Revelan terribles imágenes de inmigrantes hacinados en centros de detención

Fotografías publicadas por un diario en Texas muestran la manera en que mantienen hacinados a niños y adultos en cárceles de inmigración, la situación se debe a que los Centros Penitenciarios no dan abasto debido al elevado número de personas detenidas.

Analistas indican que debido a la crisis económica y de seguridad en países centroamericanos, por primera vez la cifra de inmigrantes que intentan cruzar la frontera, será mayor que la de los mexicanos.

Las imágenes fueron obtenidas por el diario local Breitbart Texas y muestran que las condiciones en las que se encuentran recluidos los indocumentados son pésimas, los centros de detención no pueden albergar a más personas.

La experta en migración y frontera, Sylvia Longmire señala que “debido a las deterioradas condiciones económicas y de seguridad de los países centroamericanos de los que proviene la mayoría de los niños y adultos inmigrantes, es difícil entender cómo es que el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) no vio esto venir”.

Longmire señala que “la tendencia en el incremento de cruces al sur de Texas y lejos de Arizona es más que obvia; la tendencia de centroamericanos superando en número a los migrantes mexicanos también ha sido obvia”.

Señaló que “sería aún peor pensar que el DSN sabía que esto ocurriría, pero no tenía los recursos o la habilidad para pasar a través de la barrera burocrática y prepararse más rápidamente”.

La Patrulla Fronteriza estaría investigando quién tomó las imágenes

Los resultados de esta mala administración, apuntó, “son las miles de personas viviendo en condiciones inhumanas por periodos indeterminados de tiempo, así como agentes fronterizos exhaustos y centros de control sobrepasados”.

Declaró que la solución improvisada de la administración del presidente Barack Obama ha sido “enviar a una buena parte de estos inmigrantes, muchos de los cuales están débiles, emocionalmente vulnerables, enfermos y confundidos, a sectores tan lejanos como el condado de San Diego en California y liberarlos sin ninguna otra obligación que presentarse a una audiencia en un plazo de 15 días”.

Muchos de ellos, asegura, se darán a la fuga y jamás se presentarán a esas audiencias, “mientras que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas seguramente no tendrá el tiempo ni los recursos necesarios para ir a buscarlos”.

Add Event

You May Like