90°F
weather icon Partly Cloudy

Regresa el Congreso de su receso de agosto, planean tratar con la crisis de armas

WASHINGTON — El Congreso regresa esta semana con una lista llena de elementos “imprescindibles” que incluyen aprobar proyectos de ley de gastos para mantener al gobierno financiado y abordar la legislación sobre armas, que adquirió mayor importancia después de tres tiroteos masivos el mes pasado.

El presidente Donald Trump dijo que los funcionarios de la administración han estado trabajando con los legisladores durante el receso para mejorar la legislación de verificación de antecedentes, aunque no se ha presentado ninguna propuesta específica antes del regreso de la Cámara y el Senado.

Walmart, la escena de una masacre en El Paso, Texas, en la que murieron 22 personas, le escribió a los líderes de la Cámara de Representantes y del Senado notificándoles que la compañía minorista dejará de vender algunas armas y municiones.

Kroger y Walgreens se han unido a Walmart para pedirle a la gente que no lleve abiertamente armas de fuego en sus tiendas.

Pero mientras el sector privado se mueve con medidas de armas, los políticos continúan discutiendo sobre la mejor manera de abordar el creciente número de muertes por tiroteos masivos en el país.

Después de los recientes tiroteos, Trump habló de la necesidad de fortalecer las verificaciones de antecedentes y restringir el acceso a las armas, así como a los dispositivos que aceleran la velocidad de disparos, incluidos los automatizadores.

El presidente había dado instrucciones al Departamento de Justicia para que emitiera nuevas regulaciones sobre los automatizadores luego del tiroteo en Las Vegas el 1º de octubre de 2017. El gobierno federal las prohibió a partir del 26 de marzo.

Pero Trump no se ha comprometido con los detalles que involucran la legislación sobre armas de fuego después de un mes de carnicerías, con dos tiroteos masivos en Texas y uno en Ohio.

“Estamos en el proceso de tratar con demócratas y republicanos, y hay un gran paquete de cosas que serán presentadas por muchas personas diferentes”, notificó Trump la semana pasada.

“En los últimos cinco, seis o siete años, no importa cuán fuerte sea la verificación de antecedentes, no habrían detenido nada de esto”, le confesó Trump a los periodistas.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, le mencionó a una estación conservadora de radio la semana pasada que no presentaría la legislación sobre armas al Senado sin el respaldo del presidente.

En cambio, un portavoz de McConnell dijo que el Senado trabajará en proyectos de ley de asignaciones y continuará con la confirmación de los funcionarios de la administración de Trump y los candidatos judiciales.

En la Cámara, el presidente del Comité Judicial, Jerry Nadler, demócrata por California, aseveró que adoptará una legislación para prohibir los cartuchos de municiones de alta capacidad, que se utilizaron en tiroteos masivos recientes.

La representante Dina Titus, demócrata por Nevada, fue una de los cuatro miembros de la Cámara que presentó la Ley “Keep Americans Safe”, que prohibiría los cartuchos de municiones de alta capacidad, como los utilizados en el tiroteo masivo de Las Vegas, que dejó a 58 muertos y cientos de heridos.

“Prohibirlos salvará vidas”, afirmó Titus.

Pese a la reciente serie de tiroteos y la presión del público sobre los legisladores y los funcionarios electos para que actúen, parece poco probable que se prohíban los cartuchos o los fusiles semiautomáticos.

Además de los comentarios de McConnell a los presentadores de radio conservadores, el líder mayoritario se ha negado a aceptar los proyectos de ley aprobados por la Cámara, principalmente a lo largo de líneas partidistas, para fortalecer las verificaciones de antecedentes.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.