Rusia acusa a Estados Unidos de matar a soldados sirios en un ataque al Estado Islámico

Rusia acusó a Estados Unidos de defender al Estado Islámico por un bombardeo contra posiciones militares sirias y que dejó, según militares rusos, 62 soldados muertos y alrededor de un centenar de heridos. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, citando a fuentes militares, habla de al menos 30 militares sirios muertos.

“Solicitamos una explicación completa y detallada de Washington, y debe hacerlo ante el Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo Maria Zajarova, portavoz del Ministerio ruso de Relaciones Exteriores, desde Moscú.

El mencionado bombardeo golpeó una posición del Ejército sirio en el este de aquel país, cerca de la localidad de Deir Ezzor. Según un comunicado del ejército ruso, esa zona está controlada por los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

“Si antes teníamos la sospecha de que el Frente al Nusra es protegido, ahora, después del bombardeo de hoy contra el Ejército sirio llegamos a una terrible conclusión para todo el mundo: la Casa Blanca está defendiendo al EI”, agregó Zajarova.

“Estos ataques –añadió la portavoz rusa- ponen en peligro todo lo que la comunidad internacional ha hecho hasta el momento” para lograr la paz en Siria. Zajarova acusó además a EEUU de ser “simplemente incapaz de respetar su compromiso”, para diferenciar entre yihadistas y rebeldes sirios en la aplicación del alto el fuego vigente desde el lunes pasado.

Derivado de lo anterior y por petición de Rusia, esta noche se reúnen de urgencia los 15 miembros del máximo órgano de decisiones de la ONU para mantener una ronda de consultas en torno a estos últimos acontecimientos, anunció la presidencia del Consejo que este mes preside Nueva Zelanda.

La posición del Pentágono

Por otro lado, un alto funcionario del gobierno estadounidense, citado por la agencia Efe, aseguró que el presidente estadounidense Barack Obama expresó su pesar por la pérdida “no intencional” de vidas en el ataque de la coalición, además de que añadió que “Estados Unidos continuará cumpliendo con el cese de las hostilidades a medida que continuamos la acción militar contra el Estado Islámico y Al Qaeda.

Más temprano, el Pentágono admitió la posibilidad de que la coalición bombardeara por error a las fuerzas sirias. Si este incidente se confirma, constituiría el primer ataque directo del que se tenga conocimiento contra las fuerzas del presidente Bashar Assad.

El Mando Central de Estados Unidos aseguró en un comunicado que la operación fue suspendida de inmediato “cuando autoridades rusas informaron a funcionarios de la coalición que posiblemente el personal y los vehículos atacados pertenecían a las fuerzas militares sirias”.

“Las fuerzas de la coalición no atacarían intencionalmente a una unidad militar siria conocida (…) La coalición revisará este ataque y las circunstancias que lo rodean para ver si pueden aprenderse algunas lecciones”, concluye el comunicado del Pentágono.

“La terca resistencia de EEUU”

“Hoy, entre las 17:00 y las 17:50 hora de Moscú, aviones de guerra de la coalición internacional contra el Estado Islámico (dos F16 y dos A10) llevaron a cabo cuatro ataques cerca del aeropuerto de Deir ez-Zor para alcanzar a las fuerzas gubernamentales sirias”, señaló el general Igor Konashenkov.

“Si ese ataque fue causado por un error de localización del objetivo, entonces es una consecuencia directa de la terca resistencia de Estados Unidos a coordinar con Rusia sus acciones contra los grupos terroristas que operan en Siria”, señaló.

De acuerdo a la explicación de Konashenkov, los aviones de la coalición entraron en el espacio aéreo sirio desde el lado de la frontera sirio-iraquí. Añadió que las fuerzas sirias que fueron atacadas estaban rodeadas por “grupos terroristas del EI”.

“Inmediatamente después del ataque aéreo, militantes del EI comenzaron una ofensiva y tienen lugar combates cerca del aeródromo donde hace tiempo que se lanzó con paracaídas ayuda humanitaria para ayudar a la población local”, señaló.

Fuentes militares citadas por las agencias rusas aseguraron que horas después del bombardeo de la coalición el Ejército sirio recuperó el control de sus posiciones.

Cabe recordar que el bombardeo se produjo en el penúltimo día de la tregua alcanzada por mediación de Washington y Moscú el pasado 9 de septiembre. De este modo, podría asestarle a la frágil tregua un golpe demoledor.

La cesación de las hostilidades, que no se aplica a ataques contra el Estado Islámico, ha sido objeto de controversia entre Moscú y Washington, que se acusan mutuamente de no respetarla cabalmente.

Por otro lado, el gobierno de Bashar Assad considera a todas las fuerzas que lo combaten como “terroristas” y desde hace tiempo ha acusado a Estados Unidos y a otros sectores de respaldar a extremistas.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like