Rompen récord en homicidios Henderson y North Las Vegas en 2018

Cada vez que Sydney Harris se mira en el espejo, ve a su hijo de 16 años viéndola fijamente.

Tenían la misma sonrisa, nariz y ojos.

inline-smallLaMadre Harris with his mother, Sydney Harris (Sydney Harris)

“Parecíamos idénticos, así que no puedo quitarme su sonrisa de la cabeza”, dijo la semana pasada, casi dos meses después de que su hijo, LaMadre Harris, fuera asesinado a tiros en North Las Vegas. “Realmente ya no sonrío sabiendo que me parezco a él, no tengo nada de qué sonreír”.

El asesinato de LaMadre el 13 de noviembre es ilustrativo de una serie de actos de violencia contra jóvenes que sacudieron North Las Vegas el año pasado, cuando la policía de la ciudad investigó un total récord de 36 homicidios.

Henderson también vio un número récord de homicidios el año pasado. La segunda ciudad más grande de Nevada tuvo 16 asesinatos, en comparación con 10 del año anterior y nueve en 2016.

A lo largo del año, el Review-Journal realizó un seguimiento de todas las investigaciones de homicidios realizadas por la policía de Las Vegas, North Las Vegas y Henderson, incluidos tiroteos mortales por parte de oficiales, tiroteos accidentales y casos de defensa personal. En 2018, de acuerdo con los registros del periódico, un total de 212 muertes ocurrieron en esas jurisdicciones.

Mientras que los homicidios alcanzaron una alta marca de agua en los suburbios, el Departamento de Policía Metropolitana, que supervisa la ciudad de Las Vegas y el Condado de Clark no incorporado, investigó 160 homicidios el año pasado, una cifra récord de 171 en 2017. Ese número no incluye a las 58 víctimas asesinadas el 1 de octubre de 2017, en el festival de música Route 91 Harvest.

La disminución de homicidios del año pasado fue la primera para el departamento desde 2012.

Entre los casos de la Policía Metropolitana de 2018 se encontraban una serie de homicidios a manos de miembros de la MS-13, el asesinato de dos turistas vietnamitas en el Circus Circus, una serie de asesinatos a personas sin hogar y la muerte de una gerente de un salón de uñas asesinada por una manicura de $35.

El teniente de homicidios de la policía, Ray Spencer, detalló que estaba demasiado ocupado con las investigaciones la semana pasada para comentar sobre las estadísticas del departamento.

Violencia familiar en Henderson

La violencia doméstica impulsó los números de homicidios el año pasado en Henderson. Casi la mitad de los 16 asesinatos allí provinieron de violencia doméstica, y todos los involucrados asesinatos-suicidios, según los registros de Review-Journal.

“Ese es un número particularmente preocupante para nosotros”, comentó la semana pasada el teniente Kirk Moore, de la oficina de información pública, en una entrevista con el periódico.

Ese número es un recordatorio escalofriante de que la violencia doméstica no discrimina, incluso en Henderson, que siempre se ha considerado como una de las ciudades más seguras de la nación.

“La violencia de pareja no está aislada de ningún grupo económico, de género, racial, étnico, cultural o religioso en particular”, dijo Rita Hayes, profesora de justicia penal en el campus de Henderson de la Universidad del Sur de Nevada. “Se puede encontrar en relaciones del sexo opuesto o relaciones entre personas del mismo sexo”.

Dos casos de este tipo ocurrieron a pocas horas de diferencia del 20 de septiembre.

Alrededor de las 7:30 de la tarde, la policía fue convocada a una comunidad cerrada de Henderson para investigar los informes de un tiroteo. Cuando los oficiales llegaron, una nube de humo se elevó en el cielo sobre 1146 Paradise Garden Drive. En el interior, cuatro personas estaban muertas.

Selina Rowsell, una madre de 34 años, y sus dos hijos, Avi Franco, de 5 años, y Arias Franco, de 15 años, habían recibido un disparo del padre de Avi, Michael Franco, de 27 años, antes de que él se disparara.

Luego, justo antes de la medianoche, los agentes encontraron a Nicole Barker, de 42 años, muerta a causa de una herida de bala y Antoine Hartwell, de 39 años, con una herida de bala autoinfligida en la cabeza dentro de su casa cerca de Robindale Road y Eastern Avenue.

Moore dijo que el departamento tiene un programa de defensa de la víctima, y ​​que la policía trata de ser proactiva al buscar a los que se consideran en riesgo basándose en las llamadas anteriores al servicio, pero los agentes también revisarán cada informe de violencia doméstica para ver si no detectaron ninguna señal.

Sin embargo, agregó, en los casos relacionados con el hogar el año pasado, ninguno tuvo llamadas de disturbios domésticos previas.

“Hablando con los vecinos, todo el mundo está sorprendido porque no había indicadores”, señaló.

Entre otros factores, Moore añadió que un aumento en la población del valle podría estar contribuyendo al aumento de homicidios en los últimos tres años.

“Donde hay uno, es demasiado”, afirmó Moore. “Así que nuestro objetivo es prevenirlos a todos, si podemos”.

Henderson también ha reasignado a sus oficiales de la unidad de resolución de problemas para patrullar, informó Moore. Agregó que el departamento ha enfatizado la visibilidad en un esfuerzo por disuadir el crimen, así como lo que llamó un proceso de rendición de cuentas para ayudar a evaluar las tendencias del crimen.

Víctimas jóvenes en North Las Vegas

Antes de 2018, el número récord de investigaciones de homicidios en North Las Vegas era 33 en 2007.

El año pasado, 17 de los 36 homicidios ocurrieron de septiembre a diciembre, un período plagado de tiroteos que cobraron la vida de seis personas de 19 años y menores.

En la mitad de esas muertes, los sospechosos identificados tampoco tenían la edad suficiente para comprar alcohol legalmente.

En una entrevista la semana pasada, la jefa de policía de North Las Vegas, Pamela Ojeda, reconoció que esos sospechosos “probablemente no recibieron esas armas por medios legales”.

Pero, destacó que está trabajando en el lanzamiento de un programa este año en el que el Departamento de Policía proporcionará cajas fuertes para armas a la comunidad para ayudar a garantizar que las armas no terminen en las manos equivocadas.

La víctima más joven fue Angelina Erives, de 11 años, quien fue asesinada el 1 de noviembre en un fallido disparo de represalia de una pandilla que apuntaba a la casa equivocada en Courtney Michelle Street.

Menos de dos semanas después, LaMadre fue asesinado a poco más de una milla de la casa de Angelina.

En respuesta, el departamento intensificó las patrullas en el área y Ojeda argumentó que desde entonces ha agregado más oficiales a la unidad de resolución de problemas del departamento, que describió como un “equipo de bomberos”.

“Cuando ven un incendio en un punto caliente, entran allí, usan todos los recursos disponibles, lo limpian y pasan al siguiente”, dijo.

Los oficiales en esa unidad también están ahora en uniformes completos y en patrullas marcadas.

Desde la muerte de LaMadre, Indya Willis, de 17 años, y Kwavon’tia Thomas, de 18, han muerto en North Las Vegas en dos tiroteos no relacionados.

Harris expresó que saber de cada nueva muerte es como revivir el asesinato de su propio hijo.

“Simplemente me trae tantos recuerdos”, mencionó. “Lo siento por esas madres, nadie debería tener que enterrar a su hijo”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like