57°F
weather icon Clear

Recuerdan a adolescente asesinado de Las Vegas como una “hermosa alma” en su funeral

Una sonrisa vibrante, una risa contagiosa, una personalidad liviana y divertida.

Así fue recordado Harlee Deborski, de 19 años, del suroeste de Las Vegas, cuando fue enterrado el domingo por la tarde, poco más de una semana después de su muerte.

Deborski y su amigo Timothy Bailey, de 19 años, fueron asesinados a tiros el 3 de agosto en el valle del noroeste.

El sospechoso de disparar, Chance Underwood, de 19 años, fue arrestado el jueves y enfrenta dos cargos de asesinato. Está detenido sin derecho a fianza en el Centro de Detención del Condado de Clark.

“Esto apesta; seamos realistas”, expresó el amigo de la familia Conrad Phillips al inicio de una ceremonia fúnebre en Davis Funeral Homes, ubicado en 6200 S. Eastern Ave. Cientos de amigos y familiares inundaron el centro, ocuparon todos los asientos, se sentaron en el suelo y se apiñaron en los pasillos para celebrar la vida de Deborski.

Su mejor aporte: era una gran persona que amaba como ninguna otra.

“Harlee tuvo un impacto de gran alcance aquí en la Tierra”, dijo su madrastra, Amanda Deborski. “Solo podemos imaginar el impacto que tendrá entre las estrellas”.

Según su madrastra, Harlee se despertaba todas las mañanas con el olor del desayuno que estaba cocinando su padre. Cada mañana, como un mecanismo de reloj, bajaba corriendo las escaleras y saludaba a su padre con: “Buenos días, hermoso (Good morning beautiful). ¿Cómo estas? ¿Qué tipo de bocadillos se andan haciendo?”

“Hello Beautiful” se imprimió en camisetas negras que la mayoría de los invitados entregaron y usaron en el funeral.

El padre de Harlee, Jason Deborski, dijo que su hijo era su mejor amigo. Los dos trabajaron juntos en Nfinite Entertainment, la compañía audiovisual de Jason.

Muchos empleados de la compañía compartieron historias sobre Harlee ascendiendo en los rangos de la compañía, comenzando solo como el hijo del propietario y convirtiéndose en un líder.

Charles Moore señaló que había trabajado con Deborski durante algunos años y admiraba su energía juvenil. Agregó que una de las primeras veces que trabajó con Harlee, usó una plataforma rodante como si fuera un scooter.

“Tuve que hacerlo a un lado y decirle: ‘No niño, no hacemos eso’”, dijo Moore. “Se sintió mal al respecto porque en realidad estaba haciendo el trabajo de una manera más eficiente y simplemente tenía sentido”.

Moore dijo que Harlee siempre estaba tratando de mejorar, pidiendo consejos y críticas. Mencionó que la última vez que los dos trabajaron juntos le hizo algunas críticas a Harlee y este le respondió: “Lo haré mejor, lo prometo. Solo observa”.

Muchos de los compañeros de clase de Harlee compartieron recuerdos, incluyendo haber estudiado juntos para la clase del gobierno, no acudir a la clase de salud y comenzar batallas de rap cuando hacían fogatas, pero el mismo mensaje resonó: Harlee nunca dejó de hacer que las personas se sintieran como en familia.

Scott Hills indicó que no tenía hogar cuando conoció a Harlee cuando iba a la preparatoria.

Relató que fue apuñalado y casi moría dos semanas antes de la graduación y que Harlee fue la persona que más se le acercó para ofrecerle numerosas propuestas de ayuda.

“No merecía esto en absoluto”, opinó Hills. “Me hizo apreciar mi vida más que nunca”.

Jason Deborski planea un velorio para honrar a su hijo y Bailey a las 8 p.m. del lunes en Desert Breeze Park, ubicado en 8275 Spring Mountain Road.

Deborski mencionó que ninguna historia podría resumir todo lo que era su hijo, pero que la ceremonia funeraria mostró cuán amado era Harlee.

“Estaba contento con todo y si alguien se sentía deprimido, siempre se las arreglaba para hacerlos sentir mejor”, concluyó Deborski. “Al mundo le falta una hermosa alma”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.