Recuerdan el legado de Bunker por sus obras

Richard Bunker tenía lo que se necesitaba para ser de alto perfil: poder, buena apariencia, una forma articulada de hablar, pero dejó que su trabajo hablara por él.

“Donde estaba, sabía que estaba haciendo todo lo posible, sin mucha fanfarria”, comentó el lunes el ex senador Harry Reid.

Durante más de cuatro décadas, Bunker formó al sur de Nevada como líder en sus sectores públicos y privados. Murió el domingo por la mañana a los 85 años, tres semanas después de ser diagnosticado con un tumor cerebral, según su hijo, Morgan Bunker.

Bunker, un nevadense de cuarta generación, era conocido por evitar ser el centro de atención pese a dirigir el Condado de Clark, la Comisión del Río Colorado y la Asociación de Hoteles de Nevada en diferentes puntos de su carrera.

“Richard hizo que las cosas sucedieran tranquilamente”, explicó Jan Jones Blackhurst, ejecutivo de Caesars Entertainment Corp., con sede en Las Vegas. “Era un hombre detrás de cámaras, no era uno de esos que se ponía de pie y alardeaba sobre ‘a dónde queríamos llegar’, él nos llevaba a la meta sin hablarlo”.

Bunker ya era venerado en la política de Nevada cuando comenzó a cabildear para ser presidente de la Asociación de Hoteles de Nevada en 1990. Billy Vassiliadis, de 62 años, cabildero y director ejecutivo de R&R Partners, lo recordó como un personaje de gran influencia y una actitud alegre en los pasillos de La Legislatura.

“Tenía este tipo de exterior fuerte, pero mientras tanto podía ser igual de divertido y travieso”, describió Vassiliadis. “Realmente tenía un enfoque tan completo de la vida”.

Sorprendente movimiento

Bunker sorprendió a muchos en 1997 cuando convenció a ejecutivos de casinos de que apoyaran un proyecto de ley histórico que incluía un aumento de impuestos a habitaciones que financiaría la construcción de escuelas públicas, señaló Vassiliadis.

“Eso fue en pocas palabras Bunker”, agregó Vassiliadis. “Ya sea que se tratara de agua, escuelas o caminos, esas cosas que él consideraba servicios del sur de Nevada, vitales para mejorar la calidad de vida y la solidez económica de esta comunidad, eran su centro”.

Dos décadas antes, Bunker estuvo en desacuerdo con los hombres que controlaban los juegos en Las Vegas: la mafia.

Después de que el Gobernador Robert List lo nombrara presidente de la Junta de Control de Juegos del estado en 1979, Bunker ayudó a calmar la polémica relación de la junta con la Comisión de Juegos de Nevada.

Bunker y Harry Reid, quienes en ese momento presidían la comisión de juegos, ayudaron a controlar el sector de los casinos de las manos del crimen organizado.

“Creo que fue realmente instrumental en establecer un tono de juego como algo de lo que Nevada podría estar orgulloso”, añadió Reid. “Avanzamos y espero que haya sido de naturaleza duradera”.

Bunker era incansable y enfocado en su trabajo, afirmó Reid.

“Si tenía un problema, puedo apostar lo que fuera a que no saldría de algún lugar hasta resolverlo, de una manera u otra”.

Un mentor para Mulroy

Reid y otros afirman que una parte integral del legado de Bunker fue haber descubierto a Pat Mulroy, quien sirvió en una creciente metrópolis del desierto durante más de 25 años como gerente general del Distrito de Agua del Valle de Las Vegas y la Autoridad de Agua del Sur de Nevada.

Cuando era gerente del Condado de Clark, Bunker contrató a Mulroy para su equipo. En 1989, la obligó a solicitar el puesto de gerente general del distrito de agua, pese a dudas sobre si ella podía hacer el trabajo.

“Richard siempre fue el individuo que te daba la confianza para hacer algo cuando no la tenías necesariamente”, confesó Mulroy de 56 años.

Los dos a menudo trabajaron juntos una vez que Bunker se convirtió en el presidente de la Comisión del Río Colorado en Nevada en 1997 y Mulroy mencionó que permanecieron cercanos después de que su ex jefe se retirara en 2010.

“Cuando las cosas se pusieron difíciles, cuando me frustraba o necesitaba un consejo, me dirigía a Richard”, reveló.

El ejecutivo de larga data en la industria de juegos, Mike Sloan, residente de Las Vegas desde 1952, concluyó que también buscaba consejos de Bunker a menudo.

“Trató de ayudar a otras personas”, recalcó Sloan, vicepresidente senior de relaciones gubernamentales de Ferttita Entertainment. “Creo que eso es probablemente lo que diría que caracteriza al Richard Bunker que conocí, que siempre estuvo allí”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like