84°F
weather icon Partly Cloudy

Se preocupa el Condado de Lincoln por los atascos de tránsito y se prepara para la “Invasión a Área 51”

Preparándose para lo desconocido.

Ese plan de juego suena apropiado para la gran cantidad de personas programadas a acudir a la “Invasión a Área 51” con la esperanza de ver formas de vida extraterrestres, pero para los funcionarios que se espera mantengan sin problemas la funcionalidad de la localidad durante un posible evento a gran escala, no es lo ideal.

El evento original, “Invasión a Área 51”, comenzó como una broma en Facebook, pero se ha transformado en una propuesta de celebración de tres días. Todavía se desconoce cuántas personas asistirán.

Funcionarios del Departamento de Emergencias Estatal se reunieron con funcionarios del Condado de Lincoln la semana pasada para trazar un plan tentativo para manejar la afluencia de entusiastas de los ovnis en dos eventos aprobados por el condado: Alienstock del 20 al 22 de septiembre en Rachel y Storm Area 51 Basecamp Experience del 20 al 21 de septiembre en el Alien Research Center en Hiko.

Un punto importante de las celebraciones del fin de semana es el transporte y la forma en que el público llegará y se trasladará a los distintos sitios.

Equipos del Departamento de Transporte de Nevada (NDOT) formarán parte principalmente como apoyo, con los agentes de la Patrulla de Carreteras de Nevada (NHP, por su sigla en inglés) manejando el control del tránsito. El NDOT cerrará las carreteras que consideren necesarias, según Mike Yates, ingeniero de distrito asistente del departamento.

Aunque los cierres de carreteras asociados con el fin de semana son poco probables, el NDOT trabajará para difundir cualquier noticia que surja, incluso a través de su oficina de información pública y señales de mensajería permanente y móvil.

“Estamos realizando una puesta en escena de dispositivos de control de tráfico para tenerlos allí”, indicó Yates. “Estamos poniendo a nuestro equipo de mantenimiento en el Condado de Lincoln en espera, lo que significa que podemos llamarlos en cualquier momento. Haremos lo que podamos”.

El NDOT solicitó a los funcionarios del Condado de Lincoln que soliciten a los planificadores de los eventos que soliciten permisos de ocupación temporales, lo que le daría al departamento una mejor idea de lo que están lidiando en términos de asistencia y automovilistas esperados.

“Veremos si hay algún impacto y luego les pediremos (a los promotores) que los mitiguen”, determinó Yates. “Hasta que veamos cuáles son sus planes, no sabremos cuáles son los impactos”.

Ya que el Condado de Lincoln no está acostumbrado a que miles de personas se presenten a la vez, estar preparado para responder con los recursos adecuados es fundamental, anunció Yates.

“Si contamos a 20 mil personas pero se trasladan alrededor durante los tres días, el impacto de tránsito realmente no sería un impacto”, puntualizó. “Si esas 20 mil llegan dentro de una hora al mismo tiempo, entonces el impacto sí es masivo”.

Según Yates, se establecerá un centro de operaciones en el Condado de Lincoln donde los funcionarios estatales y del condado pueden trabajar juntos para responder a cualquier problema que requiera atención.

El evento le costará al estado y al condado ya que pagarán horas extras a sus empleados para trabajar en el área.

“Ya estamos planeando que nuestros muchachos tengan tiempo extra”, enfatizó. “Ya existe un proceso de contabilidad para poder rastrear todos los costos asociados con esto, de ahí se remite a la División de Emergencias Estatal”.

Además de preocuparse de que alguien realmente intente irrumpir en Área 51, los funcionarios están preocupados de que el evento pueda convertirse en otro Burning Man, expresó Yates.

“Burning Man tardó mucho tiempo en llegar a estar acorde a requisitos de salud pública y el tráfico era al menos tolerable”, argumentó. “Este podría ser el primer año de otro Burning Man”.

Circunvalación 215 (Beltway) y Losee

Las rampas de entrada y salida en 215 Beltway y Losee Road cerraron la semana pasada y así permanecerán por tres meses.

Los cierres son necesarios mientras los equipos de trabajo reconfiguran la intersección con la nueva carretera abierta allí, anunció el Condado de Clark la semana pasada.

El tránsito en 215 Beltway no se verá afectado por el cierre debido a una nueva sección de carretera que corre debajo de Losee.

Los conductores que usualmente entran o salen en Losee deben usar las intersecciones en North 5th Street o Pecos Road durante la construcción.

Losee estará cerrada al tráfico hacia el norte en Deer Springs Way durante la construcción, ya que la 215 es la única carretera de conexión al norte de allí. La salida de Lamb Road para los conductores que se dirigen hacia el oeste por la 215 también está cerrada.

El trabajo es parte del proyecto de mejora de Northern Beltway, que transformará la 215 Beltway en una autopista completa desde North 5th Street hasta las vías del ferrocarril Union Pacific al oeste de Range Road.

El proyecto presenta nuevas intersecciones y puentes en Losee, Pecos y Lamb, además de nuevas medianas, iluminación de mástil alto e instalaciones de drenaje.

Se espera que la construcción concluya en 2020.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.