Se brindó reconocimiento a maestros del CCSD

La Fundación Rogers, es una organización no lucrativa que otorga becas a estudiantes, y da estímulos económicos a maestros del Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD). A principios de mayo tuvieron la segunda edición de estos reconocimientos, en los que se otorgó un monto de $5 mil dólares a 20 profesores entre 900 finalistas.

El Smith Center sirvió como escenario, donde se llevó a cabo la ceremonia Heart of Education, en la que de entre los 20 premiados, se encuentra un hispano. El reconocido hispano de apellido López, se desempeña como maestro de biología en la preparatoria Chaparral. Éste mismo comparte su historia con muchos de sus alumnos, ya que él y su familia son inmigrantes de Chihuahua y llegaron en busca de una oportunidad a este país.

Fue la segunda nominación para el maestro Sergio López, el año anterior no pasó la primera ronda de eliminación, sin embargo en la edición 2017, sus alumnos lo nominaron de nuevo y en esta ocasión fue elegido entre los 20 maestros que recibieron el estímulo monetario para continuar con su labor educativa.

López recibió a El Tiempo en su salón de clases, dentro de la preparatoria Chaparral, y en exclusiva dijo, “llevo 18 años en la docencia, yo estudié en la Universidad de El Paso, Texas, fui a la primaria y secundaría en ciudad Juárez, nos venímos a Estados Unidos cuando tenía 13 años de edad”.

La nominación es secreta, pero un par de estudiantes le confesaron que lo habían hecho. El participante tiene que hacer un escrito con su hoja de vida, en donde explica su trabajo y por qué debería ser considerado ganador. López cumplió con todos los requisitos y terminó el proceso, sin imaginarse que entre los miles de maestros del CCSD sería uno de los 20 finalistas.

López hace su trabajo sin esperar nada a cambio, “trabajo en Chaparral porque la mayoría de los alumnos son hispanos. Muchos de ellos no tienen un ejemplo positivo, y yo soy como ellos, mi historia es muy similar; fui criado por un matrimonio divorciado, emigré a otro país. Sé que puedo hacer una diferencia aquí y que puedo ayudarles. Es mejor un gracias que cualquier otro premio”.

Según cuenta López, el dinero no trae ese tipo de satisfacciones, como lo trae recibir una carta de uno de sus alumnos agradeciéndole las enseñanzas y tiempo extra dedicado a su persona, “el trabajar con jóvenes, a veces piensas que nadie te está haciendo caso, pero cuando hablo independientemente con cada uno de ellos, veo como repiten lo que les digo, que no se den por vencidos bajo ninguna circunstancia”, les dice a sus alumnos.

Como maestro, es él quien enseña. Sin embargo, López, también está dispuesto a aprender de sus alumnos, el siente la empatía de cómo ellos sobre-llevan sus situaciones fuera de la escuela, con padres y amistades, es un desafío de la vida para muchos de sus alumnos el terminar su preparatoria, hay que salir del ciclo de pobreza y eso solamente se logra mediante el estudio, enfatiza el maestro de Chaparral.

“Aprenden a aceptar su realidad de pobreza y vivir en medio de problemas, para salir de ese círculo, solo se lgora con la escuela, no necesariamente tiene que ser un título universitario; pueden aprender un oficio corto, como mecánico o enfermería”, López les aconseja a sus alumnos.

Por su parte Beberly Rogers, directora de la Fundación Rogers, explicó por qué el interés en los profesores del CCSD y brindarles este apoyo, “hay que celebrar a nuestros maestros, debemos de retener y tener a los mejores, además de jóvenes que se interesen por ser educadores, sabemos que hay poco reconocimiento para ellos (maestros)”.

“Los maestros, son individualmente responsables de crear el futuro del mundo, inspirar y hacer crecer a nuestros hijos, no hay nada a cambio, más que una satisfacción personal”, dijo Rogers a este medio.

El maestro López organiza un viaje a Costa Rica cada año con sus alumnos, muchos de ellos de bajos recursos, si desea cooperar patrocinando a un estudiante comuníquese al

702-569-1070 o lopezsa1@nv.ccsd.net

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like