Residentes locales del valle piden al Presidente Obama tomar acción

Una nueva manifestación pacífica se realizó en las inmediaciones del Centro Federal de Detención de Las Vegas con la finalidad de solicitar al Presidente Barack Obama el proporcionar algún alivio administrativo y honrar a aquellas familias que han perdido a algún integrante debido a las deportaciones.

“Este edificio fue comisionado por los encargados de inmigración, los planes son para tener detenidas aquí a las personas que son indocumentadas, cuando este edificio se termine nuestros familiares van a estar ahí dentro, no queremos que pase este año sin que el Presidente Obama tome una acción para nuestras familias” comentó Astrid Silva, integrante de ‘PLAN’.

Durante la vigilia, los asistentes mostraron pancartas solicitando poner un alto a las deportaciones para evitar tener más familias separadas, también encendieron velas blancas como signo de una esperanza que mantienen para una posible ley mandataria que beneficie a la comunidad indocumentada.

“Estamos muy decepcionados porque nuestro pueblo no votó. Ese voto era lo más importante para lograr tener a los políticos contables y poder saber lo que hicieron o no hicieron, recordemos que el presidente nos prometió algo y no lo cumplió, por eso es importante que la gente tome acción, registre a sus amigos a votar, y explique la importancia de votar. Vamos a seguir exigiéndole al presidente que tome una acción porque él dijo que después de las elecciones actuaría. Se ha comprometido con varias fechas pero esto ya tiene que parar”, aseguró Astrid Silva.

Las personas reunidas se mostraron muy participativas ya que la mayoría de ellas decidieron tomar el micrófono y compartir sus experiencias con los presentes. Hispanos que fueron separados de sus padres, una madre de familia que no ve a su hija desde hace más de 22 años ya que decidió venir a este país con la finalidad de proporcionarle una mejor solvencia económica, entre otras fueron los asistentes a la vigilia.

“Llegué a los 2 años de edad, ahora tengo 20. Desde que cumplí los 16 años de edad mis papás me han ido informando de mi situación. Siempre he sabido que soy ilegal, pero me comenzó a afectar más al cumplir los 16 años. Me gané una beca para ir al colegio después de que terminé mi segundo año en la escuela secundaria, pero me negaron el acceso al colegio por no tener seguro social. Desde ese momento yo le pregunté a mi familia porque no tenía seguro social, qué significaba ser ilegal y fue en ese momento cuando me explicaron en detalle que no tenía estatus legal en Estados Unidos y que no podía trabajar”, cuenta una de las presentes en la vigilia.

“Desde los 16 años mi familia me ha comentado que la única forma de ser legal aquí es casándome, a esa edad que te digan que te tienes que casar o no vas a poder estar aquí porque te van a querer deportar es difícil, no sé nada de vivir en México. Me dijeron que el plan era que yo me casara, y de esa manera, una vez yo arreglara mi estatus podría pedirlos y arreglar el estatus de ellos, eso me ha limitado porque pienso que no tengo derecho de casarme con alguien que amo si no es ciudadano”, mencionó Rosa Castro quien compartió su experiencia con el periódico El Tiempo. Estos fueron algunos de los acudientes que quisieron compartir su historia con nuestros lectores. Son muchos los hispanos que están esperando una acción por parte del Presidente Obama. Sin embargo, es importante aclarar que aun cuando ya terminaron la elecciones, el presidente aún no se ha expresado sobre las decisiones a tomar en cuanto a una reforma migratoria.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like