Sigue la lucha contra la epidemia por abuso de opioides

La Legislatura de Nevada durante el año 2017, aprobó la Ley AB 474, misma que el gobernador del estado, Brian Sandoval, firmó para que entrara en vigencia a partir de enero del presente año, lo que, como cualquier otra, generó confusión y temores entre los médicos autorizados a prescribir recetas médicas que incluyen sustancias controladas y medicinas conocidas como opioides.

Esta ley va dirigida a todo aquel que tiene la “licencia para escribir una receta médica de consumo humano”, prácticamente cualquier médico familiar o con alguna especialidad y en su texto “excluye a veterinarios”, incluye de igual forma a las farmacias que también deben de cooperar en reportar lo que surten a los pacientes.

“Se necesita un balance entre un tratamiento médico para aliviar un dolor o enfermedad y evitar al mismo tiempo que no se cause una adicción”, dijo el médico especialista en Control del Dolor y Anestesiólogo, Daniel Burkhead, miembro de la Sociedad Médica del Condado Clark (CCMS, por sus siglas en inglés), quien ha sido vínculo entre doctores y legisladores.

Una receta médica debe ser capturada a una nueva base de datos denominada Programa de Monitoreo Estatal de Prescripciones, para ser instalado en una clínica, los médicos que trabajan en la misma, ya sea pequeño negocio o un hospital grande, deben de acreditar el curso “La prescripción de opioides y su adicción”.

Son varias las dependencias que están trabajando conforme a esta ley, además de los doctores e inclusive pacientes que “son informados de la adicción que puede crear un medicamento y su responsabilidad”, las Asociación Médica del Estado de Nevada y la Sociedad Médica del Condado Clark, están al día en la aplicación y resolviendo las dudas de los doctores.

“Hay un antes y un después de la Ley AB 474, al ser implementada fue una confusión con los doctores, la CCMS explicó cómo nos afecta la ley en la práctica, las sociedades médicas están trabajando en los cursos para certificarnos, asistimos a ‘town hall meetings’ (asambleas comunitarias) a juntas para resolver dudas de parte de los legisladores”, explicó Burkhead.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos del Estado de Nevada dio los cursos previamente sobre la ley, “ahora con el tiempo que la ley lleva en función, puedo decir que todo va fluyendo en los requerimientos de las recetas a los pacientes, el Comité de examinación a médicos de parte del gobierno, está al pendiente de que se aplique al pie de su letra”, dijo Burkhead.

Otro de los puntos más trascendentes de esta ley es que se debe de reportar una sobredosis, “los opioides son adictivos, no hay discusión en eso, es una responsabilidad muy grande recetarlos, misma para el paciente, ojalá una ley como esta tenga un impacto, se debe de incluir a toda la sociedad en educarnos sobre esto”, consideró el doctor.

La receta médica debe de incluir “los días que son necesarios el consumo del medicamento, la cantidad de la sustancia controlada y la máxima dosis autorizada y el horario que se debe de tomar el medicamento. El doctor debe de conseguir exhaustivamente el historial médico del paciente con otros doctores y farmacias”, dice parte de la Ley AB 474.

“Si el doctor sospecha que el paciente está obteniendo el medicamento para otro propósito debe de reportarlo y la persona será ‘boletinada’ en la base de datos, previa investigación…el mal uso de la base de datos para alterar un expediente también será sujeto a una investigación que puede resolverse en una sanción a los doctores”, explica la ley.

Del lado del gobierno, el asambleísta del Distrito 3, Nelson Araujo, fue uno de los que votó por el “sí” para la creación de la Ley AB474, “todos reconocemos que hay una epidemia de problemas con el abuso de opioides, el acceso a estas drogas debe ser solamente a las personas que los necesitan y debemos prevenir a la comunidad”, dijo.

La ley fue de un consenso bipartidista para la comunidad nevadense estar protegida, “los riesgos de un abuso y una adicción pueden iniciar por el tratamiento médico, de nuestra parte como políticos el poner de nuestra parte era hacer algo con nuestros recursos como lo es la ley, la epidemia de abuso no se detiene en un día, pero se tenía que dar este paso”, dijo el asambleísta.

Las investigaciones son conducidas y, en su caso, las sanciones a los doctores son emitidas por la Junta de Farmacias de Nevada (Nevada State Board of Pharmacy).

La ley AB 474 tuvo 41 votos de 42 a favor en la Asamblea; 21 votos a favor de 22 en el Senado y finalmente fue aprobada por el gobernador.

Los reportes de sobredosis, por parte de pacientes a los doctores se hacen directamente al Departamento de Salud y Servicios Humanos del gobierno de Nevada.

Los doctores están expuestos a una suspensión, revocación de licencia de practicante, multa y acción disciplinaria en el incumplimiento de la ley.