Se cuestiona el rol del grupo Pro-policial en un caso de un oficial de Las Vegas

A través de las repetidas explosiones de un Taser, un Tashii Brown desarmado le dijo a un oficial de policía de Las Vegas que cooperaría con sus órdenes afuera de un complejo del Strip.

La pistola paralizante crepitó siete veces, afirmó el Departamento de Policía Metropolitana (LVMPD). Luego llegaron los golpes a la cabeza de Brown, y el estrangulamiento que duró más de un minuto.

El oficial, Kenneth Lopera, se retiró después del encuentro. Brown perdió su vida.

Fiscales del Condado de Clark presentaron cargos contra Lopera el año pasado, pero ahora el caso está en manos de un gran jurado al que se le ha pedido que considere un informe del Force Science Institute, un grupo de investigación con sede en Minnesota que no puede precisar cuándo lo hizo y no al lado de la policía.

“Si Force Science es el único que presenta, eso es un mazo cargado”, señaló el profesor de la Universidad de Carolina del Sur, Geoff Alpert, quien ha estudiado el uso de la fuerza por parte de la policía durante más de 25 años.

El instituto dice que está comprometido a estudiar cómo las personas reaccionan y toman decisiones en situaciones que se desarrollan rápidamente, pero la investigación del grupo ha sido criticada por expertos y defensores de los derechos civiles.

“No hay mucha ciencia”, dijo Alpert.

Lance LoRusso, un abogado que radica en Georgia y ex agente de policía que trabaja con Force Science, mencionó que el grupo hace una investigación revisada por pares y es imparcial.

“Son más parciales en la búsqueda de la verdad”, agregó.

El fiscal de distrito del Condado de Clark, Steve Wolfson, mencionó que la ley le impide hablar sobre lo que se le presenta a un gran jurado. Él no respondería preguntas sobre el caso.

“No creo que ningún oficial de policía se levante por la mañana y diga: ‘Quiero salir y matar a alguien hoy’”, argumentó Wolfson al consejo editorial del Las Vegas Review-Journal en mayo. “Ese oficial reaccionó de la mejor manera que pudo, pero en mi opinión cruzó la línea y cometió crímenes”.

Todavía no está claro si la oficina del fiscal del distrito conoce la reputación y el historial de Force Science, puntualizó Gary Peck, un defensor de derechos civiles de Nevada que ha sido un crítico vocal de la policía.

“Pero sería sorprendente si no estuvieran al tanto de lo que hace Force Science, cómo lo hace y las opiniones de todo tipo de profesionales con respecto a todo eso”, anunció Peck.

Causa de la muerte

Brown, un residente de Las Vegas de 40 años, murió el 14 de mayo de 2017 por asfixia debido a la restricción física que le aplicó el oficial, señaló la oficina forense del Condado de Clark. El uso de metanfetamina y un corazón hinchado contribuyeron a su muerte, por lo que la oficina forense dictaminó que era un homicidio.

Steve Grammas, presidente del sindicato que representa a los oficiales de base de la Policía Metropolitana, mencionó que los fiscales enviaron el caso a Force Science luego de que los abogados de Lopera trajeron médicos que desafiaron la causa oficial de la muerte. Un representante de Force Science también testificó en nombre de Lopera, dijo Grammas. La unión representa a Lopera en su caso criminal.

Grammas agregó que la defensa argumentó que el corazón afectado y el uso de drogas de Brown, junto con la totalidad del evento, causaron su muerte.

Lopera le dijo a la policía que pensaba que Brown estaba tratando de robar un camión antes de usar su Taser. LVMPD luego reportó que Brown estaba tratando de sacar las sondas Taser de su espalda. Brown no habría enfrentado ningún cargo criminal si hubiera sobrevivido, señaló LVMPD.

El caso y otros influyeron en la política de uso de la fuerza de la policía el año pasado. Una llave física aprobada por el departamento se reclasificó de un uso de fuerza de bajo nivel a uno intermedio o mortal. La policía detalló que Lopera usó una llave estranguladora no aprobada en el encuentro.

Los fiscales acusaron a Lopera de homicidio involuntario y opresión de raza de color alrededor de un mes después del encuentro. Un gran jurado analizó el caso en marzo, señaló Grammas.

Randi McGinn, un abogado que radica en Nuevo México que fue nombrado fiscal especial en un tiroteo mortal en 2014, mencionó que las muertes por uso de fuerza física policial dejan a los fiscales de distrito (District Attorneys – DA), que dependen en gran medida de la policía para construir casos, en una posición incómoda.

McGinn argumentó exitosamente que la mayoría del testimonio del fundador de Force Science, Bill Lewinski, fuera excluido del caso, que terminó con un jurado colgado.

“Los DA, políticamente, no quieren enjuiciar a los agentes de policía”, aseguró.

Pero llevar esos casos a un gran jurado puede ser problemático para el público porque todo se lleva a cabo en secreto, destacó.

Lewinski y su instituto, sin embargo, dan una salida a abogados en posiciones políticamente inconvenientes, según McGinn.

“Se lo envías porque sabes de antemano cuál es el resultado”, dijo. “Él va a decir que está justificado”.

Los repetidos intentos de comunicarse con Lewinski no tuvieron éxito.

Reputación a favor de la policía

El instituto ha tomado cientos de casos para su revisión a lo largo de los años, pero LoRusso comentó que no tiene conocimiento de ningún caso en el que Force Science haya testificado contra un oficial.

Jeff Noble, un testigo experto con casi 30 años de experiencia policial en California, dijo que Force Science podría ser disuadido de testificar contra oficiales porque vende clases a la policía.

LVMPD envía a sus investigadores de uso de la fuerza a las clases de Ciencias de la Fuerza, detalló el vocero policial Jay Rivera. LoRusso mencionó que las clases del grupo atraen entre 4 y 5 mil estudiantes anualmente. Un curso de cinco días está programado para noviembre en Henderson, y la colegiatura es de mil 500 dólares por estudiante.

“Puede haber algo en lo que él está vendiendo”, criticó Noble. “Estoy dispuesto a conceder eso. Simplemente creo que la ciencia debería ser más rigurosa”.

LoRusso se enojó con quienes critican a Force Science por no testificar contra la policía, calificando la crítica de “amateur”. Dijo que un abogado que buscaba tomar un caso contra la policía no presentaría Force Science como testigo si el grupo no brindaba una opinión que fue útil para el caso.

Pero Peck agregó que el récord de Force Science habla por sí mismo.

“Es el registro que explica por qué la reputación de Force Science está establecida y le precede”, anunció.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like