93°F
weather icon Clear

Recuerdan a pastor de Las Vegas, quien murió en un accidente, como altruista

Los congregantes se alinearon en los bancos el domingo por la mañana en First Christian Church, abrazándose y dándose la bienvenida unos a otros. La música de órgano llenó el espacio de culto, y los ramos de girasoles estaban puestos en ambos lados del altar.

“Los girasoles fueron nuestra flor de bodas”, dijo Sheri Willis después del funeral. “Miro hacia arriba durante la oración y allí están”.

Su esposo, Steve Willis, un pastor principal en la iglesia, 101 S. Rancho Drive, murió el 30 de julio.

Sheri y Steve, ambos de 50 años, estaban celebrando su primer aniversario de bodas cuando su canoa se volcó en un río en Alaska. Los dos decidieron hacer un viaje a Alaska mientras estaban en su último viaje de luna de miel en noviembre.

“Adoraba los mariscos”, agregó Sheri. “Todo se trataba de los mariscos para él”.

La pareja, quienes se conocieron por internet, salieron de Las Vegas el 27 de julio para que Steve pudiera visitar San Francisco por primera vez. Luego se embarcaron en un crucero a Alaska que hizo paradas en Ketchikan, Juneau y Skagway.

“Él reservó todas las excursiones, no tuve voz en ellas”, afirmó Sheri. “Fue simplemente hermoso, incluso el clima. Dijeron que este fue el mejor verano que han tenido en Alaska, estaba soleado, fue el mejor viaje en absoluto”.

Sheri, una maestra de escuela primaria, comentó que su esposo podía hacerla reír incluso cuando estaban frustrados el uno con el otro.

Él era la persona más desinteresada que había conocido, detalló, incluso en sus últimos momentos.

“Me estaba gritando, ‘Sheri llega a la orilla, agarra esa piedra’”, describió Sheri. “Estaba más preocupado por mí, tenemos un nieto que llegará en 40 días, y estaba pensando que tenía que llegar a la orilla para que uno de nosotros pudiera ser abuelo”.

Su bote, que transportaba a 10 personas, volcó alrededor de las 10:30 a.m. Todos los que iban a bordo llevaban chalecos salvavidas, y nueve sobrevivieron.

“Si alguna vez ves una película de supervivencia sobre un avión estrellándose o algo así, así es como fue”, destacó Sheri. “Estábamos todos mojados y con los pies empapados tuvimos que trepar por el espeso bosque de Alaska hasta el helicóptero”.

A Steve le sobreviven sus dos hijos y los tres hijos de Sheri.

En el funeral del domingo, Sheri llevaba el anillo de bodas negro de Steve en una cadena de plata alrededor de su cuello.

“Siempre supe que me amaba porque siempre me ponía primero que todo, e incluso noté eso al final”, dijo.

Steve Willis era más que un pastor en First Christian Church, agregó un feligrés después del funeral del domingo. Era un amigo, un bromista y un atleta de juegos de césped.

“Fue campeón de la iglesia en cornhole”, indicó Erin Jamison, refiriéndose al juego de lanzamiento en sacos de frijoles. “Estábamos hablando el fin de semana antes de que descubriéramos, que alguien tenía que llevarlo abajo en Cornhole. Él era simplemente invencible”.

Jamison también recordó a Willis por su ingenio (compartieron “un millón” de chistes locales), y su habilidad para conectarse con todos.

“Era el tipo de pastor que antes de cada servicio daría la mano a todos para conectarse con ellos y preguntar cómo les iba”.

Gary Slavik, de 60 años, mencionó que él y Willis se hicieron amigos cuando el pastor se mudó a Las Vegas desde Arkansas en 2014.

“Steve era el tipo de persona que no importa si lo conociste durante dos minutos o cinco años, era lo mismo: era tu amigo, de inmediato”.

Ambos se fueron a pescar juntos en Long Beach, California, y compitieron para ver quién podía comer la mayor cantidad de chuletas de cordero en uno de sus restaurantes favoritos, Texas de Brasil. Cuando la esposa de Slavik tuvo un trasplante de corazón en noviembre de 2016, Willis dejó todo para estar con ellos en el hospital durante una semana.

“Era el tipo de hombre que siempre estaba allí”, expresó Slavik. “No importa a qué hora del día o de la noche, ni por ninguna otra razón, si dices: ‘Steve, te necesito’, él estaría allí.

“Él fue de esa manera con toda la congregación, daba tanto de sí mismo, fue desinteresado. Perdimos a un mejor amigo”.

Willis, la iglesia celebra el Miércoles de Ceniza

En febrero, los miembros de Willis y First Christian celebraron el Miércoles de Ceniza marcando las frentes de los visitantes de Fremont Street en el centro de Las Vegas.

“La mayoría de las veces que Jesús interactuó con sus seguidores y seguidores potenciales, él estaba entre la gente donde estaban”, explicó Willis al Review-Journal.

Willis discute la iglesia y deberes pastorales

En 2016, Willis habló con Rachel Aston, del Review-Journal, sobre su trabajo como pastor principal en First Christian Church y el papel de la iglesia en Las Vegas.

Dijo que usa el humor en sus mensajes en el letrero exterior de la iglesia para llamar la atención y atraer nuevos feligreses.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.