Reacciones locales a tiroteo en Jacksonville

Las reacciones locales tras el tiroteo ocurrido durante un torneo de videojuegos en Jacksonville, no se hicieron esperar. Y es que Las Vegas aún mantiene abierta la herida tras el trágico incidente en el que perdieron la vida 59 personas y 851 resultaran heridas tras la peor masacre en los Estados Unidos, acaecida el primero de octubre de 2017.

De acuerdo a un reporte vertido a los medios de comunicación, al cual El Tiempo tuvo acceso, al menos cuatro personas murieron y 11 resultaron heridas durante un tiroteo masivo ocurrido en un torneo de videojuegos de XBOX realizado en la localidad de Jacksonville, Florida. Entre los muertos se encuentra el atacante –sospechoso-, que aún no es identificado por la policía. Una testigo dijo haber sido informada por un agente policial que el atacante era aparentemente uno de los perdedores del torneo.

El incidente se registró en el bar de juegos GHLF durante un torneo eliminatorio del videojuego Madden 19. Jacksonville es una de las ciudades más grandes de Florida, ubicada en el rincón nororiental del estado.

Aunque la situación parecía estar bajo control, las autoridades recomendaron a los residentes alejarse del vecindario, ubicado en la zona costera de la ciudad. Los equipos tácticos de la policía continuaban inspeccionando las inmediaciones para descartar la posibilidad de un segundo atacante.

A nivel local la organización Battle Born Progress realizó la siguiente declaración: “el tiroteo en Jacksonville, ocurre justamente después del incremento de balaceras mortales en la ciudad, así como del aumento de robo de armas en el noroeste de Las Vegas, los incidentes que involucran uso de armas de fuego se han multiplicado de manera alarmante; por ejemplo, en una escuela del valle y en la tienda Ross Dress for Less”, citó en un comunicado.

“¿Qué tiene que suceder para que los legisladores de nuestra nación finalmente recobren el sentido y hagan algo para prevenir estas tragedias?”, se cuestionó la directora adjunta de Battle Born Progress, María-Teresa Liebermann, agregando las siguientes observaciones: “cada vez más, la violencia con armas de fuego está entrando en lugares donde la gente no esperaría. Disparos masivos en conciertos, escuelas, iglesias y ahora, un torneo de juegos que se transmitió en vivo. Estas tragedias siguen sucediendo y nada cambia”.

Liebermann terminó diciendo que, “pronto nos acercaremos al primer aniversario del tiroteo del 1 de octubre. Ha transcurrido casi un año de la tragedia y no se ha hecho mucho para frenar la epidemia de violencia armada”.

Legisladores federales de Nevada, de ambos partidos, no emitieron declaraciones al respecto a través de sus redes sociales ni mediante comunicados de prensa.

Add Event

You May Like