83°F
weather icon Clear

Se descarta motivo de discriminación tras el tiroteo en Dayton, continúa como un misterio

DAYTON, Ohio — La policía trabajó el lunes para determinar por qué un hombre armado de 24 años mató a nueve personas, incluida su hermana, en un tiroteo durante el fin de semana en una popular zona de vida nocturna en Dayton, Ohio.

Connor Betts, que llevaba una máscara y una armadura corporal cuando abrió fuego en el bullicioso distrito de Oregon la madrugada del domingo, contaba con un nivel de armamento que era “fundamentalmente problemático”, declaró el jefe de policía de Dayton, Richard Biehl.

Betts estaba armado con un rifle estilo AR 15, y si todos los cartuchos que tenía con él hubieran estado llenos (lo cual no ha sido confirmado) habría tenido un máximo de 250 rondas, detalló Biehl.

Su alboroto fue el segundo tiroteo masivo en los Estados Unidos durante el fin de semana, que dejó un total de 31 muertos y más de 50 heridos.

11 permanecen en hospitales de Ohio

En Ohio, más de 30 personas sufrieron heridas, incluidas al menos 14 con heridas de bala y otras que resultaron del mismo modo a causa del alboroto cuando las personas huyeron, anunciaron funcionarios de la ciudad.

Once personas permanecieron hospitalizadas el lunes, notificó el jefe de bomberos de Dayton, Jeffrey Payne.

Todavía se desconoce si Betts tenía como objetivo a a alguna de las víctimas en específico, incluida su hermana de 22 años, Megan, la menor de las fallecidas.

“Parece desafiar la credibilidad de que le dispararía a su propia hermana, pero también es difícil creer que no reconoció que era su hermana, por lo que simplemente no lo sabemos”, añadió Biehl.

Mientras que el hombre armado era blanco y seis de los nueve muertos eran afroamericanos, la policía dijo que la rapidez del alboroto hizo improbable cualquier discriminación en el tiroteo. Todo sucedió en 30 segundos, antes de que agentes de policía estacionados cerca le dispararan fatalmente a Betts.

Demasiado temprano para conocer el motivo, afirma jefe

Cualquier intento de sugerir un motivo tan temprano en la investigación sería irresponsable, comentó el jefe de policía.

El video de vigilancia compartido por la policía, mostró que los oficiales le dispararon a Betts en la entrada de la puerta, impidiéndole entrar en un bar donde algunas personas se refugiaron cuando el caos estalló el domingo por la mañana.

Si hubiera entrado en el bar, el resultado habría sido “catastrófico”, expresó Biehl.

Anthony Reynolds, de 31 años, mencionó que el primer disparo “sonó como una especie de eco debido a los edificios. Después, fue más rápido y rápido, la gente comenzó a caer”.

El gobernador de Ohio, Mike DeWine, visitó la escena el domingo y solicitó que los encargados de formular políticas ahora deben considerar: “¿Hay algo que podamos hacer en el futuro para asegurarnos de que algo como esto no suceda?”

Cientos se expresan

Pero horas después, cientos de personas, en su mayoría adultos jóvenes, se pararon hombro con hombro el domingo por la noche en un velorio y expresaron su frustración ante el gobernador republicano, interrumpiéndolo con cánticos de “¡Haz un cambio!” y “¡Haz algo!” hablando sobre las víctimas.

“La gente está enojada y molesta. Deberían estarlo”, afirmó Jennifer Alfrey, de 24 años, de Middletown, quien agregó que no estaba de acuerdo con interrumpir el velorio, pero entendió por qué tantos lo hicieron.

La alcaldesa Nan Whaley, una demócrata, manifestó que habría tiempo más tarde para abordar los problemas de política e imploró a la multitud que honrara a las víctimas.

Whaley señaló en una conferencia de prensa que la ciudad todavía se estaba recuperando de los tornados que azotaron el oeste de Ohio a fines de mayo, destruyendo y dañando cientos de hogares y negocios.

“Lo que realmente pasa por mi mente es que parece completamente prevenible”, demandó. “¿Cuándo será suficiente?”

Los dos senadores estadounidenses de Ohio visitaron la escena del tiroteo masivo. El senador demócrata Sherrod Brown argumentó que responder con pensamientos y oraciones no es suficiente y que se necesitan leyes de seguridad de armas más fuertes. El senador republicano Rob Portman, incluyó que la discusión debe incluir no solo cambios en las políticas, sino también cuestiones como el apoyo a la salud mental.

Nada criminal en el fondo

La policía enfatizó que no había nada en los antecedentes de Betts que le hubiera impedido comprar el rifle que modificó y usó en el tiroteo. Añadieron que también encontraron una escopeta en su automóvil.

Las autoridades identificaron a los otros muertos como Mónica Brickhouse, de 39 años; Nicholas Cumer, 25; Derrick Fudge, 57; Thomas McNichols, 25; Lois Oglesby, 27; Saeed Saleh, 38; Logan Turner, 30; y Beatrice N. Warren-Curtis, 36.

Al menos 15 personas conocidas por haber sido tratadas por lesiones habían sido liberadas, según funcionarios de la ciudad. Algunos sufrieron múltiples heridas de bala y otros resultaron heridos mientras huían, informaron funcionarios del hospital.

Han surgido relatos conflictivos del tirador.

Para algunos, Betts era conocido como un tipo amigable que a veces se detenía a tomar una cerveza o dos en un bar al sureste de Dayton en Bellbrook, a poca distancia de su casa.

El barman Andy Baker describió que Betts estuvo en Romer’s Bar & Grill el lunes pasado y parecía estar bien. Otro cliente, Mike Kern, dijo que a veces jugaba trivia en Romer’s con Betts, que era bueno para las respuestas sobre los eventos actuales y la cultura pop y era “el tipo de niño que querrías como hijo”.

“Nunca lo escuché hablar sobre violencia, decir una palabra racista, ni nada de eso”, indicó Kern.

Tenía una “lista de objetivos a matar” y una “lista para violaciones”

Pero sus compañeros de preparatoria reportaron que fue suspendido por compilar una “lista de objetivos” a los que quería matar y una “lista de violaciones” de chicas que quería agredir sexualmente.

Ambos ex compañeros de clase le informaron a The Associated Press que Betts fue suspendido durante su tercer año en la preparatoria suburbana de Bellbrook después de que se encontró una lista garabateada en el baño de la escuela. Eso siguió a una suspensión anterior después de que Betts llegó a la escuela con una lista de estudiantes a las que quería agredir sexualmente, según los dos compañeros de clase, un hombre y una mujer que ahora tienen 24 años y hablaron bajo condición de anonimato por preocupación que podrían enfrentar acoso.

La mujer, una ex porrista, recalcó que realmente no conocía a Betts y se sorprendió cuando un oficial de policía llamó a su teléfono celular durante su primer año para decirle que su nombre estaba incluido en una lista de posibles objetivos.

“El oficial dijo que no estaría en la escuela por un tiempo”, agregó. “Pero después de un tiempo, regresó caminando por los pasillos. No nos dieron ninguna advertencia de que regresaría a la escuela”.

Las escuelas solo confirman asistencia

Los funcionarios de las Escuelas Bellbrook-Sugarcreek declinaron hacer comentarios sobre estos relatos, solo confirmando que Betts asistió a las escuelas del distrito.

El jefe de policía de Bellbrook, Doug Doherty, señaló que él y sus oficiales no habían tenido contacto previo con Betts y que no conocían ningún historial de violencia, incluso durante preparatoria. El jefe de policía de Sugarcreek Township, Michael Brown, indicó que no sabía acerca de una lista y que el departamento estaba sacando los registros de Betts, aunque señaló que algunos pudieron haber sido eliminados.

Betts no tenía antecedentes penales aparentes como adulto. Si hubiera sido acusado como un menor, eso normalmente estaría sellado bajo la ley estatal.

El tiroteo en Ohio se produjo horas después de que un joven abriera fuego en una concurrida zona comercial de El Paso, Texas, dejando 22 muertos y más de dos docenas de heridos. Apenas unos días antes, el 28 de julio, un joven de 19 años disparó y mató a tres personas, incluidos dos niños, en el Festival de Ajo de Gilroy en el norte de California.

El tiroteo del domingo en Dayton es el asesinato número 22 en masa de 2019 en EU, según la base de datos de asesinatos en masa de AP/USA Today/Northeastern University que rastrea los homicidios donde cuatro o más personas fueron asesinadas, sin incluir al delincuente. Los 20 asesinatos en masa en los Estados Unidos en 2019 que precedieron este fin de semana cobraron 96 vidas.

Trump no ofreció detalles

El presidente Donald Trump afirmó el lunes que quería que Washington “se uniera” en la legislación que proporciona “fuertes verificaciones de antecedentes” para los usuarios de armas, pero no proporcionó detalles y las medidas previas de control de armas han languidecido en el Senado controlado por los republicanos.

Trump, quien hará comentarios a la nación más tarde el lunes, tuiteó sobre los tiroteos del fin de semana: “Nunca podremos olvidarlos, y a aquellos que sucedieron antes”.

La Cámara dirigida por los demócratas aprobó un proyecto de ley de control de armas que incluye soluciones al sistema de verificación de antecedentes de armas de fuego de la nación, pero ha languidecido en el Senado.

Trump sugirió que un proyecto de ley de verificación de antecedentes podría combinarse con su esfuerzo largamente buscado para fortalecer el sistema de inmigración de la nación. No explicó cómo.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.