Realizan vigilia en apoyo a Dream Act y TPS

Son más de 900,000 los jóvenes inmigrantes que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, los cuales se mantuvieron como indocumentados hasta hace cinco años que entró en vigor DACA, programa de acción diferida que les otorgó un permiso de trabajo y una protección contra la deportación.

En septiembre de 2017, el Gobierno Federal anunció la finalización de este programa temporal para el 5 de marzo de 2018, no obstante, se exhortó a los congresistas y senadores federales para aprobar una legislación que proporcione una respuesta final al estatus migratorio de los jóvenes llamados ‘dreamers’.

Ante el ocaso del 2017, cientos de personas de todo el país se movilizaron para presionar al Congreso a tomar una decisión antes del periodo vacacional decembrino, ya que también es el periodo en que se debe aprobar el presupuesto federal para el 2018.

En la Corte Federal de Las Vegas, el miércoles 6 de diciembre decenas de personas realizaron una vigilia pacífica en apoyo a lo que ellos llaman un Dream Act “limpio” y sumarse a las peticiones para que el gobierno mantenga por más tiempo el TPS.

“Vine a Estados Unidos cuando tenía un año y seis meses de edad, ahora tengo 20 años, he estado aquí por toda mi vida, todos mis recuerdos son de Las Vegas, es todo lo que sé. Con mi familia hemos estado aquí por muchos años, mis padres vinieron por una vida mejor para mis hermanos y para mí, voy a seguir peleando para que una reforma migratoria se pase”, dijo Mariana Resendiz, ‘dreamer’ originaria de la Ciudad de México.

Resendiz comentó a El Tiempo que ella pertenece al grupo estudiantil de UNLV ‘UndocuNetwork’, los cuales desde hace algunos meses han solicitado una reunión con el senador Dean Heller para hablar sobre la situación de los ‘dreamers’, sin embargo no han tenido una respuesta favorable para reunirse.

“Mi DACA no expira hasta 2019, pero hay muchas personas que ya lo están perdiendo, 122 personas cada día están perdiendo su DACA… Quiero pedirles (a los legisladores) que sí voten por un Dream Act limpio, no queremos que nos usen a los ‘dreamers’ como objeto para el muro o para que deporten a más personas (refiriéndose a negociaciones políticas)”, sentenció la joven estudiante.

Durante una breve intervención al frente de la multitud, Luz Alba Martínez expresó que sus padres la trajeron a Estados Unidos cuando ella tenía seis años de edad. Posteriormente las circunstancias fueron favorables para ella, ya que logró convertirse en ciudadana, posibilidad que no todas las personas tienen.

“Todos aquí estamos peleando por un Dream Act limpio y cada día cientos de familias son separadas, me dolería si algún día alguien llega a mi casa y me quita a mis padres… Este país es lo único que conozco, y es el único que muchos estudiantes y personas conocen. Si yo regresara a El Salvador no conocería casi nada, no lo recuerdo, he vivido toda mi vida aquí. Así como todavía tengo la oportunidad de vivir mis sueños, estoy peleando para que los demás puedan continuar sus sueños. Estoy peleando por un Dream Act limpio y un TPS, peleamos por unidad”, manifestó Martínez.

Los republicanos han pedido extender el plazo hasta el 22 de diciembre para hallar un consenso con los demócratas.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like