestra democracia, así tiene que ser.”

La comunidad asiática también se solidarizó con las muestras de indignación, Christine Chen, directora ejecutiva del Voto Estadounidense de las Islas Asiáticas y del Pacífico (APIAvote) manifestó que “la pregunta del status de ciudadanía pone en riesgo el resultado del censo, que aunque es estrictamente confidencial, puede generar temor entre las familias donde haya algún inmigrante con distinto estatus y que, por miedo a ser investigado por el gobierno, no llenen las formas correctamente. La pregunta debe ser removida del cuestionario.”

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like