Sepulta alud un hotel en Italia; 30 desaparecidos

PENNE, Italia (AP) — Los socorristas debieron esquiar el jueves para llegar a un hotel spa de cuatro estrellas que quedó sepultado por una avalancha de nieve ocurrida la víspera en el centro de Italia, una zona afectada por sismos recientes. No se han encontrado señales de vida de unas 30 personas que se cree que están atrapadas. Hasta el momento han sido localizados tres cadáveres y solo se sabe de dos sobrevivientes.

Mientras vehículos de rescate trataban de llegar al hotel Rigopiano, crecían las críticas por la respuesta ante cuatro sismos -uno de ellos de magnitud 5,7- y días de inusuales nevadas que han cubierto la región de blanco. Han surgido relatos de huéspedes que desde el miércoles enviaron mensajes de auxilio a socorristas y amigos y al menos un intento de encender una alarma durante varias horas.

“Ayuda, estamos muriendo de frío”, escribió una pareja a los socorristas, de acuerdo con la agencia de noticias ANSA.

Giampiero Parete, un chef que vacacionaba en el hotel, llamó a su jefa por teléfono cuando ocurrió la tragedia y le dijo que enviara ayuda porque su esposa Adriana y dos hijos, Ludovica y Gianfilippo, quedaron sepultados por la avalancha. Parete había salido del hotel por medicinas para su esposa y por eso sobrevivió.

Su patrona, Quintino Marcella dijo a The Associated Press, que Parete llamó a la policía pero no le creyeron. “En la prefectura de Pescara le dijeron que no era verdad porque todo estaba bien en el hotel”.

Marcella dice que él insistió y llamó a los números de emergencia hasta que alguien por fin lo tomó en serio y enviaron a los equipos alrededor de las 8 de la noche, más de dos horas después.

Cuando los socorristas llegaron el jueves, encontraron solo a dos personas vivas: Parete y otro huésped, Fabio Salzetta.

Salzetta, envió un mensaje diciendo que había escapado con un empleado de mantenimiento pero que había otras personas atrapadas en el interior. “No puedo ver nada, solo una pared de hielo frente a mí”.

Al menos 30 personas estaban desaparecidas, dijeron las autoridades. Hasta el jueves por la tarde sólo habían sacado un cadáver.

El primer ministro Paolo Gentiloni llegó al mediodía a las oficinas de protección civil en el área buscando desviar las críticas a los esfuerzos de rescate y pidió a las autoridades a redoblar esfuerzos para alcanzar a las personas aisladas por los sismos y la nieve, que en algunos lugares ha alcanzado hasta 2 metros (6 pies).

El alud cubrió el edificio de tres pisos en la región central de Abruzzo el miércoles por la noche, según medios italianos. El hotel se encuentra a unos 45 kilómetros (30 millas) de la ciudad costera de Pescara.

Los rescatistas de montaña llegaron esquiando al hotel en torno a las 4:00 de la madrugada, según SKY TG24. La televisora dijo que por el momento se había evacuado a una víctima.

Imágenes de video mostraban a rescatistas cavando con palas a través de un muro de nieve y al menos un hombre al que se evacuaba por el camino ya despejado.

Una ambulancia se quedó bloqueada a varios kilómetros del hotel, según SKY, que también dijo que la nevada había sido tan copiosa que las topadoras tenían problemas para despejar el camino al hotel. El establecimiento era un hotel balneario de cuatro estrellas.

Otras imágenes de video difundidas mostraban a rescatistas entrando en el hotel, donde pilas de nieve y escombros habían caído por las escaleras hasta el vestíbulo. El alud derribó los muros exteriores del edificio y en la grabación de los rescatistas se veía nieve sucia y escombros amontonados en los pasillos del hotel. El video no tenía sonido.

Nadie respondió a los llamados de rescatistas para localizar a sobrevivientes, dijo ANSA citando a los funcionarios.

Se desconoce la hora a la que ocurrió la avalancha. Tras el primer terremoto del miércoles, el hotel afirmó en su página de Facebook que sus líneas de teléfono habían quedado fuera de servicio alrededor de las 9 de la mañana. Se desconoce si lo sismos causaron la avalancha.

Marcella, dueña de un restaurante en la costa cercana, dijo que recibió la llamada de Parete, su chef, alrededor de las 5:30 de la tarde.

La empresa había compartido varias fotos de las últimas nevadas, indicando que se trataba de “un martes de ensueño. La nieve nos está dando imágenes espectaculares”. El hotel afirmó a sus huéspedes que las carreteras aún estaban practicables en automóvil pero requerían neumáticos de nieve o cadenas.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like