Retan a los niños a pasar “Un verano sin soda”

En un esfuerzo más para ayudar a combatir la obesidad y las “enfermedades de adultos” que ahora también afectan a los niños, el Distrito de Salud del Sur de Nevada (SNHD por sus siglas en inglés) inició su campaña “El reto de un verano sin soda”, -a partir del 4 de junio hasta el 13 de agosto- en un esfuerzo para ayudar a los niños a disminuir o dejar de tomar líquidos endulzados, como sodas, jugos y otras bebidas procesadas.

“Esta campaña es una manera decontribuir a la lucha contra el sobrepeso, la obesidad y enfermedades como la diabetes que ya padecen los niños”, afirmó Gail Muñiz, promotora de salud del SNHD. En conversación con este semanario remarcó que el esfuerzo de “un verano sin sodas” es importante cuando vemos que se trata de informar y ayudar a los pequeños y a sus familias a lidiar con problemas de salud, que están ligados a la alimentación y a las costumbres como beber refrescos todos los días.

Muñiz refirió que “las tasas de obesidad en los Estados Unidos han aumentado, en especial en niños de edad escolar. En las últimas cuatro décadas, las tasas de obesidad entre los niños en edad pre-escolar entre las edades de 2 a 5 años casi se han quintuplicado, del 4 al 19 por ciento”.

Nuestra campaña se sustenta en información nacional, dijo Muñiz, según la cual “Las bebidas azucaradas son la mayor fuente de ingesta de azúcar en los niños estadounidenses, y como sabemos, esto está asociado a la obesidad”, indicó Sohyun Park, epidemióloga de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) especializada en el tema.

Además, consumir altas cantidades de azúcar que se digieren rápidamente y jarabe de maíz alto en fructosa produce un aumento de azúcar e insulina, lo que puede llevar a la inflamación y resistencia a la insulina, lo cual puede llevar a consecuencias tales como aumentar el riesgo de accidentes cerebrovasculares, enfermedades del corazón, diabetes, obesidad y cáncer.

A la pregunta de cuál es la situación de los niños hispanos del Sur de Nevada, Muñiz dijo no disponer de información tan detallada pero que la población hispana local estaría dentro de lo que sucede en la nación, con este dato:

“Según el estudio “Sugary Drink Facts 2014” de Yale Rudd Center for Food Policy &Obesity, los niños hispanos son uno de los principales blancos de la publicidad de las compañías de refrescos, que en el 2013 gastaron 866 millones de dólares para promocionar bebidas poco saludables”.

Nuestra campaña “El reto un verano sin soda”, es una manera de informar sobre un problema que tenemos en nuestra comunidad, con respecto a la salud de nuestros niños.

Además también ofrecemos ayuda práctica para bajar el consumo de bebidas endulzantes o dejar de consumirlas. Es mucho mejor tomar agua o bebidas naturales preparadas en casa, donde podemos medir el azúcar.

La funcionaria hizo un llamado a los padres de familia para que se informen y acepten el reto junto con sus hijos, y retomó información del SNHD: La recomendación de consumo son 50 gramos de azúcares para los adultos y 37 gramos para los niños por día. Las bebidas gaseosas regulares y jugos tienen en promedio entre 36 a 44 gramos de azúcar por lata de 12 onzas, que son de 9 a 11 cucharaditas de azúcar. ¡Piense un poco lo que bebe!

Gail Muñiz es parte de la Oficina de Promoción de la Salud y Prevención de Enfermedades Crónicas, del SNHD. Para mayor información puede comunicarse al teléfono 702- 759-1262 o ingresar a la página web

www.vivasaludable.org

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like