Se realizó protesta contra el racismo en la Torre Trump

La resonancia de los hechos acontecidos en Charlostville, Virginia, siguen haciendo eco por todo el país, incluyendo Nevada y sus principales ciudades Reno y Las Vegas no son la excepción, con una protesta en ambas poblaciones, acordada el 23 de agosto, fecha en la que el presidente Donald Trump visitó precisamente el norte de Nevada.

En Las Vegas, la coalición de organizaciones activistas United We Stand, que incluye a All Shades United, La Iglesia Negra de Derechos Humanos y Our Revolution Nevada. Se reunieron a las afueras del hotel Torre Trump, del lado de la acera del centro comercial Fashion Show Mall, ante un operativo de la Policía Metro, que incluyó patrullas, caballeriza y motorizados.

Si bien no eran más de 40 personas las que asistieron a la convocatoria de la protesta, número fácilmente superado por los policías, la actividad no tuvo acontecimientos fuera de control que reportar, ya que los activistas se contuvieron a ocupar la banqueta del lado de las tiendas, y el tráfico vehicular se limitó a un solo automóvil en cada sentido a la vez.

Con las consignas: “el poder es de la gente, el poder no es de Trump”, “unidos venceremos, unidos seguiremos”, la idea era brindar apoyo a las víctimas del racismo en Charlostville y para el jugador profesional de fútbol americano Colin Kaepernick, actualmente desempleado y graduado de la Universidad de Nevada, unidad Reno (UNR).

Es de dominio popular el acto de protesta que Colin Kaepernick manifestaba en cada partido de los 49s de San Francisco, su anterior equipo, quién durante la entonación del himno nacional, el jugador permaneció arrodillado en señal de protesta por los acontecimientos de racismo en contra de la comunidad afroamericana. Y a pesar de haber disputado un Super Bowl, se encuentra sin equipo para la temporada 2017-18.

El señor Stretch Sanders, líder de la protesta, en entrevista con El Tiempo, dijo, “no queremos que algo como lo que pasó en Charlostville o el desempleo de Kaepernick siga sucediendo, ambos son reflejo de un racismo que esta multiplicándose en el país, le está sucediendo a una figura pública, imagínate lo que puede suceder con alguien común del pueblo”.

“Con este gobierno presidencial, se siente una opresión para personas que son de la minoría como hispanos, asiáticos y afro americanos, inclusive tenemos representantes de la raza caucásica que nos apoyan y entienden esta situación, no hay excepciones con una víctima de un acto de racismo”. Prosiguió Sanders, de 22 años de edad.

Sobre el operativo policiaco, Sanders consideró que hizo uso de su libertad de expresión y estar en contra del gobierno del presidente Trump no es motivo para sentirse intimidado o provocar un arresto, que en caso de que sucediera sería una muestra de que su labor como activista está dando resultado.

Jake Marko, representante de Our Revolution Nevada, dijo que su organización es progresista en temas de política, “la violencia y el racismo son actos cotidianos en este país, así ha sido por generaciones, Las Vegas tiene una gran diversidad étnica, tal vez hemos estado exentos de estas situaciones, pero hay que alzar la voz por otros estados”.

La protesta inició a las 5:00 de la tarde, y se disolvió poco a poco hasta las 7:00 de la noche. Por parte de la Policía Metro, no accedieron a realizar un comentario para este medio de comunicación.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like