70°F
weather icon Clear

Se necesitarán 600 policías nuevos en 3 años

Durante noviembre del año 2011, el diario Las Vegas Review Journal, publicó un reportaje titulado “Varios tiroteos de la Policía de Las Vegas pudieron ser evitados”. En el que se revelaron estadísticas antes de ese año, que causaron revuelo nacional, hasta captar la atención de Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La entidad encargada de hacer 75 recomendaciones al Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD, por sus siglas en inglés), fue Servicios Comunitarios Orientados a la Policía (COPS, por sus siglas en inglés), subdivisión del mismo Departamento de Justicia de Estados Unidos, lo que concluyó con el reconocimiento de 25 tiroteos no necesarios de LVMPD.

El miércoles 25, en las instalaciones del Museo de la Mafia, en el centro de esta ciudad, se realizó un debate entre integrantes de distintas agencias policiacas, participaron: la capitana de LVMPD, Kelly McMahill, la directora del Instituto de Crimen y Justicia de Boston, Christine Cole, el consejero de seguridad de la NFL, Greg McCurdy y un representante de la comunidad, José Solorio.

El evento en el museo se tituló “Cómo Las Vegas se convirtió en un modelo nacional de reforma policiaca”.

El debate inició con la mención de que, en noviembre del 2011, eran 11 tiroteos involucrados a la Policía con víctimas mortales y con un mes por terminar el año, el mismo diario reportó que “desde enero de 1990, 142 resultaron muertas en tiroteos de la Policía”, de acuerdo con documentos de consulta pública”.

El promedio que un oficial accionaba su arma de fuego durante el 2011 era de 17 ocasiones, sólo por debajo de uniformados en Houston y Chicago, ciudades mucho más grandes que Las Vegas, e inclusive se superó a Denver y Seattle en tiroteos.

“Fue a partir del 2011 que Metro se decidió a cambiar desde lo más básico, se regresaron a los policías a las aulas de clases, se implementó el programa Colaboración de Reformas Progresivas, se recibió capacitación de la Policía de Los Ángeles y COPS, se transparentó la información, hay un cambio cultural y los agentes son una nueva generación actualmente”, explicó McMahill.

“Parte de los cambios visibles de LVMPD es la utilización de cámaras de video en el cuerpo (recomendación de COPS en 2011), cuyas grabaciones pueden ser solicitadas públicamente, por supuesto que si ese video está en investigación se reserva el derecho de la confidencialidad, hasta que pueda ser publicado o visto por un solicitante,” agregó.

Por el crecimiento actual de Las Vegas, North Las Vegas y Henderson, la capitana calcula que se requieren de, por lo menos, 600 policías para los próximos 3 años y esta generación ya debe ser completamente moderna y acostumbrada a la convivencia con la comunidad, en programas como el Primer Martes, Academia de Policía para Ciudadanos, Programa de Voluntarios, entre otros.

Por su parte Cole, dijo, “ningún policía quiere accionar el gatillo de su pistola, saben que la vida cambia al matar a alguien, un policía está protegiendo su vida, pero por delante está la integridad de las personas que debe proteger y, eso, es lo que se espera de ellos”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.